Bruce Springsteen no da tregua a sus fans

0
184

En enero sacará el que será su vigésimo cuarto álbum en una carrera caracterizada por la espectacularidad de sus directos y su habilidad para seducir con su música a personas de muy diferentes edades y orígenes.
De pequeño no era más que un chico insignificante que pasaba desapercibido. Sus inquietudes no pasaban por obtener una buena nota en el instituto ni ser el más popular de éste. Ni siquiera por tener muchos amigos. Se trataba de un chico tímido que aún no había encontrado su forma de comunicación con el mundo. Cansado y angustiado, a los tan sólo 9 años vio como su mundo y su vida cambiaba de un día para otro por culpa de un programa de televisión, ‘El show de Ed Sullivan’. Allí, un muchacho llamado Elvis sacudía sus caderas al ritmo extenuante del rock & roll.

Más tarde, los Beatles ahondarían en ese sentimiento y harían soñar a Bruce con tener una banda de rock. No era la inmortalidad su objetivo y ni siquiera pensaba en ser estrella pero la idea de viajar y ganarse la vida con lo único que le llenaba ya le era suficiente.

El aspirante a rockero, después de formar varias bandas de más o menos nombre en Nueva Jersey se presentó a John Hammond, el cazatalentos de Sony que había encumbrado a artistas como Bob Dylan. Hammond, quedó al instante prendado del chico introvertido de canciones emotivas sobre gente obrera. “El chico me dejó auténticamente noqueado”, admitiría años más tarde.

Encontrada ya la banda que le acompañaría en las giras y colaboraría en sus discos (la E-Street Band), Bruce giraría por todo EEUU con sus dos primeros discos.

Cada vez era más conocido de forma nacional por culpa de esos directos. Su garra, entrega y compromiso con los fans se convirtiría en esa época en santo y seña.

Aún así la longitud de las pistas de los discos hizo que no se vendieran como deberían y a la discográfica no le quedó otra que ponerle contra la espada y la pared. Si el siguiente disco no era un bombazo se acabaría todo.

Y entonces llegó…’Born to run’. Un baúl de canciones en las que Bruce no se guardó nada para él. De ese disco salieron dos de las más famosas joyas de su amplia carrera: ‘Thunder Road’ y ‘Born to run’. Dos canciones que reflejan el hambre de alguien que ansía salir de su ciudad y crearse su propio camino. Unas letras que ya anticipaban su calidad como narrador de historias.

El reconocimiento al fin llegó y estuvo a punto de sacarle de sus casillas. Aún miembros de su banda recuerdan la noche en que llegaron a Londres. Visitaban Europa por primera vez y todos estaban emocionados con la aventura. Todo no habría pasado de ahí si no llega a ser por la desmesurada propaganda del concierto que llenaba la ciudad. “Al fin Londres está preparada para Bruce Springsteen”, decían los carteles.

Enfadado con la poca desconsideración de la promoción hacia sus fans dicen que se bajó del autocar en el que viajaba y empezó a quitar todos los carteles que vio por las calles. Esa indignación más tarde y ya convertido en superestrella, también le llevaría a enojarse con nada más y nada menos que el Presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan. ¿El motivo? El republicano se había servido de su canción más famosa en aquel momento, ‘Born in the USA’ y había cambiado todo el sentido de su mensaje.

No había nada en esa letra que podía tildarse como optimista. La historia de un veterano de la guerra de Vietnam que recuerda los horrores del enfrentamiento y que se rebela contra el propio sistema que obliga a un joven a morir por su país no puede contener un halo de esperanza ni de patriotismo.

Ahora, a sus 58 años y con cientos de conciertos en sus piernas vuelve a hacerse escuchar. El año pasado su música hizo las delicias de miles de españoles. San Sebastián, Madrid y Barcelona acogieron a la Bruce Springsteen and the E-Street Band con tanta devoción que muchos se quedaron con las ganas de presenciar el show. Presentaba ‘Magic’, un disco más pop y quizás más cercano a las melodías de su admirado Roy Orbison que a las de su idolatrado Elvis.

El 27 de enero, el jefe volvera a mandar con  ‘Workin on a dream’. Por el momento, no hay nada confirmado en cuanto a si le seguirá al disco una gira pero por lo que nos tiene acostumbrados, alguna fecha en España habrá. Soñaremos hasta entonces con aquellos conciertos imprevisibles y extenuantes de otros años. Unos directos que exigen al público tanto como al artista. Como dice el líder de U2, Bono,  “no hay otro artista que involucre mejor en el espectáculo a todo un estadio como Springsteen. Llega a todas las filas del recinto”.

Ansiosos estamos unos cuantos por que se lance de nuevo a la carretera…seguro que no decepcionará.

Fuentes del texto:
Bruce Springsteen On Tour 1968-2005
Nacido para el rock
Fuentes de la foto:
Google imágenes:
http://images.google.es/images?um=1&hl=es&safe=off&q=springsteen+born+in+the+usa&&sa=N&start=40&ndsp=20

Dejar respuesta