CONAMA, la mano que surge de la tierra para llamar la atención del hombre

0
154

Del 27 de noviembre al 1 de diciembre se celebra la octava edición del Congreso Nacional de Medio Ambiente en el Palacio Municipal de Campo de las Naciones para encontrar soluciones que fomenten la responsabilidad con la naturaleza
El siglo XX ha sido uno de los más desastrosos para el medio ambiente, pero también ha dado origen, a partir de los años 70, a una conciencia ecológica, es decir, una nueva cultura para la conservación de la naturaleza y de la biosfera. Y es que viendo el potencial destructivo del ser humano, por fin nos hemos hecho conscientes de la importancia de cuidar este planeta azul llamado Tierra. Precisamente por ese motivo, es por lo que cada dos años se celebra CONAMA en el Palacio Municipal de Congresos de Campo de las Naciones, una cumbre del desarrollo sostenible, cuya octava edición se va a producir entre el 27 de noviembre y el 1 de diciembre.

Las cinco jornadas del Congreso Nacional de Medio Ambiente, CONAMA, se han convertido en el encuentro del mundo ecológico más importante en España. En una superficie que sobrepasa los 3.500 m2 se van a instalar 90 stands de diferentes empresas, organismos públicos, privados y entidades sociales que abordarán 118 actividades para aglutinar todas las sensibilidades con respecto a la armonía necesaria y viable entre el hombre y la naturaleza, entre la sociedad y el medio ambiente, y ayudar a la divulgación de ese conocimiento. Reflexiones, mesas redondas, jornadas técnicas, grupos de trabajo, salas dinámicas y exposiciones en las que estarán presentes las organizaciones ecológicas: Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace España, Oceana, SEO/ BirdLife y WWF/Adena.

No se trata de crear miedo con teorías sobre el final del mundo o irreversibles cambios climáticos, pero sí de reivindicar que el ser humano asuma que es el único ser racional y ético con la obligación de asegurar la supervivencia de la vida en las mejores condiciones posibles a través de potenciar el material reutilizado y reutilizable para que no se agoten las fuentes energéticas, hacer hincapié en el acceso a las nuevas tecnologías que sustituyan el soporte clásico del papel, fomentar los productos de comercio justo, el uso del papel reciclado frente al que no es ecológico y provoca la deforestación de bosques, y recomendar el desplazamiento en transporte público o colectivo, gracias a RENFE y CEMUSA, patrocinadores que realizarán importantes descuentos a las personas que quieran llegar a CONAMA8 en tren o en bicicleta. Además, el “Proyecto CeroCO2” de la Fundación ECODES, muy concienciada con la contaminación que genera la lluvia ácida y los residuos, también facilitará la recogida de basura selectiva y la compensación de las emisiones gaseosas nocivas para la atmósfera que se generen durante la cumbre.

Por tanto, CONAMA viene a echar una mano al principio básico de la llamada ecoética, el principio de universalización, ya que el medio ambiente no entiende de fronteras políticas y necesita que estas ideas y sus consecuencias sean consideradas de manera global.  Eso es lo que representa cada uno de los dedos del original logotipo de la cumbre. Empezando por la izquierda o el meñique, la hoja del roble simboliza el futuro del campo o desarrollo  rural y respetuoso con la naturaleza; en el anular aparece la hoja del olivo para reclamar la fabricación de aceites biocombustibles que reduzcan las emisiones de CO2; en el corazón está la hoja del drago, una especie protegida que representa la necesaria cooperación internacional; en el índice se encuentra la hoja del alcornoque, árbol del que se obtiene tanto bellotas como corcho, de ahí que sea ejemplo de aprovechamiento y desarrollo sostenible; y del pulgar cuelga la hoja del plátano de sombra, planta que adorna parques y jardines como muestra del fruto del desarrollo humano en las ciudades.

Fuente y fotografía: www.conama.org

Dejar respuesta