“Castillos de cartón”, un amor a tres bandas

0
1167

El número preferido de María José es el 3. Ese tres que un día fue impar, otro día, par y, al final, ninguno. Y es que, en una relación amorosa, tres son multitud y siempre hay uno que sobra. Pero, en Castillos de cartón, ni la historia ni los protagonistas son como los demás.
En esta novela de Almudena Grandes, recientemente trasladada al cine y protagonizada por Adriana Ugarte (La Señora, de TVE-!), quien encarna a María José Sánchez García, Biel Durán y Nilo Mur, se abarcan temas tan controvertidos como el arte y la muerte; El sexo y el amor. Sobre todo sexo y amor.
María José (Jose para los amigos), Marcos y Jaime son tres estudiantes de Bellas Artes en la década de los ochenta, en Madrid.
En plena movida madrileña y la época del destape, estos jóvenes experimentan con el alcohol y las drogas y se inician en el sexo. Un sexo que compartirán como comparten asiento en la facultad a la que acuden. Un sexo peculiar entre tres personas que no llegan a ser jamás un trío.

María José, en una primera etapa, se enamora de Marcos y de Jaime con la misma intensidad. Así lo expresa la protagonista, en pasaje del libro: “Todos los días comprendo que el resto de mi vida ha pasado en vano, que no ha vuelto a sucederme nada, que no he sabido hacer ninguna cosa bien sin ellos”.

Pero, sin quererlo nadie, al final uno de ellos saldrá perdedor y el otro vencedor: “Yo quería mucho a Marcos. Lo quería casi tanto como a Jaime”. Y prosigue: “Marcos estaba enamorado de mí, yo estaba enamorada de Jaime, y Jaime de mí”.

Un brillante ex estudiante de Bellas Artes y un, aún más, excelente pintor, no se conformaría con una relación en la que recibiría menos que un simple voiaeur. Así, cada uno se fue por su lado. El 3 se disolvió y la muerte los volvió a unir.

Marcos decidió acabar con su vida y esto reunió de nuevo a Jaime y Jose, para recordar, en palabras de una veterana escritora, un historia, divertida a la par que emocionante.

Gran narradora, como su propio apellido indica, Almudena traza con un lenguaje sencillo, claro y directo, una historia de antaño, pero, la mismo tiempo, muy actual.

La autora, que cuenta en su lista con varios premios literarios, se dio a conocer con Las edades de Lulú, en 1989, libro al que han seguido Malena tiene nombre de tango, Te llamaré viernes o Los aires difíciles, también llevada a la gran pantalla.

Fuentes del texto:
GRANDES, Almudena;
Castillos de cartón. Barcelona, 2004. Editorial Tusquets.
Fuentes de las imágenes:
www.canales7.es
www.fotogramas.es
www.elpais.es

Dejar respuesta