‘Cielo bajo. Suites’, reconstrucción de una edición fallida

0
249

La obra de Federico García Lorca regresa con el poemario Cielo bajo. Suites, edición de Eutimio Martín y publicado por DeBolsillo. Este volumen recoge un proyecto que no llegó a publicarse a pesar de la ilusión que albergaba el granadino en el proyecto. La intención del poeta era que se imprimiesen Suites junto a Poema del cante jondo y Canciones, hecho que nunca ocurrió. El libro lo editaría Emilio Prados, quien realizó un prólogo para Suites (uno de los títulos de la obra). Este original se perdió; por ello, es muy probable que esta edición no sea del todo fiel a la que pretendió publicar el autor en su momento. La tarea de Martín “ha consistido ante todo en la revisión de los manuscritos para establecer un texto que revisa la mayor legitimidad posible”.

Cielo abajo. Suites es un poemario que se encuentra dividido por temática, en el cual podemos encontrar poemas en verso, de extensión variable, y dos poemas en prosa. En ellos encontramos a un Lorca que beberá, en cierto modo, de todos los afluentes que nutrirán su poesía a lo largo de su corta vida. De este modo, encontramos al Lorca más cercano a Poema del Cante jondo y, en otras ocasiones, a Poemas en prosa y a las vanguardias. En un ejercicio poético Federico reconstruye su simbología y la mitología en una obra en la cual se hace palpable una fuerte tensión eros-tánatos, el diálogo que mantiene con una muerte esperada y temida, mezclando mitología grecolatina y cristiana…, y todo ello aderezado con la semiótica lorquiana de la luna, los colores, el caballo… Así pues, se reconstruye una alegoría típica del autor en la que se retoman tres principales construcciones: la historia de amor, la muerte y el yo “denunciante”.

El subtítulo de Suites ya marca el carácter musical que le quiere otorgar Lorca al poemario. Los versos marcan un ritmo interno, creando una musicalidad sugerente que, en ocasiones, se refuerza con la rima o con juegos fonéticos como en el poema “Memento”. El carácter musical que Federico infiere al libro también recae en el título de las secciones en los que se agrupa sus poemas como “Suites de los espejos” o “Momentos de canción”. Cada grupo recoge unos sentimientos intensos, a veces desgarradores, que reafirman la intensidad que tenía el granadino en la manera de sentir el mundo: “Cantando / veré la única estrella / que no existe”.

Un magnífico ejercicio de habilidad lírica es lo que encontramos en Cielo bajo. Suites de Federico García Lorca. Esta edición celada por Eutimio Martín, se acerca a lo que pudo haber sido un libro que, a pesar de no poseer el prólogo de Emilio Prados, realiza un gran trabajo de contextualización y análisis en la “Introducción”, la “Advertencia al lector” y la “Cronología”. El granadino construyó una obra marcada por la oscuridad que rodeaba su vida, pero también con la luz que lo envolvía. Un libro de cabecera que no puede faltar en vuestra mesilla de noche para leer unos versos de vez en cuando.

Dejar respuesta