Caroline Link: “Rodar en inglés para vender más me huele a chamusquina”

0
144

La cineasta alemana Caroline Link, autora de cinco películas, y ganadora en 2002 del Oscar a la Mejor película de habla no inglesa por En ningún lugar de Africa, presentó esta semana en Barcelona y Madrid su última película, Destino Marrakech (Exit Marrakech). Se trata de un drama que aborda los conflictos familiares de un adolescente y su padre, dentro de un contexto que les obligará a unirse para superar adversidades y sobrevivir en un país desconocido. La cinta se estrena en España el próximo 5 de septiembre.

Destino_Marrakech-134082657-large¿Cuál es la primera intención de la película Destino Marrakech? ¿Narrar el conflicto padre-hijo, o bien el choque de culturas Oriente-Occidente?

Yo creo que esta película tiene dos personajes principales que son un padre y un hijo, y tiene un tercer protagonista que es Marruecos. Creo que esta historia solo se podía contar fuera del contexto cotidiano. En Marruecos se añade otra dimensión que es lo desconocido, los peligros que se convierten en existenciales, que hacen que esos dos personajes tengan que verse desde una perspectiva totalmente diferente el uno al otro.

¿Diría que hay algún punto de inflexión en su carrera como directora de cine, ya sea el Oscar que ganó en 2002 por su película En ningún lugar de África, o tal vez a partir de alguna película en especial?

No puedo decir que haya un punto de  inflexión en mi carrera. Mi primera película, Las voces del silencio, tuvo muchísimo éxito de crítica, de público, estuvo nominada a un Oscar… y es difícil repetir una cosa así. Luego hice dos películas más que también tuvieron buena acogida. Pero es difícil mantenerse al mismo nivel, yo simplemente intento hacer las cosas que me interesan, que me gustan. Voy evolucionando, y procuro seguir trabajando. Creo que empecé muy arriba y desde ahí solo puedes ir bajando. Pero desde luego el Oscar no ha sido un punto de inflexión.

¿Alguna de sus películas de la que se sienta especialmente orgullosa?

No; es como tener cinco hijos a los que tienes que querer por igual. Uno tendrá la nariz torcida y el otro orejas de soplillo, pero los quieres a todos por igual.

¿En qué país, fuera de Alemania, ha observado mejor acogida de sus películas?

La verdad es que creo que las emociones que cuento y cómo las cuento funcionan mejor en los países anglosajones (Estados Unidos, Reino Unido..),  que por ejemplo en Francia donde parece que las películas que hago no acaban de gustar mucho. En los festivales estadounidenses mis películas suelen tener una muy buena acogida, a los americanos supongo que les resulto muy europea, por mi manera de explicar las emociones; y a los franceses, por lo mismo, les debo parecer demasiado americana.

No se qué pasará en España. Tengo la sensación de que les gustan las películas con mucha emotividad pero que quizás no tienen esta exigencia intelectual que tienen los franceses, al menos de cara al cine alemán.

¿Cree Vd que las películas alemanas tienen un ritmo similar entre ellas, y a su vez diferente al de las películas anglosajonas, por ejemplo?IMG_7612Yo no lo creo así. Yo vivo en Alemania y veo muchísimas diferencias entre las películas alemanas. Hay mucha película comercial, mucha comedia tonta que funciona extremadamente bien, y por otro lado hay películas artísticamente muy ambiciosas, muy austeras al mismo tiempo, las películas de la llamada Escuela de Berlín. Lo que sí creo que hay son expectativas desde el exterior respecto al cine alemán. Es decir, los franceses no quieren ver en el cine alemán entretenimiento, sino películas más serias, artísticamente más ambiciosas; y en cambio los americanos lo que esperan y quieren del cine alemán es básicamente películas históricas, que nos hablen de la segunda guerra mundial, del régimen nazi, de la Stasi en el régimen comunista… Es decir, hay una serie de expectativas respecto al cine alemán pero no hay un cine alemán.

¿Se plantea rodar en inglés en un futuro? ¿Tendrían mayor acogida sus películas si estuvieran rodadas en inglés?

Si la historia que quiero contar tiene sentido en inglés, tiene sentido que esté ambientada en un país de habla inglesa, y mi inglés bastaría para hacerlo. Pero contar una historia alemana en inglés simplemente para que tenga una mejor acogida o se venda mejor en el extranjero, pues no, no lo haría.  ¿O la pregunta es más bien si yo me imagino rodando en América?

No, lo pregunto porque últimamente en  España hay varios directores que están rodando en inglés….

A mi estas cosas siempre me huelen un poco a chamusquina. Para mí el lenguaje en el cine es extremadamente importante, y si estoy contando una historia de una familia alemana, coger actores de habla inglesa para hacerla en inglés, o hacer que los actores alemanes hablen inglés para que sea más vendible me parece absurdo. Los únicos que lo pueden hacer y salirse con la suya son los americanos, porque estos te cuentan la historia de La lista de Schindler en Polonia con americanos y a nadie le molesta.

Ya que en su película Destino Marrakech se trata el tema de la inmigración ilegal, permítame que le pregunte sobre política. Ahora en España tenemos un problema muy grave con los cientos de africanos que tratan cada día de saltar la verja desde Melilla para entrar en España de forma ilegal. ¿Cuál cree Vd que sería la solución para este asunto?

Yo creo que es el precio que tenemos que pagar como consecuencia de la colonización, por haber explotado vilmente a todos estos países en el pasado. Y creo que si hubiera una solución imagino que los políticos ya la habrían aplicado. En cualquier caso, lo que debemos procurar es que con las políticas globales no se perjudique, como ha ocurrido siempre, a estos países, a estas personas que no tienen más remedio que salir de su país e invadir los nuestros. Es el problema de la globalización.

Imágenes: Mar Seijo

Dejar respuesta