Conoce a… Eric Fuentes: “Soy bastante amigo de las etiquetas”

0
550

Diez años después y con cinco discos de estudio en su haber, la banda barcelonesa The Unfinished Sympathy anunciaba en 2010 su disolución. Se cerraba así un ciclo tras el que su líder, Eric Fuentes, aprovechaba para retomar su carrera en solitario. Dos álbums, Descarrilant (1997) y Bahía Paraíso (2008), precedieron a este Eric Fuentes & El Mal (2011), con la diferencia de que en esta ocasión hablamos de un proyecto sólido y prioritario por parte del músico catalán. Un día después de su actuación en el Low Cost Festival, Eric Fuentes nos recibía para hablar de esta nueva etapa.

Pregunta: Tras diez años al frente de The Unfinished Sympathy reactivas tu carrera en solitario, ¿qué sensaciones tienes ante un proyecto en el que eres el máximo responsable en la toma de decisiones?
Respuesta: Por un lado estoy más relajado, en el sentido de que no hay trampa ni cartón y de que no hay preguntas sin contestar en lo referente a la toma de decisiones. Cada grupo es un mundo y hay mil tipos de sistemas, mil democracias distintas. Yo lo que he notado ha sido el pasar de una democracia a una dictadura, que es lo que hay ahora. A mí como dictador me mola mucho más (risas). Lo bueno es que como estamos hablando de cuestiones de trabajo todo es súper compatible. Yo tengo a gente súper querida como es mi hermano y mis amigos pero tenemos una relación de jefe, de proyecto musical en el que ellos hacen un papel de instrumentistas.

Lo curioso es que mi hermano Pol en su banda, Rosa-Luxemburg, tiene un papel súper protagonista, él es el frontman. Y después está el grupo de Bernat Sànchez, que es el otro pianista y guitarrista, un grupo que se llama Mine! Ellos son los frontmans, los compositores, y el estar en mi banda les permite despojarse un poco de la responsabilidad. Eso les encanta y a mí me da mucha envidia porque me gustaría mucho, después de Eric Fuentes & El Mal, donde soy el jefe total, irme a una banda donde yo fuera un simple instrumentista y no el responsable de todo.

P.: ¿Es entonces El Mal una banda estable? ¿Cuentas con ellos para próxima giras y grabaciones de discos?
R.: Claro. El problema es que la posibilidad que yo tengo de hacer planteamientos a largo plazo es limitada. Puedo hacer planteamientos con un máximo de seis meses vista. Con lo cual, mientras ellos estén disponibles muy bien, y así me puedo tirar toda la vida, pero puede ser que no, que uno tenga una movida. Si el grupo de mi hermano tiene que hacer una gira en determinadas fechas no va a dejarlo para venir conmigo. Con lo cual, ya se verá, dependerá siempre de las circunstancias.

P.: Tienes fechas de conciertos confirmadas hasta el mes de octubre. ¿Tienes algún plan concreto más allá de estas presentaciones en vivo?
R.: No, porque los planes que haya a partir de octubre surgirán en las próximas semanas y meses. Así funciona nuestro esquema de planificación. Todavía no tenemos nada para noviembre pero el mes que viene ya habrá cosas. Pero la cosa va siguiendo, va para largo.

P.: En tu nuevo disco encontramos hasta tres canciones cantadas en catalán. ¿Te has planteado, en adelante, publicar un disco íntegro en este idioma?
R.: Sí, de hecho ya lo hice antes de que yo empezara con Unfinished. Era una época muy temprana y mi disco salió en una discográfica que estaba muy fuera de circuito. Pero yo en el año 97, tres antes de que empezáramos con Unfinished saqué un disco en solitario como Eric Fuentes en catalán. Lo sacó un sello súper pequeño de Barcelona y fue un poco mi presentación como cantante-autor, por no decir cantautor, porque no tiene nada que ver con una guitarra acústica, pero sí un poco de “tío que se lo guisa y se lo come todo él”. Se llamaba Descarrilant. Me moló, me gustó mucho grabar un disco. Lo grabé yo solo, pero no me gustó el irme de gira como Eric Fuentes más su banda. Por esa razón un poco creamos The Unfinished Sympathy, que fue una banda de verdad, aunque yo seguía siendo el compositor. Entonces ya Unfinished tuvo su historia y ahora es un poco como volver a ese momento.

P.: ¿En qué idioma te sientes más cómodo componiendo?
R.: El inglés con diferencia abismal, por eso siempre canto en inglés. Mis momentos de inspiración son más en inglés que en catalán o en castellano. Sencillamente porque de cada cien discos que tengo, uno es en catalán o en castellano. La proporción es altísima en cuanto al inglés. Si tú toda la vida mamas inglés a la hora de crear,… Pero esto me pasa a mí y a tropecientos cantantes que hay en este festival y a tantos otros que vivimos en España, en Francia, en Alemania, en Suecia,… cualquier país no anglosajón pero donde la influencia del rock es tan amplia y manifiesta que tú para hacer rock te expresas en inglés sin pensártelo. Te sale de dentro, es así. Para escribir una carta a mi madre lo voy a hacer en catalán, para hablar con mis colegas en toda España voy a hacerlo en castellano, pero igual para hacer una canción y lanzarla al mundo, y al cielo y al universo, la voy a hacer en inglés. Porque me sale así.

