Comienza la campaña electoral en Egipto

0
143

Arranca en Egipto la campaña electoral que enfrentará al ministro de Defensa y ex Jefe del ejército Abdel Fattah Al-Sisi y al candidato progresista Hamdeen Sabahi. Los comicios tendrán lugar los próximos días 26 y 27 de mayo después de que el gobierno interino que preside Abdi Mansur decidiera dar prioridad a las elecciones presidenciales antes que las parlamentarias.

Abdul Fatah Khalil Al-SisiEstas serán las segundas elecciones presidenciales que tienen lugar en Egipto en menos de dos años. Las primeras, en mayo y junio de 2012 dieron la victoria a los Hermanos Musulmanes y Mohamed Morsi fue elegido presidente. Morsi fue depuesto de su cargo por el ejército el 3 de julio, apenas un año después de ser elegido, tras registrarse masivas protestas sociales en contra de la deriva islamista de su gobierno a las que éste respondió con brutales represalias. En esta segunda ocasión el panorama electoral se prevé convulso por la violencia registrada en la primera noche de campaña en la que fallecieron cinco personas a causa de ataques terroristas. Los comicios estarán también marcados por la ilegalización política de los Hermanos Musulmanes, quiénes fueron declarados organización terrorista el pasado diciembre y cuyos miembros están siendo encarcelados y en algunos casos ejecutados.

Egipto esta probando su democracia, equivocándose y aprendiendo, aseguran fuentes diplomáticas que no consideran el episodio del 3 de julio como un golpe de estado sino como la ejecución por parte del ejército de la voluntad del pueblo. El mismo discurso mantiene el ministro de defensa y candidato favorito de las presidenciales, Abdel Fattah Al-Sisi, quien se ha labrado la reputación de ser el autor intelectual del derrocamiento de Morsi y cuya candidatura electoral está abiertamente respaldada por el ejército y por el gobierno interino del país. Los puntos fuertes de su programa son la lucha contra los Hermanos Musulmanes y la apuesta por la seguridad nacional: “no habrá en Egipto algo llamado Hermanos Musulmanes” declaró en la primera entrevista concedida a la televisión nacional Egipcia.

6efa9d8772ff244263c78f63f530d6ca_XLSu oponente, Hamdeen Sabahi, fue miembro del parlamento durante el régimen dictatorial de Hosni Mubarak y resultó el tercer candidato más votado en las últimas elecciones presidenciales quedando eliminado en la primera vuelta.  Sabahi es un político de ideología nasserista (un movimiento político de tendencia nacionalista y popular que surgió en Egipto durante la revolución de 1952) que ha acentuado su perfil progresista y socialista de cara a los comicios presidenciales. Su candidatura es respaldada por diversos partidos de corte laico e izquierdista, aunque el apoyo popular parece estar del lado de Al-Sisi.

Según los principales medios de comunicación egipcios e internacionales el ministro de Defensa vencerá por abismal diferencia pues la mayor parte de los ciudadanos consideran que Al-Sisi es el único líder capaz de restablecer la seguridad y recuperar la economía egipcia.

Mientras los candidatos tratan de ofrecer soluciones que asienten y estabilicen la democracia conseguida tras la expulsión del dictador Hosni Mubarak con propuestas principalmente centradas en la seguridad, ninguno de los dos aspirantes ha mencionado estrategia alguna para combatir la pobreza, la escasez de energía y el desempleo.

Dejar respuesta