Casillas y Nadal, otra victoria contra la malaria

0
220

El pasado 16 de diciembre, Rafa Nadal e Iker Casillas volvieron a reunirse por segunda vez con algunos amigos deportistas para luchar contra la malaria, una enfermedad que se cobra la vida de un millón de personas al año. El palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid presentó un lleno absoluto. Además de las diferentes pruebas deportivas, los asistentes pudieron disfrutar de las actuaciones musicales de Taxi, La Oreja de Van Gogh y de Andy y Lucas.
Rafa e Iker se propusieron lograr un record: superar los 116.000 euros recaudados en la edición anterior para contribuir a erradicar la malaria en el mundo. Por ello, decidieron volver a encontrarse un año más, pero esta vez en un escenario mayor: el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. Objetivo cumplido. Con la venta de entradas para el evento, agotadas desde hacía varios días, y el dinero que se siga recibiendo en las cuentas que Banesto y Caja Ávila han abierto para tal fin hasta el próximo 5 de enero, el éxito está asegurado.

Alrededor de las 8 de la tarde y al ritmo de la actuación del grupo Taxi, las gradas del Palacio de los Deportes iban llenándose de gente, de niños acompañados de sus padres, de jóvenes y no tan jóvenes que querían disfrutar con sus ídolos deportistas y, lo más importante, concienciados con una buena causa: el deseo de acabar con una enfermedad curable y prevenible, pero que causa un millón de muertes al año en el mundo. Uno a uno los participantes fueron llegando al photocall, vestidos aún de calle, en donde les esperaba un gran número de fotógrafos. Por allí pasaron los recientes vencedores de la Copa Davis, Feliciano y Ferrer; los jugadores de la Selección, Cazorla y Senna; los tenistas Moyá, Ferrero y Djokovic; el piloto Fernando Alonso, Sete Gibernau, Dani Sordo, Álvaro Bautista, Jorge Lorenzo… El jugador del Sevilla, Kanouté, no quiso perderse este evento a pesar de estar lesionado. Y es que su país, Malí, es una de las zonas más azotadas por esta enfermedad. El resto de deportistas fueron también desfilando por allí. Sin olvidar, por supuesto, a los dos protagonistas, Iker y Rafa. Los flashes no dejaban de producir destellos, se escuchaba el clic, clic de las cámaras, “¡A la derecha!”, “¡Ahora al frente!” –rogaban los fotógrafos, y todos ofrecían sus mejores sonrisas ante la incesante captura de imágenes de éstos. “Alguna saldrá, ¿no?” – bromeó Rafa. Antes de dirigirse a la pista una última foto de familia con el mono puesto para la prueba de Karts. Se les cubrió a todos con una red, una red presente tanto en el tenis como en el fútbol, y que venía a simular una enorme mosquitera que impidiera entrar al mosquito causante de la malaria. Con las gradas a tope, y los deportistas preparados, todo estaba listo para comenzar.

Hubo algunos cambios de última hora en los nombres de los integrantes de cada equipo. El de los amigos de Iker estaba formado por Ferrero, Dani Sordo, Cazorla, Ferrer, Bautista, Contador, Feliciano, Kanouté, Fernando Alonso y la piloto de Fórmula 3, Carmen Jordá. Además de la prueba de Karts, otra de las novedades de este año fue la presencia femenina. Rafa formó equipo con Raúl, Djokovic, Eto’o, Carlos Sastre, Carlos Sainz, Moyá, Chema Martínez, Jorge Lorenzo, Senna, Sete Gibernau, y la gimnasta Almudena Cid.

Una vez hecha las presentaciones, comenzó el espectáculo con la prueba de Karts. Fueron un total de 4 series en la que se iba clasificando el mejor de cada equipo para disputar la final en la que participarían también Rafa e Iker. El ganador fue el cántabro Dani Sordo, que con su victoria en esta prueba le dio el primer punto al equipo de Iker Casillas. Los más destacados en esta prueba, además de Dani Sordo, fueron Carlos Sainz y Carmen Jordá. Fernando Alonso también hizo una buena actuación en la misma.

Los karts quedaron aparcados y los monos colgados en el vestuario. Era el momento de coger las raquetas para disputar la prueba de tenis en la que había en juego 4 puntos. El grupo La Oreja de Van Gogh fue amenizando el momento con sus canciones mientras se iba preparando la pista.

Los primeros en saltar al terreno de juego fueron Carlos Sainz y Carlos Moyá, por el equipo de Rafa; y Alonso y Ferrero por el de Iker. Primer punto para los amigos de Rafa. A continuación cogieron el testigo Djokovic y Jorge Lorenzo para enfrentarse a Bautista y Feliciano. De nuevo, el punto fue para el equipo del número 1 del tenis mundial. Rafa Nadal y Raúl, que demostró buenas mañas con la raqueta, ganaron el tercer punto ante Cazorla y Ferrer. Tampoco fueron capaces de ganar Casillas y Ferrer a Nadal y Senna. Así que con un contundente 4-0 en la prueba de tenis, el equipo de Rafa se llevó la victoria. Casillas no consiguió hacer el ace que llevaba días comentando, si bien, es cierto que ha mejorado bastante desde el año pasado. Tal vez el próximo año nos sorprenda con un magnífico saque. Piques y risas entre ellos, se podían escuchar los comentarios que hacían Nadal y Casillas gracias a unos micrófonos que se habían colocado.

Tras el partido de tenis, la actuación del dúo gaditano, Andy y Lucas, dio paso a la prueba de fútbol, la definitiva. Feliciano demostró que el fútbol también es lo suyo y fue autor de varios goles. Eto’o tuvo en sus pies la revancha tras haber fallado el penalti ante Casillas en el Camp Nou unos días antes. Pero no la supo aprovechar. De nuevo, Iker estuvo acertado y supo parar el penalti. Pudimos ver a Raúl bajo los palos de la portería, quien realizó buenas paradas, o a Iker Casillas marcar algún gol. Ferrero también hizo buenas jugadas y Rafa Nadal volvió a demostrar que el fútbol también se le da muy bien. Pero no fue suficiente. El equipo de Iker fue mucho mejor y consiguió alzarse con la victoria de la noche. El año pasado fue para Nadal, este año le tocaba a Casillas. ¿Qué pasará el próximo año?

Y es que Rafa e Iker han anunciado que el año que viene repetirán. Un gesto noble por su parte. Dos jóvenes deportistas, que saben que despiertan mucha admiración en la gente y que son capaces de congregar a un gran número de personas. Además de apuntarse a una buena causa, contribuyen a que el público en general participe en ese gesto de solidaridad con los más desfavorecidos. Es el ejemplo que nos da esta generación de jóvenes deportistas que nos hace contemplar un futuro más solidario.

Iker y Rafa, todo un modelo a seguir en el deporte, y también en el campo de la solidaridad.

Fuente de las imágenes:
Beatriz Jiménez

Dejar respuesta