Conoce a… Francisco Fonseca, jefe de Representación de la Comisión Europea en España: “El gobierno español ha presentado un plan de ajuste duro pero absolutamente creíble”

0
414

La crisis económica ha demostrado la importancia de las decisiones de la Unión Europea para los países miembros. Las reformas más impopulares de Zapatero han sido justificadas en base a las directrices europeas, mientras España se ve constantemente comparada con Grecia e Irlanda. Hemos querido preguntar por estas y otras cuestiones a la Comisión Europea. Francisco Fonseca, su jefe de Representación en nuestro país, nos ha respondido:

¿Cuál es la máxima prioridad de la Unión Europea en este momento?
Como es natural por la situación en la que nos encontramos y el contexto global, la Unión Europea está centrada en la recuperación económica y la salida de la crisis, en el marco de la denominada Estrategia 2020. La recientemente inaugurada Presidencia Húngara de la UE se centra, además de en la recuperación económica, en continuar la ampliación de la UE, la energía y la integración de la población gitana.

¿Cómo ha afectado la crisis económica al proyecto europeo? ¿Ha fomentado la insolidaridad entre países?
Europa es la respuesta a la crisis, y no al revés. La solidaridad entre países es uno de los principios básicos de la Unión Europea y ni la crisis ni la llegada del Euro ha cambiado esta situación. Todo el programa de ayudas económicas de la UE y la respuesta a la crisis promovida por la Comisión ha demostrado que Europa es más que la simple suma de sus Estados Miembros y que la opción de dejar caer a uno de sus Estados no es una opción, sino una catástrofe para todos y cada uno de ellos. Lo hemos visto con las ayudas para la recuperación económica de países como Grecia o Irlanda, y lo seguimos viendo a diario con el mantenimiento de los Fondos de Cohesión, del Fondo de Desarrollo Regional y del Fondo Social Europeo, que han cambiado la fisionomía de Europa en las últimas décadas y de los que España es uno de los máximos beneficiados.

Cuando se producen diferencias en los criterios de 2 o más líderes, ¿Cómo se afrontan las negociaciones?
La Unión Europea es una entidad política de funcionamiento complejo y estructurado. Su modo de funcionamiento se basa en el consenso y en una regla no escrita que es la obligación de resultado. Tanto en el Colegio de Comisarios de la Comisión Europeo como en los Consejos Europeos y en el Parlamento Europeo, las negociaciones siempre se llevan a cabo de esa manera, negociando, buscando el consenso y valorando la opinión de todas las partes implicadas.

¿ Cuál ha sido la negociación más discutida?
Ha habido muchas en la historia de la UE. Desde la crisis de la silla vacía a causa de la Política Agrícola Común en los 60, a los acuerdos de Fontainebleau en 1984 arreglando el problema de la financiación comunitaria, y pasando por la cumbre de mayo pasado en la que se decidió poner en marcha el fondo de estabilidad financiera. Pero en 60 años de historia de la construcción europea se ha demostrado que, aunque haya que recurrir a la foto finish, el compromiso y el consenso se terminan siempre por imponer.

La dependencia energética del exterior es muy acusada en Europa  ¿Podremos solucionar el problema a medio plazo?¿ Qué medidas se están estudiando?
Efectivamente somos un continente dependiente energéticamente. Sin embargo, en los últimos años la apuesta por las energías renovables, con su programa 20-20-20, está dando sus frutos y la dependencia se reduce. Por un lado hay que resaltar la importancia de que Europa, en asuntos como el energético y las negociaciones con los países productores, hable con una sola voz para garantizar el suministro y las mejores condiciones. Nuestros mercados energéticos son interdependientes, por lo que es crucial asegurar que la Unión Europea establece normas que garanticen que los ciudadanos pueden tener un suministro garantizado de energía, a precios adecuados y de una manera sostenible.

¿Cuál es la educación que la Comisión quiere para los alumnos europeos? ¿En qué medidas concretas se está aplicando?
Las acciones de la Unión Europea para la educación y la formación tienen como principal objetivo la mejora de la calidad de los sistemas educativos de los Estados Miembros y ofrecer oportunidades a los cuidadnos europeos de todas las edades para la mejora de su formación. La Educación es una competencia de los Estados Miembros y no de la Unión Europea, pero ésta realiza un gran esfuerzo para promover la coordinación entre los diferentes sistemas educativos y, además, mejorar las políticas de intercambio de buenas prácticas europeas. Finalmente, y como es bien conocido por todos, la Comisión Europea ha puesto en marcha numerosos programas de intercambio de estudiantes (el conocido Erasmus, uno de los claros éxitos de la Unión Europea) que se completa con otros excelentes programas de aprendizaje permanente como el Leonardo, Comenius o Grundtvig.

¿Cuál es el invento en el que más está invirtiendo la UE en este momento?
La UE, a través de las inversiones para Innovación, Ciencia e Investigación, financia y promueve el desarrollo del I+D en nuestro continente. En concreto, el VII Programa Marco aporta 54.000 millones de euros para un periodo de 7 años. Por citar quizá el mayor proyecto de investigación co-financiado por la UE en la actualidad, el ITER, el cual es un proyecto que pretende demostrar que la Fusión es una fuente de energía válida, sostenible y económica para el futuro. La UE participa en un 40% del total de la financiación de este Macro proyecto que, además, tiene su sede en Cadarache (sur de Francia) y la oficina de gestión por parte de la UE en Barcelona.

¿ Cuál es la mayor amenaza para la Unión en los próximos años?
La situación económica generada por la crisis global podría degenerar en una inestabilidad política que afectara al proyecto europeo. Es crucial que las instituciones europeas se mantengan fuertes, para lo que es necesario un compromiso de los gobiernos de los Estados Miembros para continuar con la construcción europea.
Por otro lado, Europa debe mantener y aumentar su peso en el exterior, mantenerse como un interlocutor fuerte con las grandes potencias mundiales y las economías emergentes. Los grandes asuntos globales de la actualidad y el futuro deben negociarse, por nuestra parte, con una sola voz.

¿Qué debemos desechar de las estructuras europeas en los próximos años?
Tendremos que desechar la dicotomía entre el interés nacional y el europeo. Si queremos unos Estados europeos fuertes y con peso central en la escena internacional, no puede existir esa dicotomía. El interés nacional y el interés europeo se complementan mutuamente. Traducido a Europa, es evidente que debemos huir de la falsa seguridad del derecho de veto en aquellas áreas, escasas, en las que todavía subsiste. Esto nos dará un modo de funcionamiento más ágil y transparente para nuestros ciudadanos.

¿Cómo se solucionará la sensación de inseguridad económica que ha generado la intervención de Grecia e Irlanda?¿ Hay posibilidades reales de intervenir España?
La intervención de Grecia e Irlanda han generado estabilidad y seguridad a nivel económico y político. Ha demostrado la solidaridad de los países de la UE. El proyecto de reforma del artículo 136 de Tratado de Lisboa es el eje para crear un fondo permanente , no de las necesidades de rescates individuales sino para lograr el mantenimiento de la estabilidad de la zona euro.
El gobierno español ha presentado un plan de ajuste duro pero absolutamente creíble, tanto para los actores europeos como frente a los mercados. Por consiguiente, no me parece oportuno entrar en ese tipo de especulaciones. Lo importante es dar un mensaje de confianza basado en la realidad de los hechos. Estos hechos son las medidas adoptadas por el Gobierno y el Parlamento español.

Fuente de la imagen:
Comisión Europea

Dejar respuesta