Carlota Ciganda ilumina el golf español

0
110

El golf femenino español atraviesa un momento dulce con los éxitos de Carlota Ciganda, Beatriz Recari (que ganaba el pasado mes de marzo el torneo de Carlsbad en California) y Azahara Muñoz. Pero no están solas ya que Belén Mozo, María Hernández, Elisa Serramiá, Teresa Caballer o Noemí Jiménez están demostrando un nivel notable que en poco tiempo debe llevarlas a estar entre las mejores.

Ciganda es la abanderada de la brillante etapa que atraviesa el golf femenino español y con sólo 22 años ha conseguido conquistar Europa, cerrando 2012 como la mejor jugadora del continente. Su debut no pudo ser más esperanzador ya que sólo la inglesa Laura Davies, en 1985, lo había conseguido como novata. Davies llegó a convertirse en una leyenda del golf con un palmarés asombroso jalonado con más de 80 títulos. Ciganda ha reconocido sentirse honrada por seguir los pasos de una de las mejores golfistas de todos los tiempos, asegurando que comenzaría 2013 con mucha responsabilidad tras ganar la Orden del Mérito en el Tour Europeo.

Carlota Ciganda (22), la mejor jugadora de Europa de golf en 2012. Fuente: Wojciech Migda (wikimedia)
Carlota Ciganda (22), la mejor jugadora de Europa de golf en 2012. Fuente: Wojciech Migda (wikimedia)

Otras jugadoras españolas, Raquel Carriedo en 2001 y Paula Martí en 2002, ya habían sido número uno en el circuito europeo pero no lo consiguieron en la temporada de su debut.

Ya antes de iniciar su carrera como profesional, la golfista navarra había conquistado numerosos torneos. Comenzó su idilio con el golf cuando apenas había aprendido a andar, acompañando a su padre y sus amigos al campo de golf. Allí se enamoró de un deporte que combinaba con otros, como el fútbol sala. Su paso por todas las categorías del golf español se cerró con éxitos (con sólo diez años ya tenía un hándicap 0) siendo campeona nacional en cada categoría.  El Torneo de Mallorca fue el primero que ganó en España. Su participación continental también estuvo marcada por los triunfos, proclamándose campeona de Europa en 2004 y 2008, y del British Amateur en 2007.

Es en 2008 cuando se trasladó a Arizona, en Estados Unidos, para estudiar Sociología y durante casi tres años compitió como amateur, logrando numerosos éxitos: en 2009 se proclamó campeona de la Liga Universitaria de Estados Unidos y se convirtió en la primera jugadora española que compitió en el circuito profesional estadounidense como amateur (algo que ningún otro jugador español había conseguido antes).

Su paso por tierras americanas fue duro porque tuvo que dejar su cómoda vida en casa, rodeada de su familia y amigos. La experiencia terminaría suponiendo un paso importante en su carrera: “Di el salto cuando me sentí preparada. Me fui a Estados Unidos porque tenía que aprender muchas cosas, vivir allí sin mis padres, espabilarme”.

En 2011 debutó como profesional alcanzando éxitos notables. Pero fue 2012, sin duda, el año de su confirmación. Ciganda realizó una temporada sensacional, participando en 19  pruebas del Ladies European Tour, ganando en el Open de Holanda y el de China y completando grandes actuaciones en Turquía, Francia e India. Su duelo frente a la alemana Caroline Masson a lo largo de todo el año se cerró con emoción en Dubai donde la española terminó décima y la alemana tercera; clasificación que daba el triunfo europeo a Ciganda. A pesar de haber terminado el año de su debut como número uno europea lo que más entusiasmo produjo a la golfista española fue el respeto que mostraron sus compañeras nombrándola como mejor jugadora del Circuito.

Asegura que su punto fuerte es la fuerza con la que pega a la bola y cree que debe mejorar en el juego corto para lo que entrena cada día con Rogelio Echevarría, su entrenador de siempre y uno de sus grandes apoyos. Otra de sus influencias es su tío, José Ángel “Cuco” Ziganda. El que fuera jugador de Osasuna y Athletic de Bilbao, y que estos días suena como posible entrenador del primer equipo para la temporada que viene con la previsible salida de Marcelo Bielsa, siempre inculcó en ella el valor del esfuerzo y de la importancia del entrenamiento, pero bajo la premisa de que lo más importante era disfrutar del juego. Palabras que se repite a si misma cada vez que atraviesa por una mala racha de resultados y que le sirven coger confianza de nuevo.

Uno de sus grandes sueños es participar en unos Juegos Olímpicos en España. Así, la joven golfista apoya la candidatura olímpica de Madrid: “No se puede pedir más que representar a tu país en unas olimpiadas. Madrid es un gran sueño y ojalá que se pueda hacer realidad”.

En 2013 combinará el circuito europeo con el americano (LPGA) por lo que las posibilidades de la española para triunfar a nivel mundial se amplían. La temporada ha comenzado con nuevos éxitos para las jugadoras españolas y las expectativas de éxito están por todo lo alto.

Dejar respuesta