“Cielo de octubre”, cielo de frikis

2
806

Una mañana, un profesor abrió su clase anunciándonos que había aprendido una nueva palabra: friki. Dícese de aquella persona que se muestra muy interesada por un determinado tema y como consecuencia lógica lo estudia mucho. Para tranquilizarnos se precipitó a aclarar que en su clase no había encontrado ninguno.

Como habrán podido imaginar por esta introducción, la película que me dispongo a recomendar es una película para frikis. No piensen en el loco de los videojuegos. Piensen en aquellos que se despiertan dando un salto mortal. En esos que corren detrás de sus sueños sin miedo de tropezar o de no llegar. En esos que alguna vez se aprendieron todos los nombres de los dinosaurios o intentaron construir una cometa.

El hombre social teme al fracaso. Y lo que es peor, teme a que le vean fracasar. Por eso, tras mucho darle vueltas al tema, ha encontrado la fórmula magistral. ¡Amordazar sus sueños hasta que estos olviden que existen! Nadie sabrá que estuvieron allí. Y lo más importante, nadie le dirá aquello de “no lo has conseguido, ¡fracasaste!”.

George Bernard Shaw decía “Si has construido un castillo en el aire, no has perdido el tiempo. Ahora debes construir los cimientos debajo de él.” Esta película es un homenaje a todos aquellos a los que se les iluminan los ojos con la esperanza de alcanzar sus metas. A los que trasnochan y pierden la noción del tiempo trabajando para construir sus sueños. A los que les debemos el avance de la ciencia y un día sin entender por qué vieron que les habían colgado el calificativo despectivo de frikis.

Del argumento sólo diré que el título de la película se debe a que fue el 4 de octubre de 1957 cuando fue lanzado el primer Sputnik al espacio.

Las poderosas interpretaciones de Chris Cooper, Laura Dern y Jake Gyllenhaal, la profunda banda sonora de Mark Isham y sobre todo una buena historia inspirada en hechos reales hacen de esta una cinta muy aconsejable para pasar una buena tarde de domingo.

2 Comentarios

Dejar respuesta