Como en los viejos tiempos

0
246

El Inter Movistar despachó al Triman Navarra con un contundente 4-0 en el pabellón Caja Madrid de Alcalá de Henares en la 13.ª jornada de la Liga Marca de fútbol sala. Lo hizo además como hacía tiempo que no se veía, con un dominio abrumador de principio a fin, presión en toda la cancha y escasas ocasiones para el conjunto rival, que también se encuentra en la zona noble de la clasificación.

Es justo decir que el planteamiento de Chema Jiménez, entrenador local, se vio también muy favorecido por la lesión en el minuto 3 del portero visitante Asier, víctima de una rotura fibrilar al realizar una parada. Su lugar fue ocupado por Iraitz, tercer portero en la plantilla del Triman, que se vio con la papeleta de enfrentarse a jugadores con la calidad de Schumacher, Batería, Matamoros o Pola, todo un reto para cualquier profesional. 

Los nervios hicieron mella en el joven guardameta durante toda la primera mitad, algo que la máquina verde no dejó pasar. Ya en el minuto 7, un robo de Ortiz llevó a un contragolpe interista que finalizó ‘Schumi’ batiendo por bajo a Iraitz. Mucho más grave fue el gol que recibió dos minutos después, cuando un saque rápido y largo del portero del Inter, Juanjo pilló adelantado al debutante, que no alcanzó a despejar con la cabeza, quedándole el balón franco a Ortiz para marcar el 2-0.

Estos dos mazazos casi consecutivos pusieron prácticamente la puntilla al partido, ya que Juanjo no había tenido que hacer ninguna parada digna de mención en la otra portería. De hecho, pasaron más de diez minutos hasta que el portero que se disputa la titularidad con Luis Amado tuviera que realizar algún esfuerzo. A pesar de que el Triman intentó presionar un poco más al Inter, la voluntad navarra no consiguió nada reseñable. El oficio de jugadores tan curtidos en tareas defensiva como Ortiz o Álvaro era más que suficiente para que la afición alcalaína no tuviera que preocuparse en absoluto.

Hacia el final de la primera mitad, Mati y Matamoros tomaron el protagonismo con acciones ofensivas muy aplaudidas, especialmente la del tercer gol, con la firma del propio Mati: el argentino marcó el golazo de la noche con un disparo cruzado que entró por la escuadra, demostrando no solo que su lesión está superada, sino que progresivamente adquiere galones de influencia en el equipo de Chema Jiménez.

Quien esperara un escenario diferente en la segunda parte se equivocó profundamente. Diez segundos tardó Mati en probar fortuna. Los constantes ataques del equipo alcalaíno desquiciaban a Eseverri. El capitán navarro no sabía cómo motivar a sus compañeros, constantemente superados por las oleadas ofensivas de los locales.

Hacia el ecuador de este periodo comenzó a aparecer de forma recurrente Juanra, exjugador del Inter, con acciones más de orgullo que de verdadero peligro. Sus disparos no encontraron puerta, bien porque rebotaban en sus propios compañeros, bien porque los interistas conocían el método para anularlos. El empuje de Juanra terminó con una dura entrada sobre Mati, ganándose así el reproche de sus excompañeros y de la que un día fue su afición. 

Los males para el Triman no habían terminado todavía: un empujón de Mimi a Iraitz cuando éste tenía el balón en las manos sacó al portero fuera del área, lo que obligó al árbitro a señalar la quinta falta y amonestar al guardameta cuando aún quedaban 12 minutos por jugarse, un riesgo latente cuando enfrente está la mejor versión de Inter Movistar.

Betao y Rafael tomaron el protagonismo en la recta final con varios disparos fallidos hasta que, en el minuto 34, Matamoros marcó con un disparo ajustado al palo largo al aprovechar un despiste de Araça en defensa. El gol fue con dedicatoria especial a Hugo, lesionado en una banda, testigo de lujo del partido más intenso visto hasta ahora en el Caja Madrid. La manita pudo haber llegado a dos minutos del final, pero Schumi falló el doble penalti, dejando un 4-0 que aporta más al equipo por las buenas sensaciones reencontradas que por los tres puntos conquistados.

Fotografías: Luis Merino.

Dejar respuesta