Con “A” de Adúltera

0
768

Rumores, rumores. Éste es el lema de la nueva película de Emma Stone, Rumores y mentiras, en la que da vida a Olive Penderghast, una estudiante de instituto que de la noche a la mañana se convierte en la comidilla de todos sus compañeros. Chismorreos, carcajadas, envidias y falsedades se mezclan en esta original comedia romántica que promete no ser “otra típica película de institutos”.

La última película del director Will Gluck no va a ganar un Oscar, eso está claro, pero tampoco lo pretende. Está concebida para echarse unas buenas carcajadas con esta comedia ambientada en un instituto californiano en el que los rumores se extienden con mucha más rapidez que la pólvora.

Todo comenzó cuando Olive se vio obligada a contarle a su amiga Rhiannon (Aly Michalka) que ya había perdido la virginidad con un universitario durante el fin de semana. Pero no era verdad. Olive se pasó todo el fin de semana en casa sola y el chico en cuestión, un imaginario George, ni existía.

Esta conversación se hubiera quedado entre las dos amigas, si no estuviera también en ese cuarto de baño Marianne (Amanda Bynes), la popular líder cristiana ultraconservadora de los Estados Unidos. En cuestión de minutos todo el instituto conocía las experiencias sexuales de Olive.

¿Qué hacer ahora? Aunque Olive intentó pasar de las habladurías, un día decidió cambiar por completo. Nada de pasar desapercibida, si querían guerra la iban a tener. Corsés, maquillaje, actitud provocadora y una ‘A’ de adúltera cosida en todas sus prendas, a modo de la protagonista de La letra escarlata, novela que precisamente están leyendo en clase. Si pensaba que con esto iban a acabar los rumores, se equivocaba. No hicieron más que empeorar.

Aunque a simple vista nos puede parecer otra comedia romántica made in Hollywood, no estamos del todo acertados. Por fortuna, este film no se caracteriza por los chistes fáciles sin gracia, ni por las escenas romanticonas que resultan hasta empalagosas. Ahonda mucho más en la cuestión moral. Los valores puritanos frente a ser uno mismo son el tema principal de la obra.

Los personajes siguen las líneas marcadas por los estereotipos a los que representan, hasta en ocasiones la exageración llega al extremo para dotar de más comicidad a la película. Si bien el papel de Olive Penderghast podría haber resultado “sin gracia” interpretado por otra actriz, Emma Stone sabe sacarle brillo y pulirlo, mostrando una capacidad gestual que le viene como anillo al dedo al personaje. Sin embargo, el resto del reparto parece algo descafeinado, destacando de entre todos la interpretación de Stanley Tucci, como padre de la protagonista. Demuestra que la experiencia es un grado, y todavía mantiene esa capacidad de parecer que nada le inmuta y congelar su cara seria cuando realmente bromea.

Sin duda, Rumores y mentiras es una de esas películas que te enternecen por el argumento amoroso y que te encandilan por su diversión. Si lo que deseas es pasar un buen rato, desconectar y reírte con un guión inteligente a la par que fresco, Rumores y mentiras es tu película.

Ficha técnica
Título: Rumores y mentiras
Director: Will Gluck
Intérpretes: Emma Stone, Penn Badgley
, Amanda Bynes
Nacionalidad: Estados Unidos
Año de producción: 2010
Género: comedia romántica
Guión: Bert V. Royal
Música: Jim Black, Joshua Minyard, Sherry Whitfield, Wende Crowley

Fuente del texto:
Nerea Pita Gradaille
Fuente de las imágenes:
Sony Pictures

Dejar respuesta