Cómoda victoria frente a los ‘Boomers’

0
57

Segunda victoria de la selección española de baloncesto en los Juegos Olímpicos de Londres en el mismo número de partidos. Esta vez la víctima fue Australia (70-82), que tras empezar más fuerte en el partido tuvo que maquillar el resultado en los minutos finales, ya que llegó a perder por más de veinte. Cómodo triufo a pesar de que Sergio Scariolo no pudo contar con Juan Carlos Navarro, que volvió a sufrir dolor en la planta del pie.

Pau Gasol ha empezado con fuerza los Juegos Olímpicos

Adormilamiento, remontada, superioridad y relajación; cuatro palabras para definir cada uno de los periodos del combinado español en su partido contra Australia, dos equipos que se conocen a la perfección tras enfrentarse en dos veces en la gira preparatoria para la cita olímpica.

El combinado oceánico saltó al parqué convencido de poder dar la sorpresa a España, para lo que salieron totalmente concentrados y echaron el resto debajo del aro. David Andersen y Aron Baynes impusieron su ley en la zona, especialmente en la española, donde capturaron numerosos rebotes ofensivos que permitieron a los Boomers finalizar el primer cuarto por delante.

La salida a pista de Fernando San Emeterio y, sobre todo, de Felipe Reyes, hizo cambiar la actitud del combinado español, que se volvió más combativo. La mejora del equipo en la captura de rechaces fue acompañada de una mayor velocidad en el juego, situación en la que el equipo dirigido por Sergio Scariolo es imparable.

Parece que Rudy está totalmente recuperado de sus problemas en la espalda

Tras irse al descanso con cinco de ventaja, la verdadera muestra de superioridad vino en el tercer cuarto. Liderados por un muy activo Rudy Fernández, que tuvo que retirarse al vestuario antes del descanso por un golpe con el objetivo de la cámara de un fotógrafo, alcanzaron ventajas de más de veinte puntos haciendo gala de un juego bonito y efectivo a partes iguales. En el último parcial las diferencias se redujeron por la relajación de los pupilos de Scariolo, que decidió reservar a Pau Gasol y José Manuel Calderón una vez que el partido estaba ya resuelto.

Frente a Australia, los españoles han demostrado estar cerca de su máximo nivel y también ser imparables si se les deja correr. Pero eso no significa que en estático estén faltos de ideas, ya que la circulación del balón es exquisita, siendo los jugadores interiores un seguro anotador. Gasol finalizó el partido con veinte puntos en 18 minutos; Serge Ibaka, autor de ocho tantos, demuestra partido tras partido su poderío físico en defensa y también en ataque, donde puede coger cualquier balón suelto en el aire y transformarlo en un espectacular mate; mientras que Marc Gasol parece cerca de estar al cien por cien, tras los problemas en su hombro izquierdo que le hicieron perderse parte de la preparación.

El próximo rival será Gran Bretaña (jueves a las 21.oo), equipo al que ya ganaron en el primer partido de preparación por cuatro puntos (78-74). Ahora, con más rodaje, los británicos no deberían ser un gran problema para los intereses españoles, ya que es un equipo que únicamente cuenta con Luol Deng, Joel Freeland y Pops Mensah-Bonsu como verdaderas amenazas. Hay que tener en cuenta que estuvieron cerca de quedarse fuera de los Juegos Olímpicos a pesar de ser anfitriones, debido a su escaso nivel; de hecho es la primera cita olímpica de la selección de Gran Bretaña desde hace 74 años.

Fotografía: FEB

Dejar respuesta