Carlos Berbell, asesor de imagen del CGPJ: “Tras el caso Mari Luz estamos en un proceso de transformación interior”

1
254

En estos días estamos asistiendo al desarrollo de los juicios más dolorosos y más seguidos de los últimos años. Nombres como Mari Luz o Marta del Castillo no serán fáciles de olvidar para la población española. Hoy, hablamos con Carlos Berbell, asesor de imagen del Consejo General del Poder Judicial que nos ayuda a comprender mejor los procesos judiciales que nos rodean.

¿Los medios y los jueces deben tener una buena relación?
La justicia y los medios están condenados a entenderse porque, como dice la propia Constitución, la justicia nace del pueblo y los medios de comunicación transmiten la información que llega al pueblo, por tanto, debe haber un esfuerzo por ambas partes. La justicia está poniendo en marcha el Protocolo de Comunicación de la justicia que es un manual de buenas prácticas para que la prensa tenga acceso a la información judicial.

¿La población comprende el lenguaje judicial?
Lo entienden los que están dentro. La cuestión está en que, por ejemplo, el lenguaje médico no afecta a algo tan importante como es el honor o el patrimonio o la persona en sí. Por tanto, la justicia debe hacer un esfuerzo extra (y lo está haciendo) para hacer que se entienda.

Estamos acostumbrados a ver juicios mediáticos en la televisión ¿Ustedes cómo lo valoran desde el CGPJ?
Yo creo que el que salga un juicio en la televisión no supone una condena pública, aunque esto es una valoración personal. España es el único país de Europa que permite la presencia de las cámaras en la sala de juicios de un modo natural, de hecho hubo tres sentencias del Tribunal Constitucional sobre esto. Creo que en España, en ese aspecto, somos avanzados.
No condenan las imágenes, condenan las opiniones.
Yo creo que, por ejemplo, un juicio muy mediático que todo el mundo alabó y que nos puso en el mapa del mundo, fue el juicio del 11M, en el cual durante cuatro meses y medio y en espacio de 8 a 10 horas al día, el Tribunal se sometió a las cámaras de televisión ya que, durante ese tiempo todo el mundo pudo verlo, un amigo mío por ejemplo, lo vio en China. En este caso, fue muy bueno porque la justicia se ganó un aprobado para la administración judicial.

¿Los políticos respetan el trabajo de los jueces?
Yo creo que sí. En el caso Wikileaks ha ocurrido algo que para los demás ha pasado desapercibido, pero que a nosotros nos llena de orgullo. Cuando se publicó en Wikileaks el caso Couso, una de las cosas que decía supuestamente nuestro gobierno y que repetían los cables de la embajada es que la justicia es ferozmente independiente en España.

Una de las principales cosas de las que se queja la población es sobre que la justicia es muy lenta ¿Qué está haciendo la administración para paliar este problema?
En unas cosas es lenta y en otras es rápida. Ahora mismo tenemos una crisis encima y como consecuencia,
una de las cosas que ha sido siempre nuestra bandera de orgullo como la jurisdicción laboral que en dos o tres meses estaba ya todo resuelto, actualmente tenemos un pequeño colapso entorno a las resoluciones. Ahora mismo se está dando la vuelta a cómo se funciona en la justicia. Yo creo que en 2 o 3 años daremos a luz a una nueva estructura de justicia que va a mandar al olvido ese tipo de afirmaciones.

¿En los últimos años ha cambiado algo el perfil de los jueces?
Tras el caso Mari Luz estamos en un proceso de transformación interior, que la gente no percibe pero que se está dando. Actualmente, nos han puesto de acuerdo para hacer un sistema de estadística que nos va a permitir saber dónde están los agujeros de esta justicia. Por ejemplo, si en alguna ciudad se produce un aumento de la población, esto provoca también un aumento de los conflictos. Mediante este plan de estadística sabremos con tiempo dónde están los agujeros y podremos actuar rápidamente.

¿Qué sentencia histórica ha dado la justicia española?
A parte de la del 11M, la del 11-S, que es el único juicio producido en España contra el atentado de las torres gemelas. Son tantas, las sentencias históricas, que es difícil escoger una.

Como proyección de futuro, ¿Cuáles serán las líneas de extensión de la justicia?
El mayor reto que existe ahora está en Internet, delitos de estafa que se han transformado y que ahora están pululando por la Web. Ahora el gran reto es comprender la Red.

Fuente de la imagen:
www.encarnahernandez.wordpress.com

1 Comentario

Dejar respuesta