P.: Meses después, ¿qué conclusiones sacas de la polémica que surgió alrededor del videoclip de “Growl”?, con el que varias cadenas de televisión se negaron a emitirlo porque aparecían tres personas encapuchadas como parodia de los comunicados de la banda terrorista ETA.
R.: Si,… (risas). Por suerte la sangre no llegó al río, aunque hubiera molado que llegara porque la habría liado gorda. Fueron un poco problemas que no fueron tales. En verdad hubo cuatro colgaos muy de derechas que empezaron a propagar en el medio profesional de las televisiones cierta historia de “este video aquí no lo ponemos”,… Fue una actitud que corrió entre ciertas televisiones derechistas de España. Eso hizo que otra gente se enfadara, y que otra dijera que “vaya tontería”. En definitiva, que se hablara del vídeo, que hubiera muchas visitas en You Tube y que nuestra música fuera más conocida, con lo cual,… Evidentemente, nada de esto afectó lo más mínimo a la historia del terrorismo etarra en España, que es un tema que no tiene absolutamente nada que ver con nosotros aunque nuestro videoclip lo parodiara de alguna manera.

P.: Porque es obvio que está hecho con humor,…
R.: Claro, pero es que esto lo sabe todo el mundo excepto cuatro retrasados mentales, que por desgracia tienen mucho poder. Eso constató que en España hay cuatro subnormales que mandan mucho, pero tampoco es novedad. Y yo no diría que son cuatro, son más de cuatro. En España y en todos los países.

P.: ¿Eres amigo de las etiquetas?, ¿cómo definirías tu propia música?
R.: Soy bastante amigo de las etiquetas porque yo crecí en una casa con un biólogo y una bioquímica que me explicaron el placer de la taxonomía, y lo disfruto. Las etiquetas aplicadas al mundo de la música me gustan si tienen gracia, pero hay algunas que no la tienen. Por ejemplo, la etiqueta emo o emo-core es una etiqueta estúpida. La etiqueta pop es una etiqueta que tiene mucho sentido. Las etiquetas heavy metal y punk también, pero la etiqueta emo es estúpida porque significa que la capacidad de transmitir emociones de la música se limita a un estilo, cuando cualquier tipo de música transmite emociones. Yo he mamado mucha música de esta mal llamada emo, pero sobre todo vengo del pop inglés de los ochenta, que es lo que escuchaba cuando era un niño muy pequeño. Vengo también del heavy. No del heavy hortera de mallas y dragones, sino del trash, que era como la versión moderna americana del heavy de toda la vida. También del punk y del hardcore en un sentido más ideológico que otra cosa. Musicalmente cojo un poco del punk, del hardcore, del metal y del pop inglés. Ese es mi background y eso es lo que acabo convirtiendo en canciones.

P.: ¿Te gusta el panorama español de festivales?
R.: Sí, sí. Mientras sean sostenibles y no existan gracias a créditos de estos que hacen que medio mundo esté en la ruina, está bien. Si realmente esto sale a cuenta me parece estupendo. Si se sustenta porque hay un fondo de dinero, sea público o privado, que quiere apuntarse tantos a base de apoyar la cultura joven,…, con lo cual es deficitario pero se sustenta a base de pasta pública o de una inversión de Red Bull, de Coca-Cola o de quien sea ya no me gusta tanto. Lo que pasa es que yo no me entero de este tipo de cosas, son unas cifras y unos mundos de los que no me entero. Pero, en principio, si una cosa se sustenta porque la gente realmente lo valora, adelante. Los festivales me gustan o no en función de eso, más que el cartel u otra cosa.

P.: Y en cuanto a los carteles, ¿en cuál te sentirías más identificado, tanto para tocar como para asistir como público?
R.: Mi festival preferido y donde nuestra música funciona más,…, bueno, digo “nuestra” porque confundo épocas de Unfinished y de ahora. Donde yo tengo la sensación de que mi música funciona más es en Sant Feliu de Guíxols, al lado de Girona, a una hora de Barcelona, que es donde hemos grabado muchos discos con mis varios proyectos musicales. El festival de Sant Felliu es el que mejor sabe apreciar mi música y donde tiene más sentido estar. Yo he hecho mi música en el Primavera Sound, que es una cosa sofisticada, muy de ciudad, muy cosmopolita y tal. He tocado en el Viña Rock, que es una cosa mucho más plebeya para muchos. He tocado en el Festimad cuando existía y en el FIB un par de veces, que es una megapasada. El Low Cost es un poco un FIB más pequeñito, me molan mucho sus dimensiones. En definitiva, de entre todos los festivales habidos y por haber, y mi preferido es el de Sant Feliu de Guíxols.

P.: ¿Qué nos recomendarías de este Low Cost?
R.: Creo que Crystal Castles. No los he visto en directo pero tienen un par o tres de canciones que siguen sonando en mi reproductor de favoritos en los últimos años. Tienen un sonido tan frío a veces que me ponen la piel de gallina. He visto a algún otro en el cartel, pero no me acuerdo. A ver, amigos hay mil. Standstill, Cápsula, Love of Lesbian, Sidonie,… todos son amigos y ya no sé si son buenos o malos. Pero así, como grupo a descubrir, Crystal Castles.

+ Info Eric Fuentes:
MySpace.
Facebook.
Twitter.

+ Info gira Eric Fuentes:
2 de septiembre – Festival Sintonizza – Santa Coloma de Gramanet, Barcelona.
6 de octubre – Sala El Sol – Madrid.

Eric Fuentes – “Growl”
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=KM55fdIEB8o[/youtube]

Dejar respuesta