Chanel presenta la artesanía de sus talleres en Paris-Londres

0
325

“Es una colección sofisticada y cara para el punk rico”, dijo Karl Lagerfeld de su pre-colección de otoño Métiers d’Art titulada Paris-Londres. Esta colección se muestra fuera del calendario oficial de la moda y es solo de Chanel. Se realizó por primera vez en 2002 tras la adquisición de los talleres parisinos más importantes, y que de otra manera, hubieran desaparecido. El desfile es una celebración de la artesanía de estos talleres.

El lugar elegido para presentar esta pre-colección fue Londres, ciudad que inspira los sentimientos más punk de Lagerfeld.  El espacio donde se presentó fue transformado en un elegante salón parisino, con sillas negras engalanadas con el logo Paris-Londres inscrito en ellas, mesas con velitas, y una primera fila llena de celebrities y supermodelos como Carlota Casiraghi, Eugenie Niarchos, Emma Thompson, Lily Allen o Natalia Vodianova, por ejemplo.

El show está inspirado en el English Chic, estilo al que la propia Coco Chanel fue introducida gracias a sus amantes británicos: Boy Capel y el duque de Westminster. Pero sobre todo, fue un alarde de la virtuosidad de la artesanía de Lagerfeld, y de los talleres parisinos con los que trabaja: Massaro -especialistas en zapatos-, Desrues -hace los botones-, o Goossens -trabajan con plata-, por ejemplo.

El show comenzó con la modelo-cantante Irina Lazareanu y Sean Lennon subiendo al escenario para dotar a la inminente colección de una banda sonora  de romántico jazz.

“Es punk, es Teddy boys, es Charles Dickens… es Londres” dijo Lady Amanda Harlech de la inspiración. La colección tenía ciertos aires reminiscentes de la era Tudor y Victoriana: broches de gemas, pantalones cortos bombachos, camisetas con collares y lazos, abrigos largos con cristales… Pero Lagerfeld, no quedó ahí, también exploró otras ideas que constituyen el estilo british estos días: ojos muy maquillados, largos pantalones estrechos… “Es un cruce entre Brigitte Bardot y Amy Winehouse” concurrió Lagerfeld.

También añadió un toque de excentricidad británica añadiendo a sus bolsos acolchados, la bandera británica; y a las plataformas altas, una bombilla formando el tacón. Pero la esencia de Chanel, la calidad de la elegancia parisina, prevaleció en toda la colección. Así se demostró en las chaquetas, los minivestidos en color crema con lazos en el dobladillo, y una abundancia de joyas y cristales en pelo y zapatos; en los abrigos, en los vestidos y en los guantes, que dieron una transparente sensación de decadencia y nostalgia a todo el look.

Presentando un estilo muy barroco, los accesorios de la colección llaman poderosamente la atención por su efectismo. Desde cruces joya, bolsos con cadenas brillantes, a zapatos y guantes de metal, esta colección presenta un esplendor gótico, que representa un moderno tributo a la decoración.

Después del desfile, Lagerfeld salió a saludar a su corte de amigos famosos, incluyendo a Claudia Schiffer, Naomi Campbell, Daphne Guiness… mientras un mayordomo le seguía con una bandeja con un vaso de Coca-Cola Light.

Fuentes:
http://www.fashionweekdaily.com/news/fullstory.sps?inewsid=513874
http://www.fashionweekdaily.com/parties/fullstory.sps?inewsid=513880
http://fabsugar.com/864585

Dejar respuesta