Cada vez

0
217

Cada vez que en tu cuerpo desnudo
el agua lo acaricie con la frescura de un baño,
te acordarás de mis besos en tus
senos blancos y de mis dedos
recorriendo el lunar de tu espalda,
pues quizás habrá otro que quiera besarte
creyendo hacerte mujer,
cuando yo lo hice pensando
que eras más vida, una y una con el alma mía,
más amor que carne,
más suspiros que melancolía. 

Cuando él te tome del abdomen
acuérdate de los abrazos fuertes,
que temor te causaban
pero de seguridad eran,
y que su lengua no te impida respirar
y que su saliva no sea espesa,
que no espere ni desespere,
pues yo aprendí a besarte en segundos,
porque mis labios fueron hechos para los tuyos,
pero los de él recogerán un recuerdo perdido,
algo que no está en el olvido
pero que prefieres desterrar. 

Cada vez que él quiera hacerte mujer,
cuando quiera adentrarse en tu piel,
y hacerse uno contigo,
de mi recuerdo quizás se burlen,
mientras tranquilo y lento
el caminante se echa andar
Suya eres, un instante, un placer, un suspiro a medias,
pero de tu corazón,
la riqueza de tu espíritu
y tus besos de amor verdadero,
me hice el único dueño y perdurable amor. 

Fuente de imagen:
http://www.periosia.blogspot.com

Dejar respuesta