Buscando la Tercera Vía energética

0
328

España se vuelve a enfrentar al dilema energético a través del cierre o la inversión en la Central Nuclear de Garoña, en si cumplir o no las promesas electorales que anunciaban la apuesta por las energías renovables antes que cualquier otra. El Gobierno y la sociedad española deben reabrir el debate y poner las cartas encima de la mesa sobre cuál es la solución más acertada.
El Informe realizado por el Consejo de Seguridad Nuclear sobre la Central de Garoña establece que ésta podría seguir viva durante diez años más si se realiza la inversión adecuada para su modernización en materia de seguridad. Es curioso como los vientos cambian y lo que hace unas décadas era una cuestión que no admitía dudas, hoy se pone en cuestión: la energía nuclear. Para aquellos que vivimos la década de los 90 tenemos grabado en la memoria las chapas prendidas en las chaquetas en las que se pedía el cierre de todo lo que sonara a energía nuclear. El desastre de las bombas nucleares en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki quedaban algo lejos aunque sus efectos seguían en la población, pero sin duda lo que desató todas las alarmas fue el desastre de Chernobil (1986) y la mala actuación de una URSS en decadencia. Por estos motivos lo nuclear sonaba a peligroso y se denostaba en busca de otras soluciones; la apuesta por los combustibles fósiles seguía siendo la primera opción.

Con el paso de los años las cosas han cambiado (y mucho). Países detractores como Francia han modificado su postura y ven en la energía nuclear la alternativa más próxima. Está claro que las energías renovables son la apuesta para el futuro, pero aunque cada vez se vean más placas solares y molinos de viento, la tecnología para su uso sigue siendo cara. Los combustibles fósiles se ven como un recurso finito al que hay que buscarlo una alternativa y más en el continente europeo que carece de este tipo de recursos sino fuera por la excepción del gigante ruso que conoce su poder y con ello ejerce su presión.

Así pues se reabre el debate sobre la energía nuclear; los que están a favor defienden que para su producción a penas se gasta combustible, que contamina muy poco (envío de CO2 a la atmósfera) y que con poca cantidad se obtienen altos beneficios. Sus detractores ecologistas ponen el énfasis en los residuos altamente contaminantes y peligrosos que genera, la necesidad de almacenarlos ante la imposibilidad de destruirlos; otro tipo de opositores son aquellos que ponen su punto de mira en el tema de la seguridad ya que por un lado es necesario hacer grandes inversiones para crear centrales seguras (es el caso de Garoña) y hacer revisiones constantes para preservar dicha seguridad, además se encuentra el problema de que son objetivo para ataques terroristas y por último que la producción de energía puede llevar a la producción de armamento.

El Gobierno deberá reflexionar para buscar la Tercera Vía energética que nuestro país necesita combinando los recursos de los que disponemos, además de mantener otros hasta que las energías renovables se consoliden.

Fuentes fotos:
http://www.elpais.com/articulo/portada/Zapatero/procurara/cerrar/Garona/elpepipor/20090610elpepisoc_2/Tes/
http://fuentesdeciencia.files.wordpress.com/2009/05/garonagreenpeace.jpg
http://blogs.periodistadigital.com/medioambiente.php/2009/06/06/nuclear-garona-zapatero-cantral-enrgia-c-8787
http://4.bp.blogspot.com/_xEIeCi9wbMc/Sf_Q1UTdOxI/AAAAAAAAAd8/u987cKquOGo/s400/Garo%C3%B1a+-+cierre+ya.jpg

Dejar respuesta