Conoce a… Aias: “El grupo nació con la intención de pasarlo bien entre amigas y hacer un poco de terapia”

0
462

Este trío femenino de Barcelona comenzó el pasado año una carrera meteórica cuando fichó por el sello norteamericano Captured Tracks y consiguió grabar A la piscina, su álbum debut editado en EE.UU. Ahora Aias se despoja de su inocencia primeriza y tocará el próximo 31 de marzo en el Círculo de Arte de Toledo, junto a Vivian Girls en el ciclo Heineken Music Selector 2011.

Gaia, Miriam y Laia componen las armonías vocales en catalán llenas de indie-pop distorsionado que destila Aias, una fábrica total de música que ya está en plena elaboración del que será su segundo trabajo discográfico, previsto para junio o julio de este año. La Huella Digital no ha querido dejar escapar la oportunidad de charlar con una de sus integrantes, Laia Aubia, sobre los inicios de la banda, su música y su futuro.

Pregunta: Aias comenzó como una sorpresa de fiesta de cumpleaños a Nisei, ¿Cómo fueron esos inicios llenos de espontaneidad en los que os conocisteis y montasteis el grupo?
Respuesta: Gaia y yo nos habíamos conocido un par de años antes cuando ella se mudó a Barcelona, y hasta el momento en el que surgió la idea de Aias, lo único que habíamos hecho juntas era tomar cañas y jugar al tenis en una pista municipal hecha polvo de Barcelona. Un día, en una caña pos partido, si se puede llamar “partido” a lo que hacíamos (risas), Gaia tuvo la brillante idea y a mi me faltó tiempo para decir sí quiero. Era una broma y al final la broma se ha convertido en algo serio. Si alguien me lo dice en aquel momento (de hecho, Gaia lo dijo), le contesto que si se ha vuelto loco, que es lo que le contesté a Gaia en realidad, y mira tu,…

P.: ¿Por qué el nombre de Aias?
R.: De hecho el nombre del grupo da bastantes pistas sobre cómo fueron esos inicios. Aias viene de Laia y Gaia. Lo sé, ¡es muy tonto! (risas). Es un nombre simple y en el que no pensamos más de dos minutos, lo mismo que ocurrió con la idea de formar un grupo.

P.: Al final, la idea de montar vuestra banda se hizo realidad por un concierto de Vivian Girls en el Festival Primavera Sound 2009 y la providencial intervención de Cristian Pallejà como productor –Nisei, Sedaiós- ¿Las ideas más sencillas enamoran a primera vista?
R.: No sé si es amor o inconsciencia absoluta, que supongo que en el fondo es lo que deriva del amor, ¿no? Cuando estábamos en el Primavera Sound la banda ya estaba montada, pero sólo habíamos hecho tres bolos. Creo que ver a Vivian Girls fue como un momento de iluminación que nos animó a ponernos un poco más en serio con el grupo.

Cuando entró Cristian en el proyecto, en el momento de la grabación improvisada, medio año más tarde del concierto de Vivian Girls, supongo que los astros se alinearon y lo que iba a ser un fin de semana para desconectar y una grabación-terapia de amigas, dio un resultado que ni Cristian, ni Gaia, ni yo hubiéramos imaginado jamás. Cuando volvíamos de la casa rural donde grabamos y escuchábamos el material en el coche pensamos: ¡uaau!, ¿hemos sido capaces de hacer esto? Y creo que empezamos a tomarnos más en serio a nosotras mismas.

P.: Y de una fiesta de cumpleaños a fichar por el sello norteamericano Catured Tracks -Blank Dogs, Wild Nothing, Crocodiles o Beach Fossils, entre otras bandas-, ¿se siente vértigo al ir todo tan deprisa y fichar con una discográfica extranjera tan importante en la escena indie?
R.: La verdad es que una vez recibida la noticia y superado el shock inicial, no hemos percibido un cambio significativo en nada que tenga relación con el grupo. Seguimos siendo tres amigas que se juntan para tocar y sale lo que sale. Y en este sentido la gente de Captured Tracks no ha modificado en absoluto nuestra manera de funcionar. Y esto se agradece un montón. Libertad absoluta en todo, creativamente hablando y también en términos de ritmo colectivo.

P.: Vuestro álbum debut, A la piscina, es un trabajo sonoro lleno de melodías pop muy luminosas, distorsiones a raudales y atmósferas lo-fi. Para ser un grupo nacido de un acto involuntario y espontáneo hay una base musical muy compacta, ¿no?
R.: Supongo que los años que llevamos escuchando música y rodeadas de amigos músicos han calado de alguna forma. Además, Gaia ya tocaba en un grupo, Sedaiós, y Miriam había tocado en Cocodrilo, un grupo que duró cinco conciertos pero que era maravilloso. La verdad es que estamos sorprendidas de la facilidad con la que salieron muchos de los temas y con la naturalidad de las voces. Es cierto que sin el trabajo previo de Gaia, que es la que viene con más ideas al local, luego no saldrían las melodías y las estructuras que definimos ensayando.

