Ciencias de la Información desempolva “Trenes rigurosamente vigilados”, una joya del cine checo

0
92

Trenes rigurosamente vigilados

El pasado lunes 12 de diciembre la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) deleitó a los alumnos con el visionado de uno de los clásicos del cine checo: Trenes rigurosamente vigilados, película rodada en 1966 por Jirí Menzel que obtuvo el premio Oscar en la categoría de Mejor Película de Habla no Inglesa.

Trenes rigurosamente vigilados cuenta la historia de Milos (Václav Neckár), joven aprendiz en la estación ferroviaria de su pueblo. Allí compartirá protagonismo con su superior, el oficial Hubicka (Josef Somr), y su jefe de estación, el señor Zednicek (Vlastimil Brodský).

Entre tanto, Milos conoce a una chica a la que quiere impresionar, pero a la que cree que no es capaz de satisfacer. La acción se enmarca en el contexto de la II Guerra Mundial y con los alemanes intentando invadir el país, lo que confiere al filme una atmósfera única.

La película intenta recrear los sinsabores de la condición y la existencia humana, pero siempre desde una perspectiva que se debate entre lo agrio, lo amable y lo cómico. A través de los tres personajes principales, Menzel plasma en celuloide la obra homónima de Bohumil Hrabal, pero aplicándole su visión y centrándose más en el desarrollo de la historia cronológicamente, sin vueltas al pasado.

Gracias a una cuidada escena y una gran presentación de los personajes, el director crea una parodia en la que se expone de forma magnífica la realidad de un país en guerra, poniendo de manifiesto las contradicciones que sufren los personajes inmersos en esta dura realidad política y social.

Las acciones representadas son situaciones comunes, ahonando más en ese carácter amable que se muestra en la inocencia e inexperiencia del protagonista: Milos no sabe hacer frente a una relación con una mujer, lo que le sume en una profunda tristeza que incluso le lleva a intentar suicidarse. Aunque intentará zafarse de su herencia familiar (una estirpe de cobardes), su carácter le llevará a un final desconcertante e incluso macabro.

Menzel nos regala en esta cinta todo tipo de situaciones provocadoras y eróticas sobre las relaciones entre mujeres y hombres, tratando aspectos que siguen vigentes en la actualidad, caso de la seducción, el juego amoroso y sexual, la atracción o la exuberancia del cuerpo femenino.

Se trata de una hora y media en la que se exponen distintos tipo de relaciones del ser humano, ya sean de poder, amorosas, sexuales, políticas o de amistad, y todo a través de los ojos de un joven principiante que comienza su aprendizaje laboral y vital.

Fotografía: Vertov

Dejar respuesta