“Ceremonia”, el retorno de La Bien Querida

0
71

Tras haber dividido a la crítica con sus dos primeros discos, Romancero y Fiesta, entre quienes les reconocen como una revelación del pop español y quienes no han sabido entender la eventual electrónica en sus canciones, La Bien Querida dan el relevo al tercero, Ceremonia, trabajo en el que el dúo finalmente abraza los sintetizadores y se olvida del bajo y la batería.

Ceremonia, de La Bien QueridaHa pasado tiempo desde que Ana Fernández-Villaverde comenzara a introducirse en el mundo de la música, pero La Bien Querida siguen teniendo la misma esencia pop que les ha permitido ser uno de los nombres más sonados de los últimos años dentro del circuito indie. Romancero nos permitió conocer al dúo, en el que también participa David Rodríguez, y enamorarnos de la frustración, la reflexión y el desamor contenidos en sus canciones. Fiesta, su segundo álbum, consiguió reflejar una clara evolución en su trabajo y permitió afianzar la presencia de la pareja en la esfera nacional. Pero Ceremonia es el disco que verdaderamente marca un antes y un después en su trayectoria. Grupos como New Order o Depeche Mode son algunas de sus mayores influencias en esta última aventura.

El single ‘Arenas movedizas’ abre el disco aludiendo a la mujer humillada y frustrada por los celos hacia su amado (“te imagino en cualquier bar tratando de engañar a alguna niña tonta”), pero a la vez con una personalidad vengativa y castigadora (“cuando sientas nostalgia de mis besos, yo te diré que el daño que me has hecho no se puede reparar”). La letra podría pertenecer a cualquiera de sus otros dos trabajos, pero su acabado electrónico hace que encaje a la perfección en el último. Versa también sobre el desamor ‘Aurora’, uno de los momentos más oscuros del disco.

Otra de las canciones es ‘Hechicera’, historia que se podría trasladar a la vida de cualquier “femme fatale”, cuya habilidad se basa en sacar provecho económico de sus conquistas, pero que con la llegada del amor verdadero decide cambiar los billetes por sentimientos. Tras este tema llega ‘Carnaval’, uno de los cortes más optimistas y más cercanos a su hit ‘9.6’. En este caso, pese a tratar sobre el arrepentimiento por la ruptura de una relación, rememora las mejores sensaciones de ésta. Es una de sus propuestas más evasivas, sólo por detrás de ‘Los Picos de Europa’, cuya temática recuerda a canciones como ‘Mamá, no quiero ir al colegio’, de Klaus & Kinski, o ‘Siesta’, de Papa Topo, que remiten al colchón como el mejor lugar para olvidarse de los problemas y evadirse de ellos.

‘A veces ni eso’, por su parte, podría pertenecer a un disco de Jeanette, omitiendo la electrónica y los momentos de guitarra eléctrica. Se trata de otra canción sobre la frustración amorosa, en la que se repite constantemente “y yo, aquí, haciendo eses de amor con las caderas”. ‘Mil veces’, una de las canciones del disco que más incitan, junto con ‘Luna nueva’, a la reflexión, es la encargada de cerrar el disco.

En definitiva, este trabajo consigue hacer olvidar los males de la rutina y vivir miles de historias sin tener que salir de la habitación. Se puso a la venta tanto en tiendas físicas como en Internet el 5 de noviembre.

Valoración: 8/10.
Título: Ceremonia.
Género: Pop.
Discográfica: Elefant Records.
Fecha de publicación: 5 de noviembre de 2012.

Imágenes cedidas por Elefant Records

Dejar respuesta