Conoce a… Fuel Fandango “Tenemos fans heavy metal, y cuando veo las melenas mientras canto me llena de orgullo. Le gustamos a gente muy distinta”

1
464

La fusión de Ale Acosta, antiguo cerebro de Mojo Project, y la cantante Nita ponen en marcha una nueva propuesta musical de pop electrónico con sutiles pinceladas flamencas.

Una fórmula con la que Fuel Fandango, tras dos años de continuo trabajo, se presenta como uno de los nombres candidatos ser banda revelación nacional del 2011, con el primer disco ya en el mercado.

P.: Fuel Fandango, parece que el ritmo ya suena en vuestro nombre, ¿cómo se os ocurrió juntar esas dos palabras?
R.: Teníamos claro que queríamos usar la palabra ‘fandango’. Luego la palabra ‘fuel’ fue un amigo quien nos dio la idea. Nos gustó juntar esas dos palabras porque sonaban muy bien y unían esos dos mundos donde nos movemos. El fuel como la maquinaria, la electrónica, y el fandango como música de raíz.

P.: ¿Cómo se cruzan por primera vez los caminos de una cordobesa y un canario?
R.: Ale venía mucho a Córdoba y por amigos comunes nos conocimos. Con el tiempo nos terminamos conociendo, y  supongo que estaríamos predestinados para acabar haciendo música juntos.

P.: ¿Cómo os organizáis para ensayar?
R: Ale ahora vive en Córdoba y yo viví en Madrid un tiempo, igual que Carlos, el batería. Ahora nos movemos entre Madrid y Córdoba.

P.: ¿Echáis muchas horas como grupo ensayando o tenéis tiempo para cultivar otras aficiones?
R.: Ahora mismo, la verdad, no tenemos tiempo para nada, pero cuando esto se estabilice un poco retomaremos lo cotidiano. No nos gusta estar siempre con la música, porque me aburre un poco. La mayoría de los músicos es al revés, están todo el día dándole. Yo no puedo estar todo el día cantando porque me ‘jodo’ la voz, pero sí que me gusta hacer otras cosas. Me gusta leer, me gusta viajar, estar con mis animales -apunta Nita, mientras que Ale anota en último momento la idea de jugar al baloncesto. Ambos concluyen en que tienen otras aficiones que no son la música,  a pesar de que viven para la música, pero contentos-.

P.: Vuestra música es una mezcla de varios estilos, seguro que no es la primera vez que os preguntan cómo os definís a vosotros mismos, pero vuestro último álbum es el que habla por vosotros, ¿añade algo nuevo a vuestra definición?
R.: Aporta más variedad que en el EP no había. En el disco hay más temas a medio tempo, recoge mejor todo el abanico que tocamos. Es la evolución propia de un grupo. En el disco hemos vuelto a grabar temas que estaban en el EP, pero ha ido evolucionando solo. No nos gusta que nos etiqueten, sabemos que es algo normal y lógico que cada uno lo vea de una forma, pero nosotros hacemos una música muy libre y nos sentimos muy bien haciendo lo que más nos gusta.

P.: Como bien ha expresado Ale, tenéis un amplio abanico de estilos, de colores, de registro, etc. ¿se podría decir que es el abanico una seña de identidad?
R.: La verdad que sí. No me había dado cuenta de la relación del abanico que desplegamos musicalmente y del abanico que acompaña a Nita en cada concierto. Pero sí, estamos de acuerdo.

P.: ¿Cómo encajáis las diferentes piezas del puzzle que os conforman?
R.: De una forma muy natural. No es fácil, pero no es algo premeditado. No repensamos las cosas veinte veces. Hacemos lo que realmente queremos y no lo que dicen otros o nos impone la moda.

Llevo años con la idea de hacer algo como esto -comenta Nita-, de mezclar la música americana anglosajona y ponerle ese puntito aflamencado. Ale igual, también tenía ganas de hacer algo diferente y mira lo que ha salido.

