Conoce a… Antonio Parreño, periodista de TVE: “Haití ya ha caído en el olvido”

1
559

Enviado especial a Haití de TVE, Antonio Parreño, es uno de esos periodistas de raza de los que pocos quedan, capaz de dormir en un coche en medio de la devastada ciudad de Puerto Príncipe, quedarse incomunicado con España durante su estancia o meterse en un convoy de ayuda humanitaria para acceder a zonas a los que los periodistas tenían prohibido entrar. Visita a los futuros periodistas de la Universidad Complutense para contarles su experiencia en una catástrofe de tal magnitud.
El terremoto de 7,3 que dejó destruido el país de Haití fue una de las catástrofes de mayor magnitud que se han producido hasta el momento. Casas destruidas, miles de muertos o pillajes fueron algunas de las imágenes que pudimos ver en las televisiones de todo el mundo durante días. “En estos casos se produce un gran circo mediático”, añade Parreño, “se corre el riesgo de exagerar por la demanda de información desde las redacciones de Madrid, hay una saturación de información y una gran presión. Incluso en Haití se exageraron los pillajes y la posibilidad de que hubiese un caos generalizado con violencia”.

Pero, ¿cómo obtiene información un periodista en estas circunstancias? Según el enviado especial de TVE, “lo primero que tienes que hacer al llegar al lugar de los hechos es contactar con las unidades de rescate, las que más experiencia tienen en estos casos”. Sin embargo, a su llegada a Puerto Príncipe, el equipo de la televisión pública española se encontró con problemas logísticos como el aeropuerto cerrado o los principales órganos de gobierno destruidos, incluida la sede de la ONU, lo que contribuyó al retraso y al colapso.

A este panorama se suma el desconocimiento del terreno que pisas, por lo que casi todos los periodistas se ven obligados a contratar a un “fixer”, una persona del país que conoce la zona y que se dedica a realizar tanto labores de traductor como de productor. De este modo, puedes obtener todavía mucha más información que te servirá para realizar cada uno de los reportajes diarios que llegarán a tu cadena de televisión. “En Haití tuvimos que hacer 1 reportaje para cada telediario, programas informativos y hasta para el canal 24h, con apenas tiempo para elaborarlos”, afirma el enviado especial, “llega un momento en el que todo el mundo empieza a contar lo mismo y empiezas a repetirte, por lo que tienes que buscar temas alternativos”. En el caso de Antonio Parreño, él realizó reportajes sobre la participación de las familias ricas de Puerto Príncipe en la ayuda humanitaria o el acceso a Leogane, el epicentro del terremoto, lugar al que casi ningún telediario le ofreció unos minutos en televisión.

“Nos encontramos con una situación devastadora: las calles llenas de cadáveres, familias durmiendo en la calle y todo destruido, pero la labor del periodista no es la de ayudar allí, si no la de mostrar todo esto a millones de personas. Te genera una cierta insatisfacción”.

Asegura que “una catástrofe de estas características supone algo de aventura”. En el caso de TVE, el directo es uno de sus puntos fuertes por lo que enviaron hasta seis equipos a Haití para cubrir la información e intentar; sin embargo, poco a poco la noticia fue dejando de serlo y los medios de comunicación abandonaron Puerto Príncipe. “Haití ya ha caído en el olvido” recalca el enviado especial de TVE.

Antonio Parreño no es conocido únicamente por estar “al pie del cañón” en la catástrofe haitiana, ex-alumno de la Complutense, ya con tan sólo 36 años ha recibido un premio por uno de sus reportajes sobre unos jesuitas asesinados en los 80 en El Salvador, cuyos asesinos todavía no han sido juzgados. “En TVE todavía podemos realizar reportajes largos para programas como ‘En Portada’ y el hecho de que la redacción de internacional sea tan potente en nuestra cadena nos facilita sacar a la luz estas investigaciones”.

Fuente del texto:
Nerea Pita
Fuente de las imágenes:
Nerea Pita

1 Comentario

Dejar respuesta