¿Cómo se hace el cine en 3d?

1
383

Polar Express, Ghost of the Abyss, Beowulf o la más reciente Avatar han supuesto el resurgimiento de una vieja técnica utilizada en los cines: las tres dimensiones. Éstas llevan la visualización de la película a otro nivel, mostrando un nivel de profundidad e inmersión que no se puede conseguir de ninguna otra forma. Pero, ¿cómo funciona esta técnica?
Para realizar la primera explicación es necesario acudir a la biología. Los seres humanos vemos de una manera estereoscópica, es decir, visualizamos dos imágenes tomadas desde una posición ligeramente diferente. Para ello evidentemente usamos los ojos, que captan ambas imágenes y las transmiten al cerebro, el órgano que se encarga de “montar” las imágenes y darnos una percepción de la realidad, en tres dimensiones.

El problema que se encuentran los técnicos a la hora de llevarlas al cine es que la proyección se realiza sobre una pantalla blanca, en dos dimensiones. ¿Cómo lo realizan entonces? Proyectan dos películas de manera simultánea, dichas cintas están grabadas desde un punto de vista ligeramente distinto para que nuestro cerebro procese imágenes de dos posiciones diferentes, como lo hace en la realidad. Por supuesto ésta no es una técnica sencilla, y debe ser apoyada por unas gafas especiales. La labor de éstas es de filtrar todas las imágenes, de manera que veamos los fotogramas en el momento preciso para que percibamos la profundidad.

Las gafas las encontramos de dos tipos: por un lado las del tipo pasivo, que son las más habituales en los cines y las que probablemente se extiendan debido a su bajo precio y alta calidad. Lo que hacen es filtrar las ondas de luz, de manera que sólo veamos las imágenes necesarias. El otro tipo de gafas son las llamadas activas, más caras y complejas (con su propia batería y circuitería), que funcionan sincronizándose en todo momento con la imagen que el proyector emite.

Toda esta tendencia de las películas en tres dimensiones no se reserva exclusivamente a los cines. Cada vez más fabricantes se están decantando por llevarlas a nuestras casas a través de sofisticados televisores. De momento toda esta tecnología es cara, pero ya se empiezan a entrever modelos baratos, especialmente enfocados al mercado de los videojuegos, que ya cuenta con algunos títulos disponibles en 3D. El tiempo además dirá si las gafas son realmente necesarias, puesto que las principales compañías están investigando con paneles que no requieren el uso de las mismas.

Fuentes:
Kinépolis (
http://www.kinepolis.com/es/index.cfm?PageID=108230)
Wikipedia (
http://es.wikipedia.org/wiki/Cine_3D)
Fuentes de las imágenes:
Wikipedia (
http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Portada)
Saber curioso (
http://www.sabercurioso.com/9)

1 Comentario

Dejar respuesta