Cómo se construyó “Grand Piano”

0
220

El pasado viernes, 25 de octubre, llegó a nuestras salas Grand Piano, la película dirigida por el español Eugenio Mira, encargada de inaugurar  la 46 edición del Festival de Cine Fantástico de Sitges. Un thriller con influencias de Hitchcock y de Brian de Palma, protagonizado por Elijah Wood (el conocido “Frodo” de la trilogía de El señor de los anillos).

Elijah Wood durante la rueda de prensa
Elijah Wood durante la rueda de prensa en Sitges

 En la película Grand Piano, de producción española, el espectador verá sufrir a un pianista (Elijah Wood) con pánico escénico, que vuelve a los escenarios tras cinco años retirado, y que durante una representación tendrá que enfrentarse a un psicópata que le apunta con un rifle, mientras él interpreta ante el público una pieza de extrema dificultad.

 La Huella Digital pudo asistir a su estreno en el Festival de Sitges, que contó con una rueda de prensa posterior, en la que el equipo de la película descubrió detalles de su realización. Durante esta apertura al público, uno de los productores de la cinta, el gallego Rodrigo Cortés (Buried, Red lights), explicó que la película nace del deseo de producir algo dirigido por Eugenio Mira, por el que siente una enorme admiración. Según palabras del propio Cortés, en un encuentro que mantuvieron director y productor, él mismo le dijo a Mira: “No se lo que estás haciendo pero sea lo que sea, lo debes estar haciendo mal, así que vamos a hacerlo nosotros”. Ese sería el punto de partida para una colaboración mutua.

Fue entonces cuando Cortés contactó con otro de los productores del largometraje, Adrián Guerra,  quien encontró este guión de Damien Chazelle. Era un guión que exigía de un director con un conocimiento musical profundo, ya que la banda sonora tiene que ajustarse microsegundo a microsegundo a las necesidades dramáticas del guión, a los diálogos, a las pausas…Y Rodrigo Cortés pensó en Eugenio Mira como “posiblemente uno de los cuatro únicos directores de todo el mundo capaces de hacer algo así”, dejando claro en sus declaraciones su interés y el de Guerra en que el público reconozca el “incuestionable talento”  de Mira gracias a esta película.

Elijah Wood durante la rueda de prensa
Elijah Wood durante la rueda de prensa

Por su parte, Mira explicó es su intervención cómo inicialmente se había planteado realizar una deconstrucción de la imagen y la música, de modo que quedase un musical, al que quitando el sonido, fuese puro cine mudo, y es que según palabras de Mira, “esa es la esencia del cine de Alfred Hitchcock. Estas similitudes pueden hacer que a algunos espectadores, la película les parezca una versión extendida del final de El hombre que sabía demasiado, de Hitchcock, o les recuerde a  Speed, de Jan de Bont, en donde el protagonista pasaría de conducir un autobús a tocar el piano. Pero el mayor reto que se encontraron fue el de mantener la tensión durante toda la duración de la película, junto con la simultaneidad de eventos.

Por último, llegó el turno del protagonista, Elijah Wood, que descubrió algunos detalles de su personaje. El actor explicó cómo aunque durante casi toda la cinta, él es quien toca el piano, también requirieron de un doble, su profesor, “sin el que hubiera sido imposible hacerlo”. 

Un largo trabajo de colaboración entre todo el equipo, del que ya podemos disfrutar en nuestras salas.

[youtube width=”500″ height=”350″]http://www.youtube.com/watch?v=fxpDtdVOMf4[/youtube]

Imágenes y vídeo: Mar Seijo Bar 

Dejar respuesta