P.: ¿Tanta es la pasión por la música como para llegar hasta aquí sin pretensiones fastuosas?
R.: Creo que la ausencia de pretensiones tiene más que ver con el inicio del grupo y el motivo por el que fue creado, o por  nuestras maneras de ser y edades que con la pasión por la música, ¡que es mucha!, ¡claro está! Si esto nos ocurre en plena adolescencia y con una voluntad decidida o vocación enloquecida de dedicarnos a la música, a lo mejor hubiera sido diferente.

P.: Hasta hace poco cantar en catalán en este país era casi un suicidio, y ahora vosotras reivindicáis vuestro origen idiomático, ¿creéis que se está formando un movimiento suficiente como para triunfar con canciones en este idioma?
R.: La música en catalán, al menos en Cataluña, lleva muchos años cosechando un público bastante masivo, en algunos momentos de la historia está relacionado con la reivindicación política, y en otros no. La única diferencia respecto a la actualidad es que ahora nos atrevemos con más estilos, y determinada música que siempre habíamos escuchado en inglés y que los grupos en Cataluña siempre habían hecho en inglés (hardcore o postcore, pop, blues,…), pues ahora nos atrevemos a pensarla y cantarla en catalán, que de hecho es lo más natural si esa es tu lengua materna. Y supongo que la evolución de los grupos que se atreven a romper más barreras, era algo que el público pedía a gritos. Y la madurez de los grupos que lo hacen, que llevan muchos años en el oficio, ha sido capaz por fin de saltar más allá de Cataluña porque en en relaidad lo que nos gusta son las bandas que hacen lo que hacen honestamente, y no hay nada más honesto y transparente y directo que cantar en tu lengua.

P.: Empezáis a cerrar actuaciones de cara al 2011 después de una exitosa gira que os ha llevado por tierras japonesas. Estaréis en el Heineken Music Selector, de nuevo actuando con Vivian Girls, en el Let’s Festival, Madrid Pop Fest,… ¿Se puede decir que ya hay una verdadera revolución Aias? ¿Qué más proyectos tenéis preparados para este año?
R.: Estamos muy contentas de todos los conciertos que han salido y los que quedan. Nunca hubiéramos imaginado esto. Pero la única revolución que detectamos es interna de grupo, porque tenemos que dedicarle muchísimo más tiempo a la banda y estamos teniendo ocasión de visitar sitios y conocer a gente increíble. De momento, para este año tenemos previsto grabar unos temas porque tenemos muchas ganas de sacar algo, un EP o un disco, no sabemos, las tres juntas desde el principio, ya que este disco, A la piscina, pillo a Miriam en el último tramo.

P.: Sobre esa gira por Japón, fueron siete fechas en Matsuyama (Ehime), Osaka, Kyoto, Nagoya y Tokyo. ¿Cómo fue esa gira entre nipones y sushi?
R.: Fue estupenda y muy surrealista, para empezar porque yo no pude ir. Así que Aias con baterías grabadas tiene que ser una experiencia curiosa. A parte de esto, Miriam y Gaia volvieron súper contentas. Tener la oportunidad de conocer una parte de ese país, aunque fuera de una forma tan agotadora, ya que fueron  siete fechas y estuvimos allí ocho días, y fugaz fue un lujazo, sobre todo porque nos integraron mucho en el grupo que nos acompañaba y pudimos vivir la realidad de la escena pop undeground japonesa desde dentro, y a un nivel equiparable al circuito en el que nos hemos movido siempre en Barcelona. Es decir: salas pequeñas, conciertos autogestionados y gente escribiendo, tocando y pinchando movidos exclusivamente por su pasión por  la música. Y nada hubiera sido posible si la gente de Violet & Claire nos hubiera escogido para formar parte de un recopiltario y luego para presentarlo allí.

P.: La crítica especializada os alaba como auténticas promesas y el público comienza a escucharos con intensidad, ¿os estáis acostumbrando ya a tener todas las miradas puestas en vosotras o todavía os sentís unas intrusas?
R.: Creo que un poco intrusas nos sentiremos siempre, es inevitable y es bueno para no sentir ninguna presión. Aias es un grupo que nació con la intención de pasarlo bien entre amigas y hacer un poco de terapia, y la idea es mantener ese espíritu siempre.

P.: Por un momento imaginad que estáis en vuestra propia fiesta de cumpleaños, os encontráis delante de una tarta con velitas,… ¿Cuál sería vuestro deseo musical?
R.: Tocar en el Funhouse, un festival que organizábamos con unos amigos cada verano en Vilassar de Mar y que hace años que desapareció.

Aias – “La truita”
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=6_OlFQEcUnk[/youtube]

Dejar respuesta