Conoce a… Henar Arranz, médica residente en el Centro de Salud Mental de Segovia: “Los secretos de la mente se abordan en España aún desde el miedo y el desconcierto”

0
701

Son muchos los centros especializados que tratan con enfermos psiquiátricos en las distintas Comunidades Autónomas pero existen numerosos problemas, que van desde la implicación de la familias hasta la mentalización del paciente y de la propia sociedad en la que vive, a los que todavía hay que hacer frente. Henar Arranz García, médica residente en el Centro de Salud Mental de Segovia, propone algunas soluciones para conseguirlo.
Tras conocerse el caso de una joven canadiense que estaba de baja por depresión, el tema de la psiquiatría vuelve a ser noticia en los medios. Aunque a decir verdad, siempre lo es aunque no se haga eco de la misma. En el caso de esta chica, su supuesta depresión ha llevado a su seguro médico a retirarle los pagos, después de que los inspectores del mismo hayan encontrado en la red social Facebook unas fotos en las que la titular no parecía estar muy afectada por su problema. Pero independientemente de que se den casos como estos, existen muchas personas afectadas por problemas psicológicos y psiquiátricos.

Según la etimología griega la psiquiatría es “la medicina del alma”. Henar Arranz reconoce que esto fue lo que le atrajo principalmente cuando decidió dedicarse a esta ciencia: “Yo empecé la carrera de Medicina con la intención de especializarme en psiquiatría, es una parte de la Medicina distinta a las demás y el hecho de que en la vida puedan surgir situaciones para las que no encuentras respuesta me llamó la atención y decidí abordarla”. Esta residente psiquiátrica ya consolidada cuenta que el modo de trabajo en el Complejo hospitalario de Segovia, donde ejerce, funciona por subespecialidades que engloban consultas de psicólogos y psiquiatras, centros de día, trabajadores sociales, etc.: “En los centros de día se hacen terapias de grupo; en mi centro en concreto se hace una terapia de grupo que trabaja con las pérdidas, va gente que aporta su experiencia personal y eso es muy enriquecedor”.

Según cuenta Henar Arranz, la unidad de agudos está para los pacientes que requieren una hospitalización: “no pueden salir del centro, sólo si viene la familia dan un paseo y vuelven”. Además, adelanta que se está formando un centro llamado Quitapesares, entre otros, donde los pacientes pueden residir con más libertad.

Cuando le pregunto por los centros que existen a nivel nacional destaca el caso de Leganés en la Comunidad de Madrid: “presta unos servicios asistenciales estupendos a parte de tener fama por el maniconmio Santa Isabel que tantos años estuvo activo allí. Cuando se cerró, se creó una red de dispositivos que cuenta con una unidad de agudos, un centro de salud mental, un centro de orientación laboral donde se hacen talleres, dos unidades de rehabilitación (una más específica que otra) donde los pacientes pasan de dos a tres meses para recuperarse, centros de día (que están abiertos para los pacientes en horario de 9 a 16 horas y donde la enfermería hace una labor muy importante)”. Ésta profesional le da mucha importancia a la apertura reciente de un centro psico-juvenil para atender las necesidades de los más jóvenes: “la psiquiatría debería aspirar a un modelo comunitario que incorporase estos medios y muchos más”.

A la hora de clasificar las patologías existentes hay que fijarse en dos grandes grupos: la psicosis y la neurosis; que dan lugar a una tercera, que se sitúa en el límite de ambas y que está aflorando cada vez más en la sociedad, llamada transtornos de personalidad o border line de la que quizás, según ésta médico, es responsable el propio entorno de consumo. Al hablar de los tipos de pacientes que visitan los centros psiquiátricos, Henar Arranz, explica que: “cada día hay más tendencia a una especie de psicologización de la vida cotidiana, a medicalizarlo todo”; ella opina que el sufrimiento humano a veces es necesario pero no hacen falta medicamentos en todos los casos sino saber tratar el problema. “La sociedad en la que vivimos nos lleva a pensar que la salud también es un bien más de consumo que tenemos que alcanzar a toda costa. La medicación es importante pero la fuerza de voluntad también”, aclara.

