China-México, equilibro restablecido con el “Pacto del Tequila”

0
160

Xi Jinping, presidente de la República Popular China, relanzó las relaciones con el país mexicano durante la primera semana de junio. Enrique Peña Nieto, presidente de México, y Jinping decidieron terminar con el distanciamiento que habían tenido durante los últimos años, firmando el “Pacto del Tequila”, que prevé una serie de acuerdos comerciales para conseguir un mayor equilibrio en las relaciones comerciales entre ambos países.

Foto cedida por Angélica Rivera, flickrA lo largo de la semana pasada, el presidente chino realizó la primera gira a países americanos desde que llegó al poder en noviembre del 2012. Gira que hizo al lado de la soprano, Peng Liyuan, su esposa. Esta visita estuvo marcada por la parada en México durante tres días desde el martes 4 de junio, en la que el presidente Jinping quiso darle una oportunidad a las relaciones que ambos países habían mantenido durante los últimos años un poco frías. Distanciamiento marcado, principalmente, por la competencia comercial por el mercado de los Estados Unidos.

El gobierno mexicano ve esta ocasión como el punto de partida para desarrollar su potencial económico. Tanto México como China quieren corregir esa asimetría que existe entre los dos países en cuanto a las inversiones económicas que ambos realizan entre ellos, ya que México sufre un déficit comercial con China superior a 51.000 millones de dólares. En estos años, México importó más productos chinos que los que exportó a China. El Secretario de Relaciones Exteriores José Antonio Meade se ha mostrado optimista sobre la posibilidad de una mejora sensible en las relaciones entre los dos países.

Los presidentes firmaron el “Pacto del Tequila”, llamado así porque la bebida nacional mexicana será uno de los productos que más exportará México a China. También se comprometen a dejar atrás discrepancias del pasado y cooperar en la igualdad. El presidente de China y su mujer concluyeron su viaje a México con la visita de las ruinas mayas de Chichén Itzá, disfrutando de la visita de uno de los principales sitios arqueológicos de la península de Yucatán. Ambos presidentes, Peña Nieto y Jinping, acompañados de sus mujeres, Angélica Rivera y Liyuan respectivamente, recorrieron la zona arqueológica a pie, después de ser recibido con una ceremonia llevada a cabo por la población de la zona. Para Peña Nieto la reunión con su homólogo ha sido un gran paso, agradeciéndole su apoyo para acabar con los obstáculos que habían impedido durante la última década entrar productos mexicanos en China. El Presidente chino, por su parte, cifró en 1.000 millones de dólares los contratos comerciales acordados en materia de productos como el cerdo y el tequila. También habló de posibilidades de inversión que se enfocarán hacia sectores de infraestructuras, energía y minería. 

Según el New York Times lo que China está haciendo con sus relaciones en los países Lationamericanos es asegurarse el petróleo y otras materias primas. Y, también ocupar el hueco que Estados Unidos está dejando en los países americanos del sur, ya que los líderes de estos países se han quejado de que Washington presta muy poca atención al resto de las preocupaciones del hemisferio. Así que China ha comenzado a tomar ventaja desde esta percepción. Peña Nieto y Jinping ya tuvieron un encuentro el pasado 6 de abril durante el viaje que el mandatario mexicano efectuó a China para participar en el Foro de Boao para Asia (FBA) en la isla de Hainan. En ese encuentro ambos países se comprometieron a relanzar las relaciones bilaterales mediante un mayor diálogo, y sellaron sendos acuerdos energéticos entre la petrolera mexicana Pemex y dos compañías chinas.

Dejar respuesta