Connan, 8 meses en una jaula…

0
423

Son tantas las ocasiones en las que la felicidad ha sido cuestionada a la hora de vivir entre rejas… mirando al mundo a través de unos barrotes y analizándolo siempre desde la misma perspectiva. Connan sabe mucho de eso, demasiado, y es que a pesar de llevar 8 meses en una jaula, él es un perro afortunado.
Sí, afortunado, y no sabe cuánto… ¿o sí? Afortunado porque una buena persona se fijó en él cuando caminaba en pleno verano bajo el sol a más de 40 ºC, mientras que los que eran hasta entonces sus dueños estarían probablemente disfrutando de sus vacaciones, ajenos al fatal final al que estaban condenando a Connan. Afortunado porque tuvo la suerte de ser recogido a tiempo, antes de acabar agonizando en una cuneta, atropellado o esperando el sacrificio en una perrera, y ahora son muchas las personas que le quieren y que están pendientes de él, pendientes de que no le falte agua, comida ni atención veterinaria en ningún momento. Afortunado porque a pesar de estar en una jaula, Connan tiene sus horas de juego y carreras; y, sobre todo, porque los barrotes a través de los que espera Connan, a través de los que él mira el mundo, no esconden una terrible cuenta atrás para morir. Sí, Connan es un perro con suerte y lo sabe, por ello no para de agradecerlo.

Sin embargo, aunque 8 meses en una jaula son demasiados para cualquiera, los ojos de Connan están repletos de ternura y felicidad, felicidad para la que sólo falta un último elemento: una familia que sea capaz de darle una oportunidad, la oportunidad que todos se merecen y que a él nunca le han dado. Es un perro noble, tranquilo, sólo busca un poco de cariño y, con sus 2 años y medio, aún es un cachorro, un cachorrón grande que no quiere poner fin al juego. Si quieres adoptar a Connan y mostrarle que sería aún más afortunado teniendo un hogar, ponte en contacto con annasvetlenka@gmail.com

Dejar respuesta