Caída libre en el Bernabéu

0
108

calcio streaming (flickr)Tras caer derrotado por 1-2 en casa ante el Atlético de Madrid se ha instaurado irremediablemente el estado de alerta en el Real Madrid. Ancelotti prometió cambios, trabajar con urgencia las jugadas a balón parado y transformar la actitud de sus jugadores pero el equipo merengue volvió a verse superado por las circunstancias.

Cuando sólo se llevan disputadas tres jornadas de Liga, los blancos ya se encuentran a seis puntos del Barcelona y a cuatro del Atlético, y repiten un inicio de campeonato liguero decepcionante como sucediera la pasada temporada.

Ambos conjuntos guardaron un minuto de silencio en memoria del que fuera jugador merengue, Fernando Zunzunegui, fallecido el pasado 28 de agosto antes de que arrancara un desafío en el que Simeone demostró que le tiene tomada la medida a Carletto llevándose un derbi marcado por un ambiente que comienza a ser irrespirable. Buena parte de la afición, a falta de emoción sobre el césped, se entretiene en pitar a Iker Casillas y culpabilizarle de cada error. Flaco favor para los intereses del equipo criminalizar al capitán, que al igual que cuando se le subía a los altares, no conforma más que una de las piezas del conjunto y, del mismo modo que el solo nunca ganó partidos, tampoco es el único responsable ahora.

Sobre el terreno de juego falta de ideas y de intensidad, poca colaboración entre líneas, despistes defensivos, y una marcada desorganización que provoca que los rivales lo aprovechen para materializar sus ocasiones y llevarse los puntos.

No fue un partido vistoso ni emocionante ya que el Atlético fue claro dominador de principio a fin, a excepción del período que precedió al empate blanco en el que llegaron las oportunidades claras para los madridistas aunque la suerte tampoco acompañó. El primer tanto rojiblanco llegó, como comienza a ser habitual, tras un corner en el que la defensa se despistó en el marcaje. Tiago anotó de cabeza el fantástico balón que le sirvió Koke ante un Casillas que estaba en el segundo palo y que no pudo parar el disparo certero que colocaba el 0-1 en el minuto 11.

Entonces apareció Ronaldo para empatar de penalti. La infracción la cometió Siqueira sobre el luso, que en el 25 situaba el empate en el marcador y llevaba un poco de aire y tranquilidad a los suyos. Pareció reaccionar el Madrid con una serie de oportunidades lideradas por CR7, Benzema y Bale, de los que se espera muchísimo más, pero se llegó al descanso con el empate gracias a la sensacional actuación de Moyá.

En la reanudación los blancos volvieron a pecar de indolencia y los de Simeone, cuya extensión sobre el campo era Mono Burgos debido a la sanción que cumple el técnico argentino, esperaron su momento para sentenciar el duelo gracias al acierto en las sustituciones (Gabi por Arda en el 61, Raúl por Griezmann en el 64 y Mandzukic por Suárez en el 80). Fue Arda el que anotaba el 1-2, tras una gran jugada entre Griezmann, Juanfran y Raúl, que terminó por hundir a un conjunto que, como sucede cada vez que llegan los momentos duros, tuvo que ver como parte de sus aficionados abandonaban antes de tiempo el estadio.

Ancelotti apostó por Chicharito en el 63 por un desdibujado Benzema; luego por Isco a cambio de un Bale que no encuentra su sitio en el 72 y, en el 79, de nuevo Arbeloa fue sustituido, incomprensiblemente, por Varane en lugar de hacerlo por un atacante que aprovechara los minutos finales para intentar cambiar el resultado. El canterano blanco volvió a pagar los platos rotos de la actuación de la defensa a pesar de completar una actuación de lo más digna.

No hubo tiempo para mucho más y tras un nuevo fracaso blanco se avecinan tiempos complicados para unos jugadores que deberán reponerse cuanto antes ya que el próximo martes en el Bernabéu a las 20:45 horas se enfrentan al primer envite de la Champions que afrontan como vigentes campeones. El rival, un Basilea que viene de perder en su liga por 1-3 contra el Grasshopper, pondrá a prueba a unos futbolistas que querrán comenzar con una victoria que les ayude a dar la vuelta a un comienzo de año demasiado complicado.

Los merengues deben dejar a un lado los intereses individuales y apostar por el grupo para quedarse con lo positivo, ya que en las derrotas ante Real Sociedad y Atlético de Madrid, de no haber cometido imprecisiones puntuales y falta de atención, el resultado habría sido muy distinto. Ancelotti y los suyos están a tiempo de encaminar un desafío que no ha hecho más que empezar.

Alineaciones:

Real Madrid: Casillas, Arbeloa, Sergio Ramos, Pepe, Coentrao, Kroos, Modric, James, Cristiano Ronaldo, Bale y Benzema.

Atlético de Madrid: Moyá, Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira, Gabi, Tiago, Koke, Raúl García, Raúl Jiménez y Mandzukic. 

Foto: Calcio streaming (flickr)

Dejar respuesta