Cómo conseguir los derechos de tu manuscrito

0
325

Sé de buena mano que muchos de nosotros nos hemos aventurado en el mundo de la literatura, de lo fantástico, de la novela histórica o cualquiera subgénero que tenga que ver con una obra propia escrita de primera mano. Pero una obra es difícil de hacer, de crear, de visionar y sobre todo de terminar, tras miles de arreglos, repasos sin freno y cambios de última hora ¿qué hacemos con ella?

Antes de presentarnos en una editorial para darles nuestro libro, de participar en un concurso que tiene como premio la publicidad de la misma o escribir a algún escritor para que nos dé su opinión sobre nuestro discreto manuscrito, e intentar así que vea la luz pública; una única recomendación al respecto: conseguir los derechos. No se sabe con qué tipo de personas nos vamos a encontrar en el camino, ni sabremos cuáles son sus intenciones o quien podría copiarla o plagiarla de publicarse (por ejemplo) en un medio interactivo donde todo está al alcance de todos.

Para frenar todas estas trabas iníciales solo tenemos que dar el salto inicial de ir al registro de la propiedad intelectual y registrar la obra a nuestro nombre. Conseguirlo no es nada difícil, solo debes meterte en cual página (en la web del Ministerio de Cultura se puede mirar rápidamente) y averiguar cuál es la dirección del registro de la propiedad intelectual de tu comunidad autónoma o provincia ya que en todas existe una.

Tienes que llevar una copia de tu obra encuadernada, pedir una serie de papeles que te otorgan para que quede constancia de todo en el registro y pagar una cuota. El dinero no es demasiado (no sobrepasa los 13 €) y con ellos puedes evitar muchos problemas futuros al respecto… Firmarás unos cuantos papeles, y desde que sales del despacho ya podrás decir que tienes una obra a tu nombre ya que es vinculante desde el momento en que solicitan los derechos.

Ya cuando se te haya olvidado que habías ido hace tiempo al registro, llegará a tu casa en un sobre certificado de la Consejería de Cultura con una carta escueta que dice que los derechos del manuscrito te pertenecen – en mi caso han tardado cerca de 7 meses.

Una vez has pasado todos estos trámites realmente necesarios ya solo tienes que tener un poco de suerte en el mundillo literario, conocer a la gente idónea o encontrar a alguien que amablemente te abra las puertas de un sector que cierra bastante sus puertas a los escritores noveles. Ojala todos podemos algún día contar otra experiencia similar de cómo fue la experiencia de un primero libro…

Fuentes del texto: propias

Fuentes de la imagen: www.google.es

Dejar respuesta