Cómo evitar que tu enemigo se convierta en Estado

5
351

¿Es casualidad que a pocas semanas de que se estudie el reconocimiento en la ONU del Estado Palestino surjan atentados y conflictos entre Israel y Gaza?

Decía Riad Al Malki, canciller palestino, que para continuar con la negociaciones con Israel hay que “cambiar las condiciones de las negociaciones, y para cambiar las condiciones de las negociaciones tenemos que sentarnos como Estado frente a otro Estado bajo la ley internacional”. Eso es algo que no le beneficia en absoluto a Israel porque entonces se equilibraría la balanza y tendría que hablar a Palestina de tú a tú.

Es mejor que el conflicto se sitúe en un plano Estado versus terroristas. De cara al exterior será justificado por Occidente como una lucha contra el terrorismo internacional. Palestina seguiría siendo un territorio peligroso sin definición oficial y se justificaría actuar con dureza contra un ente “abstracto”. Y de cara al interior, a sus propios ciudadanos, será la forma de que su mensaje de seguridad interna siga teniendo sentido y por lo tanto sigan viéndolo como una violencia legítima de su gobierno.

Por eso, a lo que estamos asistiendo estos días es simplemente una maniobra de presión internacional para recordar al mundo que el conflicto sigue vivo. Es decirle a los Estados que hoy se están pensando si reconocer la soberanía de Palestina que se lo piensen mejor. ¿Cómo pensárselo mejor? Teniendo constantemente en la parrilla mediática las palabras “Hamás”, “terrorismo”, “atentados” y las imágenes de violencia y guerra.

Todo para dinamitar los esfuerzos del Estado Palestino para recabar apoyos en su lucha interminable. Todo para presentar a Hamás y a la Autoridad Palestina como los culpables de que, por un lado, la tregua se haya roto, y por otro, se hayan roto las negociaciones y los acuerdos alcanzados (al menos sobre el papel). En definitiva, todo para evitar que en septiembre Palestina pase a ser un Estado soberano con derechos nacionales e internacionales.

¿Es casualidad que a pocas semanas de que se estudie el reconocimiento en la ONU del Estado Palestino surjan atentados y conflictos entre Israel y Gaza? Evidentemente no.

Fuentes del texto:
http://www.publico.es/internacional/392261/hamas-suspende-la-tregua-con-israel
Fuentes de las imágenes:
http://www.tvperu.gob.pe/noticias/images/stories/internacionales/hamasropainterior.jpg

5 Comentarios

  1. De igual modo el reconocimiento de un Estado Paalestino no es algo de mucho interes para los que gobiernan Gaza que son Hamas… debido a que les obligaria a gobernar en conjunto con su oponente externo mas amenazador que es Fataj y se encuentra al otro lado de Israel. Esto es en efecto una maniobra para retrasar algo que no conviene ni a Israel ni a Hamas y es un Estado Palestino (uno 1, un unico estado, y los palestinos vivien en dos 2 territorios separados entre si y gobernados no por UNA autoridad sino por DOS)

  2. Siento disentir, rafa, pero a todo palestino, del color que sea, le gustaria por fin que el resto del mundo reconociese lo que es una realidad anterior a la 2ª G.M., y es que Palestina es un estado. La diferencia que hay ahora con hace unos meses es que los atentados están saliendo por televisión e informados por los periodistas, pero en estos meses no han parado, y que ahora salgan a la luz persigue, como dice Victor, modificar la conciencia de occidente ante el conflicto (sobre todo en Europa, bastante cercana en su mayoria a la causa palestina).
    A Hamas le interesa un estado tanto como a Al-fatahj, entre otras cosas por las cotas de poder que su reconocimiento traería; y la democracia (hay muchos tipos, y la de Palestina, como la de Israel -en estado de guerra desde 1968- es un tipo) en Palestina no viene impuesta, sino que es propia. Los palestinos han sabido comportarse como un pueblo democrático, y si hoy existe una división fáctica en Palestina no es por que sus instituciones estén divididas, sino porque Al-fatahj, con el apoyo de la mayoria occidental, no aceptó los resultados electorales y no quiso abandonar el poder, y las luchas por el poder son las que complican las negociaciones de paz: hay luchas internas por este poder, e Israel no ecapta negociar con Hamas. Es como si en la restauración de la democracia en España no se hubiese contado con la legalización del PCE; todos los politólogos están de acuerdo en afirmar que la transición española no hubiese culminado bien sin su legalización.
    Israel no quiere la paz, porque ésta es reconocer que existe un estado que fue ocupado, devolver tierras, perder derechos maritimos, relocalizar colonos… Además, no olvidemos que estos sionistas (no los judios, sino los que creen en la Gran Sion) defienden su tierra prometida por Dios. Es una misión divina (igual que tras la frontera) irrenunciable para todos esos fanáticos. No van a dejar Jerusalen o Belen a “los moros”. Y todo su aparato mediático y politico-militar (no se olvide que el Mossad es el servicio secreto más importante del mundo, casi al nivel del s.s. vaticano o la CIA; y su ejercito, el más preparado, más incluso que el de EEUU) persigue constantemente crear esa conciencia en Occidente. Gracias a Dios, sin demasiado exito.

