Calderón, cada vez más líder en Toronto

0
70

José Manuel Calderón, a quien al principio de la temporada se lo condenaba a una temporada muy dura como suplente del gran fichaje de Toronto Raptors, Kyle Lowry, ha logrado invertir las jerarquías a base de grandes actuaciones.

Calderón ejerce su liderazgo tanto en la selección como en los Raptors. Fotografía: Kadellar
Calderón ejerce su liderazgo tanto en la selección como en los Raptors. Fotografía: Kadellar

A pesar de la llegada del pívot lituano Jonas Valanciunas, una de las grandes esperanzas de los Toronto Raptors, y el fichaje de Kyle Lowry, uno de los mejores bases de la temporada pasada, los canadienses comenzaron la temporada fatal. La que tenía que ser la temporada del rescate para la franquicia raptor se había convertido en una pesadilla, precipitándose a los puestos más bajos de la NBA. Y parecía que todo iba a peor cuando se lesionó Andrea Bargnani, máximo anotador del equipo, y el ya mencionado Lowry.

Apareció entonces José Manuel Calderón, que aprovechó el hueco dejado por Lowry, y los Raptors han logrado recuperarse. Aunque sigan con un mediocre balance negativo de victorias y derrotas, su trayectoria en los últimos partidos es ascendente, y esto se debe principalmente al extremeño. En este tramo, Calderón promedia más de 10 asistencias por partido, con algunas exhibiciones como los 17 pases de canasta que logro repartir en la victoria ante Detroit Pistons. El entrenador de los Raptors, Dwayne Casey, ya ha dicho que jugando a este nivel es imposible mover a Calde de su puesto de titular, y Lowry a su vuelta se ha tenido que acomodar al rol de sexto hombre, aunque compartiendo muchos minutos con Calderón en la cancha.

El asombroso nivel de juego de Calde demuestra que cuando está bien físicamente tiene pocos rivales en la liga. Ahora lo que queda por ver es si su excelente rendimiento significará su asentamiento definitivo como director de orquesta en Canadá, o si por el contrario los Raptors deciden aprovechar el aumento del caché del jugador para traspasarlo y apostar por el más joven Lowry. Los primeros indicios de la temporada apuntarían a lo segundo, aunque no hay que olvidar que Calderón ya se encontró en esta misma situación antes, primero con TJ Ford, y más tarde enfrentándose a Jarret Jack; y en ambos casos se impuso el español.

Por otra parte, el traspaso podría ser beneficioso, pues así el base extremeño podría recalar en un equipo aspirante y luchar por objetivos más altos que los que tienen los Raptors. Ya se han oído voces de un posible traspaso con los Lakers en el que el base se iría a Los Ángeles junto a Bargnani a cambio de Pau Gasol.

Sea como sea, ésta no es más que otra demostración de que Calderón merece totalmente jugar donde está jugando, y que en contra de lo que aseguraban sus detractores, que lo colocaban en la fase descendente de su carrera, todavía quedan muchos años de José Manuel Calderón en la NBA, y con un poco de suerte, puede quitarse muchas satisfacciones no solo a nivel personal, sino también a nivel de equipo, algo que en Toronto aún no ha podido hacer.

Dejar respuesta