China: Juegos Olímpicos 2008

0
147

La República Popular China es un estado situado en el este de Asia, el más poblado del mundo, con más de 1.300 millones de habitantes y el cuarto más grande en cuanto a extensión territorial, tras Rusia, Canadá y los Estados Unidos de América.
Tras siglos de dinastías, en 1911, con el levantamiento de Wuchang se desencadena el final de la China imperial. Desde 1945 hasta 1949 tiene lugar una guerra civil provocada por los enfrentamientos del partido nacionalista, Kuomintang, y el Partido Comunista de China, que acabaría con la victoria de los comunistas en el continente. El 1 de Octubre de 1949 el líder comunista Mao Zedong proclamó la Republica Popular China.

A su muerte y desde 1978, con un nuevo líder, Deng Xiaoping, la República estuvo marcada por las reformas estructurales que provocaron un intenso crecimiento económico que ha continuado hasta la actualidad con el presidente de la República, Hu Jintao.

Los Juegos Olímpicos de 2008, oficialmente Juegos de la XXIX Olimpiada, tendrán lugar en Pekín, la capital de la República Popular China del 8 al 24 de Agosto de 2008.

La ciudad fue elegida el 13 de Julio de 2001 durante la sesión 112 del COI en Moscú, derrotando a Toronto, Paris, Estambul y Osaka. Anteriormente otras ciudades habían sido eliminadas, entre ellas Sevilla.

Esta decisión del COI fue muy discutida por las violaciones que China comete a los derechos humanos que establece la ONU. Para acallar estas quejas se ha elegido como lema:
 “Nuevo Pekín, Grandes Juegos para enfatizar el cambio de los ideales del país para el nuevo milenio”.

Nos preguntamos si es suficiente solo un buen lema para cambiar a un país, evidentemente no. Por eso desde Amnistía Internacional se ha lanzado una campaña que lleva por nombre:
“Pekín 2008: que todos vean a que se juega en China”.

En ella manifiestan que los Juegos Olímpicos de Pekín son un escaparte a través del cual China quiere mostrarse al mundo, pero se preguntan que es lo que quiere mostrar exactamente.

Afirman estar seguros de que el gobierno chino no desaprovechará la ocasión para exhibir la pujanza económica de su país, su desarrollo tecnológico, su tremenda capacidad organizativa y aseguran que el gobierno también hará todo lo posible para ocultar la otra realidad de China.

Allí se producen más ejecuciones que en ningún otro lugar del mundo, y la pena de muerte se aplica sobre 68 delitos, algunos de ellos económicos, con prácticas tan escalofriantes como la extracción inmediata de los órganos de los ejecutados.

También se reprime a los periodistas, se censura Internet, se encarcela y se tortura por delitos de conciencia. Las propias autoridades chinas prometieron mejoras en los derechos humanos si su candidatura olímpica era elegida, ahora deben demostrar al mundo que cumplen esa promesa.

Mucha gente, dentro y fuera de China, espera que los Juegos Olímpicos impulsen una era de cambios en el gigante asiático, pero Amnistía Internacional opina que se necesita mucho más que unos juegos para mover a este gigante.

Fuentes del texto:
noticias@info.es.amnesty.org
Fuentes de las imágenes:
noticias@info.es.amnesty.org
www.google.com

Dejar respuesta