Calderón, el motor de Detroit

0
56

El traspaso a tres bandas de José Manuel Calderón era la crónica de una muerte anunciada. Tras ocho años en Toronto, su llegada a Detroit es una incógnita. Hasta final de temporada no se sabrá su devenir en un equipo que aspira a poco este año. Lo más probable es que el base extremeño sea agente libre el próximo verano para firmar su último gran contrato.

El Palace de Auburn Hills estará bajo la dirección de Calderón. Fotografía: Kevin Ward
El Palace de Auburn Hills estará bajo la dirección de Calderón. Fotografía: Kevin Ward

Desde que debutara el pasado día 5 de febrero frente a los New York Knicks, José Manuel Calderón ya ha dejado su sello en los Detroit Pistons, siendo el máximo asistente del equipo –ocho por partido– e incluso MVP al anotar en una noche 23 puntos y dar 10 asistencias. De los partidos disputados, ha conseguido victorias, entre ellas una al mejor equipo de la NBA, San Antonio Spurs, en su cancha. No es de extrañar que los aficionados de la Ciudad del Motor ya se estén frotando las manos en una operación en la que parecen haber salido como los más beneficiados y ya no sólo por el traspaso de Calderón sino por el dinero en salarios que se ha ahorrado.

La operación, gestada a tres bandas por Memphis Grizzlies, Detroit y Toronto Raptors, tuvo como resultado un gran movimiento de jugadores de la talla de Rudy Gay, que se marcha a Toronto; Tayshaun Prince, con destino Memphis; y el propio Calderón. Otros jugadores involucrados han sido Hemed Haddadi, traspasado al equipo canadiense; y Austin Daye y Ed Davis, que aterrizan en Memphis.

Toronto, Detroit y Memphis han buscado en este intercambio de cromos una futura reconstrucción de sus respectivos conjuntos, deshaciéndose de los salarios más altos de sus plantillas para formar nuevos equipos con aspiraciones más altas. Detroit es la franquicia que saca más beneficio sin duda. Con una plantilla formada por los mejores jugadores con contratos rookies, la salida de Prince, el último bad boy que quedaba de aquel equipo que ganó en 2004 el anillo y que tenía un salario de 20 millones de dólares, hace que el equipo disponga de un gran margen salarial para construir un nuevo equipo que pueda aspirar a algo la temporada que viene.

Qué se está encontrando Calderón en estos primeros partidos

El traspaso a la MoTown es dentro de lo malo, lo mejor que le podría haber pasado a Calde. El de Villanueva de la Serena se está encontrando a un equipo joven, con pocas posibilidades de entrar en playoffs –está prácticamente igual Toronto en la Conferencia Este- y que no ha conseguido aún superar la generación de Prince, Chauncey Billups o Richard Hamilton. Lo mejor para el base ÑBA será su titularidad asegurada en un equipo que carece de un director de orquesta.

Brandon Knight aportará la fantasía necesaria y la calidad para que la dupla formada por Andre Drummond –lesionado para cinco semanas– y Greg Monroe dominen el poste bajo. Este trío apunta bastante alto y suena mucho mejor que el Andrea BargnaniAmir JohnsonKyle Lowry de Toronto. Acompañados por Kyle Singler, conocido en la Liga Endesa por su paso por Madrid y Alicante, y el sexto hombre Will Bynum, forman la base de un equipo en reconstrucción que apunta alto la temporada que viene.

¿Qué pasará con Calderón en verano?

En un principio, Calderón está de paso por Detroit, ya que termina contrato con la NBA el próximo verano. Este era el motivo principal por el que Toronto tenía decidido traspasarlo, ya que de esta forma se aseguraba recibir algo a cambio del base extremeño. A priori, él tiene decidido hacer este background en Detroit para poder ser agente libre el próximo verano y firmar su último gran contrato, en el que tendrá que rebajar considerablemente su salario.  Sin embargo, el equipo de Michigan no descarta ofrecer este último gran contrato a Calderón y construir un equipo que gire en torno a él.

De esta forma, a Mr. Catering le quedan cinco meses para demostrar que su calidad no ha dejado de existir y que sus ocho años en Toronto son un ejemplo de profesionalidad. Ocho años en los que se ha convertido el máximo asistente del equipo canadiense con 3.770 pases decisivos, en los que nunca ha sido el base titular a principio de temporada, pero que al final ha hecho cambiar la idea de los entrenadores; en los que sólo ha jugado 11 partidos de playoffs, siendo uno de los mejores bases de la NBA, pero en los que nunca se ha quejado de su situación. Calderón ha dado mucho más a Toronto Raptors que Toronto Raptors a Calderón, algo que la afición siempre se lo ha agradecido hasta el último momento, con ejemplos como la falta de existencias de su camiseta en la tienda oficial del equipo una vez formalizada su marcha. Así, Calderón quiere demostrar que en Canadá se equivocaron con su traspaso.

Dejar respuesta