P.: ¿La grabación del último trabajo la habéis sentido diferente a como fue la grabación del EP?
R.: Esta vez lo de grabar ha sido muy rápido, dos semanas de grabación. Lo pasamos muy bien porque los temas estaban ya muy trabajados de tanto tocar en los directos. La grabación fue muy llevadera. Enseguida volvimos a tocar. Lo hicimos a drede para mantener la frescura de los temas. Nos dejamos llevar.

P.: Fuel fandango, dos palabras y un dúo que os definen a la perfección. Pero en realidad, si no nos equivocamos, sois un trío si contamos con el batería.
R.: El grupo somos nosotros dos, pero Carlos Sosa nos acompaña. Somos un trío de dos personas, o un dúo de tres personas -se define Ale ante la cara de sorpresa de Nita-. Yo no sé de nada -dice ella desentendiéndose de tal declaración-. Los temas lo hacemos los dos, pero Carlos toca con nosotros en directo, forma parte del grupo evidentemente, pero en los directos. Nosotros nos llevamos los problemas a casa, Carlos se escapa libremente. A ver si algún día podemos darle lo que se merece al pobre, que por el momento ahí va la cosa.

P.: En el videoclip del single “Talking”, rodado entre Lanzarote y Londres, podemos observar que habéis tenido mucha suerte con el clima, ¿cómo hicisteis para sacar los rayos al sol en la ciudad londinense?
R.: Hizo muy buen día. El día estaba nublado pero hacía sol a ratos. Atraemos el sol a los sitios a los que vamos, porque no es normal. Es el sol de Andalucía y de Canarias.

P.: ¿Cómo fue vuestra experiencia por allí?, ¿qué hicisteis además de este video?
R.: Muy contentos, volvemos ahora en abril a presentar el disco y estamos encantados. Allí dimos dos conciertos, masterizamos el disco, y también tuvimos alguna entrevista. Aprovechamos bien el viaje, aprovechamos hasta para comprarnos ropa -dice Ale entre las miles de cosas que se le pasan por la cabeza de su viaje a Londres-.

P.: Cantando en inglés y en español sois una especie camaleónica, ¿soléis aprovechar el estilo flamenco para distinguiros en extranjero y el inglés para llamar la atención en España?
R.: En realidad no hacemos flamenco, pero sí se nota ese toque en los elementos estéticos y en la voz. Intento hacerlo  incluso cuando canto en ingles, pero es un largo camino de investigación. Es lo que sé hacer y tampoco me sale de otra manera. La música la hacemos más anglosajona, más americana, y le damos ese punto con ese elemento de abanico y el baile más flamenco, pero luego en realidad no es flamenco ni música española, es un poco despiste.

P.: Tenéis una puesta en escena propia y una imagen muy característica. Los abanicos o la flor roja del mantón de Manila, que aparece en la portada de este disco, confirman que cuidáis la apariencia, ¿os ayuda y aconseja alguien?
R.: Quebradero de cabeza mío desde que empezamos -dice Nita-. A veces te equivocas, pero es necesario para saber qué queda mejor y qué no. Ahora también,…, bueno no lo voy a contar porque no quiero desvelar las cosas del directo, pero sí que es verdad que nos hemos currado desde el principio la puesta en escena, la imagen, la fotografía del disco por ejemplo, que nos la ha hecho un chico de aquí de Madrid, José Luis Tabueña, o el diseño de disco de fábrica unos chicos de Córdoba. Vamos tirando de gente que ha querido colaborar con el proyecto aún sabiendo que estamos empezando, pero que se lo han currado un montón y que nos han ayudado mucho, pero nosotros hemos estado ahí para que se quedara bastante cuidado.

P.: Internet es una gran ayuda para saltar fronteras y para llegar al público de una forma rápida, ¿qué opináis de las nuevas tecnologías?, ¿hasta que punto sois partidarios de su uso?
R.: Desventajas tiene, pero en nuestro caso nos ha ayudado más que al contrario. Nos ayuda a que el boca a boca funcione más. Ahora es todo mucho más rápido. Es un camino que antes tardabas mucho más, ahora se hace más rápido.

