Buscando la inspiración en una burbuja

0
135

¡Una violinista se encierra en una “jaula acristalada”  para componer! ¿Qué pensaría Paganini si levantara la cabeza?
Patricia Argüelles, una gallega de 25 años afincada en Berlín,  se ha ido, y nunca mejor dicho,  con la música a otra parte.  En esta ocasión, ha cogido a su compañero de viaje, un violín, y se ha encerrado voluntariamente en una burbuja acristalada en pleno centro de Madrid. Eso sí, con unas magníficas vistas de la Puerta de Alcalá.

Su objetivo: crear una obra musical recluida en una burbuja de escasos 30 metros cuadrados. Al más puro estilo Gran Hermano, el público ha podido verla comer, cocinar, limpiar… en esta zona equipada con todo lo necesario para pasar los seis días que ha durado su “cautiverio “: una cama, comida, un baño -única zona donde la mirada atenta de los viandantes no pudo colarse- una cocina, una mesa y un ordenador, única manera de contactar con el exterior.

Nadie sabía muy bien qué hacía una caja de cristal en plena Plaza de la Independencia. Y menos aún que hacía una chica entrando con un violín en ella. En el exterior de esta “jaula de cristal”  se situaron cuatro ordenadores. A través de ellos, explicaron los promotores de esta iniciativa, los viandantes podían hablar con ella y participar en el proceso de composición de su obra musical.

La artista, que terminó el año pasado la carrera de violín en el Conservatorio Superior de Música de Vigo y que ha tocado con la Filarmónica de Berlín y con músicos como Matt Elliot,  abría todas las tardes los micrófonos para que la gente escuchara cómo iba evolucionando su composición. Argüelles ha estado controlada las 24 horas del día por personal de seguridad. El martes 13 de noviembre finalizó su encierro con un pequeño concierto donde mostró a los viandantes su “creación musical”. Un trabajo que según comentó la artista antes de meterse en su burbuja está  “muy influenciado” por la gente que se ha acercado a observarla.

Aunque Patricia ha entrado por iniciativa propia en “la burbuja creativa”, el cerebro que se encuentra detrás de todo este espectáculo es el portal de ocio Bago.es. Esta web es una comunidad virtual que permite, previa invitación de un miembro, hacer amigos on line. Marta Adamczyck, su portavoz, aseguró que con este encierro “se intenta demostrar que hoy en día no es necesario mantener siempre un contacto físico con los amigos porque se pueden comunicar a través de Internet”.  Al parecer, aislarse del mundo es la mejor manera de hacernos ver las numerosas posibilidades que ofrece Internet.

Fuente de la Información:
www.bago.es
Fuente de la Imagen:
www.google.es

Dejar respuesta