Casquero decide en medio del vaivén

3
114

El Getafe consiguió tres valiosos puntos en el Coliseum tras la victoria frente a un Granada que dispuso de claras ocasiones. El gol de Casquero, cerca del final del partido, certificó el triunfo azulón en un encuentro que tuvo momentos de claro dominio para cada uno de los equipos.

getafecf.com

Noventa minutos dan para que se juegue un partido de fútbol. O para que en el mismo partido se disputen varios diferentes. El encuentro entre el Getafe y el Granada, dos equipos que miran con esperanza a la zona templada y de reojo al descenso, dejó una sucesión de momentos muy diferenciados entre sí. Casquero, con un tiro desde fuera del área, decidió un choque con estados de ánimo cambiantes.

La primera parte fue de absoluto dominio del Getafe. El Granada jugó cerrado y fueron contadas las ocasiones en que consiguió superar, con el balón controlado, la línea del centro del campo. Por su parte, los de Luis García combinaban, movían la pelota con criterio, hacían ancho el campo para Diego Castro por la izquierda y Sarabia por la derecha y encontraban con facilidad al talentoso Abdel cerca del área rival. Pero no eran capaces de marcar. Hasta de una decena de tiros dispuso el equipo azulón, muy claro uno de Miku revolviéndose en el área al filo del descanso que sacó Roberto. Pese a la superioridad en posesión y al elevado número de llegadas al área de los locales, se llegó al descanso sin goles.

www.getafecf.com

La salida de vestuarios cambió completamente el decorado del partido. El pobre Granada de la primera mitad tardó poco en estirarse con peligro al comienzo del segundo período. En siete minutos, el equipo ayer de blanco había hecho dos ocasiones de gol y otro tiro más. Los papeles se habían invertido: ahora el Getafe no llegaba, no encontraba el balón y el Granada sumaba una ocasión tras otra. Nyom, que firmó un gran partido, y Siqueira se sumaban al ataque, el centro del campo granadino ocupaba más terreno que el de los azulones y los rápidos delanteros del equipo de Fabri sí encontraban la espalda de los defensores del Getafe. En torno al ecuador de la segunda, y tras una buena jugada colectiva, Ighalo no consiguió rematar a gol una clamorosa ocasión que hubiera desecho el empate.

En ese instante, Casquero ya había salido al campo sustituyendo a Michel. Si Luis García quería más presencia en el centro del campo, con el de Talavera el Getafe consiguió tenerla. Poco a poco, el cuadro azulón fue conjurando el dominio del Granada. Con el partido sin dueño se llegó a los minutos de la incertidumbre. Hasta que en el minuto 30, recogiendo un rechace que la defensa visitante había dejado en la frontal, Casquero anotó el único gol del encuentro. El tiro pegó en un defensa rival que desvió la trayectoria del esférico, impidiendo que Roberto lo pudiera detener.

Sorprendentemente, un encentro tan cambiante de iniciativas se tranquilizó a raíz del tanto. El cuarto de hora que faltaba para la finalización no deparó una reacción por parte del Granada ni el consiguiente contragolpe del Getafe. El gol de Casquero terminó prematuramente con el choque y gobernó un partido hasta entonces anárquico.

Imágenes cedidas por getafe.com

3 Comentarios

  1. Pese a la mala noticia de este épico equipo, este escritor me parece que hila muy bien la noticia. No me parece para que esté en negativo, compañeros de Karma démosle una oportunidad!!!

  2. Chapó por la noticia, yo estuve en el campo, y el partido fue tal cual se cuenta; Ya quisieran crónicas del AS o Marca reflejar tan fielmente lo que sucedió en el campo.

    Felicidades por su objetividad y por su manera tan inteleginte de escribir.

    Saludos

Dejar respuesta