Capturados por las redes sociales

0
193

Se dice que vivimos en la era de la comunicación y del desarrollo tecnológico. Es difícil contradecir esto y, por supuesto, no seré yo quien lo haga. Es evidente que este desarrollo del que tanto se habla, ha influido y modificado nuestra forma de sociabilizarnos y de mantener relaciones. Este cambio tiene mucho que ver, por no decir todo, con la aparición de las redes sociales; sin duda, se podría afirmar que en poco tiempo se han convertido en un elemento indispensable en nuestras vidas. Esto es algo que me preocupa. No me preocupa el hecho en sí de que se utilice Tuenti, Facebook, Twitter o cualquiera de las numerosas redes que existen, porque entonces sería una hipócrita escribiendo este artículo, y quiero aclarar que para nada estoy en contra de ellas, es más, me parecen muy útiles. Lo que me asusta y escandaliza es observar cómo se deterioran y deshumanizan nuestras relaciones. Las cuales cada vez son más frías e insulsas.

En ocasiones me da la sensación de que no sabemos expresarnos si no es por medio de una pantalla y un teclado. Podemos tirarnos horas chateando con una persona por la red, a la cual prácticamente ni conocemos, y luego no ser capaces de saludarlo cuando nos lo encontramos. Esto lo digo por propia experiencia, a mi me lo han hecho. A mi parecer es un poco triste tener más de 500 amigos en la red y en ocasiones sentirnos tan solos. Es muy cómodo poder ocultarnos en nuestro perfil, tras la mejor foto que tenemos y que ésta sea nuestra carta de presentación al mundo, pero no deberíamos olvidarnos que fuera de las redes sociales también hay vida.

Si realmente ésta es la era de la comunicación, ¿no deberíamos empezar a ponerlo en práctica (o, mejor dicho, a recuperar las buenas costumbres)?

                                                                                                                                  Fuente de la imagen:
http://infraestructurado.blogspot.com/2008_03_01_archive.html

Dejar respuesta