  3. Santiso, entiendo tu apoyo a la causa palestina y la respeto. Pero tienes varios errores en tu narrativa:
    1. Palestina no exitió como estado ni antes ni despues del 48.
    2. Salvo algunos disparos aislado no hubo no hubo ataques terroristas en los últimos meses, el último la bomba en la parada de colectivo de Jerusalem en Marzo y antes el palestino que acribillo a una familia completa de la colonia de Itamar
    3. Occidente si reconoce las elecciones, no estaba dispuesto a seguir transfiriendo los millones de dolares a una entidad que no es capaz de renunciar a la violencia. Hamas en la entidad politica y social mas importante de Gaza, eso no hay duda. Pero no es capaz de renunciar a la violencia y al llamado de destruir a Israel en pos de su propio pais.
    4. No hay nada mas que le interese a Israel que la paz, ya lo demostro sobrado con los acuerdos de paz con Egipto, Jordania y la retirada completa de Gaza

  4. No quiero ser impertinente, Carlos, pero:
    1. Depende de a qué llames estado. Como sabrás, el “estado” nación es un invento del liberalismo como oposición al reino o territorio feudal, no es, como muchos se creen, algo natural. Y dentro de este esquema de conceptos configurados por el pensamiento liberal, el Mandato británico de Palestina era ya un estado. Luego, en las negociaciones de paz posteriores a la 2ª G.M., EEUU y Rusia (no sin grandes oposiciones de la segunda al principio) decidieron el reparto de Palestina entre árabes y judíos. La diferencia es que hasta 1948 Palestina fue un protectorado, es decir, un estado al amparo de (en este caso, la corona británica); mientras que después fueron dos estados (Israel y Palestina). Pero estado, por supuesto.
    3. Ningún país del consejo de seguridad de la ONU ha reconocido los resultados electorales de 2006, y prueba de ello es que las negociaciones de paz las lleva directamente la jefatura de estado, es decir, Mahmoud Abbas, y no los representantes del gobierno de Hamas, que fueron todos vetados desde el día después al reconocimiento por parte de Fatah de la derrota electoral. Occidente nunca ha aceptado, ni lo ha intentado siquiera, a Hamas, como el PP jamás aceptará a Bildu: ponen la etiqueta, y de ella extraen las consecuencias. Pues Fatah y Hamas han actuado siempre igual, ambos son grupos de extrema derecha y abogan por la resolución armada del conflicto, al igual que Israel; los crímenes en la ANP se reparten por igual. La diferencia es que Hamas es más dura, pero ya está. La paz no es cuestión de que consideres a tu enemigo interlocutor válido o no, sino de su legitimidad para negociar, y Hamas tiene toda la legitimidad posible.
    Hamas no es la fuerza más importante de Palestina, ésta está repartida casi por igual entre Hamas y Fatah. Simplemente, ganaron las elecciones (de hecho, Fatah se proclamó victoriosa en un principio). Ni ellos, ni Fatah, han renunciado jamás al uso de la fuerza, porque los argumentos que esgrimen contra Hamas los israelís son los mismos que antes usaban contra Fatah (recuerda cuantos intentos de asesinato hubo por parte de Israel contra Arafat, de Fatah). No ha cambiado nada, solo que es más fácil en occidente convencer de la maldad de Hamas, que hace atentados suicidas, que la que tenían para convencer de lo mismo de Fatah, con unos métodos menos “impopulares”.
    Y sobre los millones de dólares, es mejor correr un tupido velo (supongo que se escribe así), pues apenas se han retirado las ayudas que reciben, incluso desde USA. Recuerda que el presidente sigue siendo Abbas, puesto hay por los inversores americanos (en concreto, 50 millones de dólares anuales), lo que cambia es el gobierno. A todas luces, Israel intenta chantajear a la población diciéndoles que o votan lo que les conviene, o se arrepentirán. Abbas es su perrito faldero, muerto Arafat creyeron conseguir la victoria, pero ¡ala! ganó Hamas y su estrategia se fue al garete.
    4. Estoy con Marat. Cualquiera que conozca un poco el tema sabe que los grupos terroristas que negociaron y lucharon por el estado israelí, que fueron sus primeros gobernantes, jamás aceptarán una Jerusalén árabe. Es su tierra prometida. Estamos hablando de un pueblo cuya unica unión es religiosa. Los más fanáticos jamás van a renunciar a la Gran Sión, a la tierra que buscaron durante cuarenta años de éxodo. Y esto fanáticos llevan más de medio siglo en el aparato de poder israelí, y no tiene pinta la situación de ser diferente a medio plazo.
    PD. Al dos, si no te importa, te responderé con notas bibliográficas, para que en la hemeroteca veas como no han cesado los ataques, pues aquella no es zona de paz nunca: de un lado vuelan las balas y bombas de racimo; del otro, balas de mortero (los mal llamados cohetes, que no son tales) y piedras.

Dejar respuesta