Cine negro del que deja huella

0
372

Los Ángeles. Año 50. Lo confidencial se hace público y lo público se hace privado. Antes de que finalicen los títulos de crédito, Curtis Hanson ya nos ha ubicado en el lugar y momento exactos en que se desarrollará la trama de L. A. Confidential (1997).

LA Confidential 1El departamento de policía de la ciudad vive tiempos convulsos y se encuentra rodeado de escándalos que destapa incesantemente la prensa sensacionalista; todo el mundo busca fama, drogas, alcohol, sexo o dinero. El agente Ed Exley (Guy Pierce) es un novato que cree ciegamente en la justicia y quiere eliminar la corrupción que invade el cuerpo de policía. Contrasta su carácter con el del detective Bud White (Russel Crowe), un hombre rudo y poco ortodoxo que no soporta que maltraten a las mujeres. Estos dos personajes y un tercero, el detective de antivicio Jack Vincennes (Kevin Spacey), quienes no tienen nada en común, coincidirán en un mismo caso de drogas, prostitución de lujo, crimen organizado y corrupción.

Con un ritmo y una puesta en escena extraordinarios, Hanson dirige a un gran reparto: Russel Crowe, Kevin Spacey, Guy Pearce, Kim Basinger, Danny DeVito y James Cromwell.

Curtis Hanson apuesta por una narración ágil y vibrante. Crímenes, corrupción, negocios turbios y, ante todo, mucha violencia, serán los elementos que conformen el contexto en el que se deben desenvolver los personajes de la película. Estos personajes representan estereotipos convencionales pero muestran unos perfiles muy bien dibujados: el policía duro, el corrupto, el ambicioso, el impasible; el periodista sin escrúpulos, el empresario inmoral, o la prostituta con buen corazón, entre otros. Seremos testigos de un amplio despliegue de violencia sin concesiones, pero muy bien ejecutado por el director.LA Confidential 2

La atmósfera que consigue Hanson es el componente que engrandece a esta película: la música, el ambiente recreado de los años 50 en Los Ángeles, la fotografía, las escenas de violencia. Todo ello consigue que L.A. Confidential nos atrape. No es una película de cine negro en la que tan sólo somos testigos de tiros y asesinatos, sino que va más allá; las muertes conducen a una trama interna trepidante que capta todo el interés del espectador, de principio a fin.

En definitiva, L. A. Confidential es una película de cine negro del que deja huella.

Imágenes: Regency Enterprises

Dejar respuesta