P.: ¿Vuestro directo es el salvavidas para no naufragar en la red y anclaros en cada puerto que ofrecen los conciertos?
R.: Me siento marinera, -contesta entre risas Nita-. Te muestras en Internet, pero luego lo que vale es el directo. En directo hay que dar el callo y fidelidar un poco, queremos que la gente que vaya salga contenta y que repitan. Nosotros ante todo intentamos no defraudar en el directo.

P.: ¿Qué tipo de público soléis reunir en vuestros conciertos?
R.: Mucha gente. El público es muy variado, desde lo más ‘indie’ hasta parejas de cuarenta años, hay de todo incluso niños. Eso nos gusta y lo preferimos así. Eso de cantar al mismo tipo de gente sería limitar el público, y nosotros queremos llegar al máximo público posible. Fuel Fandango abarca un montón de estilos diferentes. Tenemos fans heavy metal, y cuando veo melenas mientras canto me llena de orgullo. Le gustamos a gente muy distinta.

P.: Tras un EP, este disco es, sin duda, un paso que os confirma como banda. ¿Hacía dónde os encamináis?
R.: Tocar, seguir presentando el disco y sacar otro, y seguir desarrollando el proyecto, con fuerza.

P.: ¿Cuáles son vuestras influencias?, ¿Mojo Project tiene algo que aportar aquí?
R.: El único factor común soy yo –asegura Ale Acosta-, pero básicamente no hay más, y si lo hay no es intencionado. Es un proyecto con otro camino que no tiene mucho que ver una cosa con la otra.

P.: Nita, como cantante ¿en qué te inspiras para escribir las letras?
R.: Suelen depender más de mí, aunque todo va a medias, pero en general tengo yo más carga a la hora de escribir y él más carga a la hora de la música y la producción.

Se trata de sacar de mí cosas que tengo guardadas y cosas que me rodean, lo que veo, lo que me preocupa y creo que le preocupa a la gente. Por ejemplo, “The engine” es una canción que a lo mejor ha quedado muy cursi, pero habla un poco del mecanismo del mundo, que para nosotros es el amor, y debería ser así aunque a veces eso no pasa. Por eso he querido escribir una canción sobre eso. No queremos reivindicar, pero si dejar el granito de las cosas que creemos de cosas que a la gente le puede interesar. Hay canciones con letras más pasajeras y otras mas premeditadas, un poquito de todo.

P.: Para terminar, ¿un fandango que os guste?
R.: A mí no me mires -espeta Ale dejando a Nita con la responsabilidad de contestar a nuestra última pregunta-. ¡Buf!,…, -resopla Nita-, a mi los fandango de Huelva me gustan mucho. Me voy a poner ahora flamenca, de Valverde del Camino me encanta, pero hay un montón, porque te encuentras un montón de ramificaciones. Pero a mí me gustan todos los fandangos de Huelva, además hay para todos los gustos, de cada rinconcito se cantan diferente.

Nosotros hemos puesto fandango en el nombre porque para mí significaba bastante, porque fue lo primero que empecé a cantar. La palabra tiene un mundo detrás, ya que en cada país significa una cosa, pero a rasgos generales es algo muy regional del folclore, tanto en Latinoamérica como en España.

+ Info Fuel Fandango:
Página web oficial.
MySpace.
Facebook.
Twitter.

+ Info Gira Fuel Fandango:
01 de abril – Sala Supersonic – Cádiz.
02 de abril – Sala Metrópolis – Córdoba.
07 de abril – Sala Eventual Music – Málaga.
16 de abril – Explum Festival – Puerto Lumbreras, Murcia.
29 de abril – The Block Party – Sala Cargo – Londres, Reino Unido.

Fuel Fandango – “Talking”
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=jVIYHm1eJlA[/youtube]

Entrevista: Paloma Serrano.
Fotografías: Jose Luis Tabueña.

1 Comentario

Dejar respuesta