Esta residente cuenta que en los últimos tiempos la demanda de atención psiquiátrica cada día va a más y la afluencia de pacientes no permite una atención más personalizada, que según dice: “sería lo ideal, además de trabajar por erradicar las carencias existentes en los centros”.

Por otra parte, comenta que: “se está empezando a perder el miedo a ir al psiquiatra y a dejar de verlo como un tabú aunque queda mucho por hacer hasta que todo el mundo se mentalice de que si a veces estamos ciegos ante alguna cuestión, un terapeuta nos puede ayudar a cambiar cosas en nuestra vida”.

Cuando le pregunto por la edad media de padecimiento explica que ésta depende de la patología: “En el paciente psicótico los primeros síntomas de esquizofrenia suelen aparecer entre los 20 y los 30 años. Hay otros casos conocidos como la parafrenia que suelen ser más tardíos en una edad en torno a los 40 o los 50. Sin embargo, un cuadro de ansiedad o depresión puede aparecer en cualquier etapa de la vida. Se suele decir que son más frecuentes en mujeres jóvenes”, acaba diciendo; mientras esboza una sonrisa y aclara que no está de acuerdo con esta afirmación. Al definir la patología más peligrosa generaliza diciendo que: “todos los pacientes pueden suponer un daño bien para ellos o para los demás en un momento determinado si no se trata correctamente”.

Hablando de excepciones, Henar Arranz, comenta que: “es frecuente que personas mayores que carecen de una red social o familiar, o la tienen pero no se ocupan de ellos, acaben acudiendo a un centro. En realidad son problemas sociales y no problemas mentales los que tenemos entonces”.

Para ella, trabajar en éste área de la medicina supone estar muy cerca del sentimiento humano. A lo largo de la historia se ha intentado definir el significado del delirio, desde Aristóteles hasta el pensamiento griego que introdujo la idea del Conócete a ti mismo, frase que para Henar Arranz es fundamental, tanto para tratar la enfermedad como para enfrentarse a ella. Es la reflexión que aporta cuando le pregunto qué es necesario para dedicarse a una profesión tan desconcertante.

Esta médica no tiene muy claro si la felicidad es la clave para evitar el sufrimiento y mucho menos dónde reside el secreto para alcanzarla, lo que si argumenta es que: “como bien dijo Ortega y Gasset yo soy yo, y mis circunstancias, y la enfermedad mental surge por las circunstancias de una persona y por los medios que tiene para afrontarse a ellas”. Henar Arranz, destaca que “la infancia es una etapa muy importante y fundamental para la estabilidad emocional de una persona”.

Al hablar del caso de la violencia de género esta residente aporta su visión particular: “una de las formas de tratar el problema podrían ser las terapias de pareja; el problema muchas veces es de autoestima; en cuanto la mujer intenta separarse el marido, éste pierde el control, pasa al acto y la mata”. En este sentido aporta que es necesario empezar por una educación social en valores.

Cuando habla de las cosas buenas y malas de su profesión se emociona mientras explica: “lo que más miedo me daba cuando decidí dedicarme a esto era no percibir un riesgo para el paciente en sí, sentirte impotente ante una situación que piensas que pudiste haber evitado y que puede acabar en suicidio. Por otro lado, es muy gratificante ver que un paciente va mejorando y que poco a poco llega a estabilizarse y superar sus miedos…te sientes recompensada”. En cuanto al tópico existente acerca de que la profesión es cómplice directa de la locura, Henar Arranz, reconoce entre sonrisas que en su caso puede que sí: “estoy un poco zumbada pero me parece algo bueno; creo que estar un poco loca te pone a la altura de la gente que tratas, para mí la empatía con el paciente es mucho más importante que la medicación, es ponerte en los zapatos del otro…No es malo tener un punto de locura…”.

Fuentes del Texto
Entrevista a Henar Arranz, especialista en el tema (2008).
Fuentes de las imágenes
http://javcasta.files.wordpress.com/2009/09/psiquiatria.jpg

Dejar respuesta