Bruce arrasó en Noviembre y arrasará en Julio

0
189

Cuando se pusieron a la venta las entradas para los conciertos de Bruce Springsteen en España, se volvió a poner de manifiesto el tirón del Boss. Para los conciertos del 25 y 26 de Noviembre  en Madrid y Bilbao, se colapsaron los centros oficiales de venta: internet, Carrefour y Fnac; agotándose las localidades en un par de horas una vez solucionado el problema. Al ser conciertos íntimos de “sólo” 15.000 personas mucha gente se quedó con ganas de disfrutar en directo del “Magic Tour”. Ahora la locura se ha vuelto a repetir al ponerse a la venta las entradas para la gira veraniega en San Sebastián, Madrid y Barcelona, en el mes de Julio. Locura que provocó que las entradas para Barcelona para el día 19 se agotasen rápidamente. Algo habitual tratándose del Boss pensará la mayoría, pero lo que no es tan habitual que sean estadios como el Camp Nou los que cuelguen el no hay billetes en unas pocas horas.  Problema que solucionó el cantante añadiendo una fecha más a su ya apretada agenda para el día siguiente. ¿Qué tiene Bruce Springsteen para provocar esta reacción? Los que han tenido la suerte de  acudir a un concierto suyo lo saben.

El 25 de Noviembre de 2007 en el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid ocurrió algo que todos los asistentes recordarán para siempre, y no me refiero a la primera salida pública de la Infanta Elena después de su separación de Jaime de Marichalar, sino al primer concierto en España del talludito más rockero y con más energía de todos los tiempos. El escenario prometía, las colas en las puertas para conseguir un buen sitio a pesar del frío eran largas desde una hora temprana y entre los asistentes mucha gente conocida: los príncipes de Asturias, Felipe y Leticia, la Infanta Cristina y su hermana Elena, el presidente del Real Madrid Ramón Calderón, el presentador Javier Capitán, el ex–madridista y ex–deportivista  Fernando, el músico Carlos Jean… La hora fijada para el comienzo del show era las 21 horas, pero el Jefe se hizo esperar una hora ante un público ansioso que ya se había cansado de saludar y vitorear a los príncipes. No habían dado las diez de la noche cuando una guitarra marcaba los compases del primer single de su nuevo disco “Magic”. Con “Radio Nowhere” irrumpía el tigre en acción con una energía increíble, poniendo la piel de gallina a todos los asistentes por la fuerza de la música y de su voz, acompañado de su inseparable E-Street Band. Impresionante.

Así empezaba el recorrido a los temas de su nuevo disco de los que interpretó canciones como “Livin´in the Future”, “The Promised Land”, “I´ll Work For Your Love” o “Girls In Their Summer Clothes”. No se olvidó de clásicos como “Thunder Road” ,“Born To Run” o”Dancer In The Dark”, aunque algunos echamos de menos temas más comerciales como “Streets Of Philadelphia”, “Human Touch” o “Born In The USA”. Aunque después del discurso que dio chapurreando español, gracias a la chuleta de su mano, en contra de las últimas actuaciones de su país en política internacional era lógico que reservase su canción más conocida para mejores momentos. En una comunión increíble con el público que le pedía las canciones y el respondía recogiendo los carteles de los más cercanos al escenario, recordó a su esposa que no pudo estar presente dedicándole una canción. Algo ya habitual en sus conciertos esta cercanía con el público en un escenario simple, con público por los cuatro costados y que permitía al cantante interactuar y tocar a los aficionados. Casi dos horas de concierto, casi sin pausa entre canción y canción que dejó satisfechos pero con ganas de más a los fans y creó nuevos admiradores para este músico de Jersey de 58 años, que si no es por su cara tan estirada, seguramente tras algún paso por quirófano, podría pasar perfectamente como un treintañero.

Después de asistir a un concierto suyo se entiende porque puede vender cerca de 39.000 entradas en 3 horas y ha conseguido que el Santiago Bernabéu vuelva a acoger un concierto después de varios años sin hacerlo. Las fechas son: 15 de Julio en el estadio de Anoeta en San Sebastián, el 17 en el Santiago Bernabéu de Madrid y el 19 y 20 en el Camp Nou de Barcelona cerrando la gira europea Aunque tiene cuerda para rato visto como se mueve en el escenario mejor aprovechar la ocasión por lo que pueda pasar. Algo irrepetible y lo dice alguien que no le gustaba Bruce Springsteen. Para más información la mejor web en español del jefe http://www.pointblankmag.com/

 Un fragmento de la actuación del Boss en Madrid (25 de Noviembre de 2007)
Grabación:
Felipe José García

[youtube]N8h94pqA2bE[/youtube]

Compartir
Artículo anteriorSarkozy: Crónica de una boda anunciada
Artículo siguienteHillary gana el pulso a Obama
Felipe José García

Criarse leyendo la TeleIndiscreta, pegado a la tele viendo Scooby Doo y Los Caballeros del Zodiaco marca para siempre. Tras muchas horas frente a la caja tonta ha llegado la hora de hablar de ella.

1 Comentario

  1. Yo también estuve allí… y tampco me gustaba. No es que ahora me vaya a poner a escucharlo, xo me gustó, desde donde yo estaba podía ver todo perfectamente y ver a miles de personas saltando o moviendo las manos es increible. Tb fui testigo de los bailes de las infantas, ajajaja. Eso si, las entradas un pelín caras… menudo caché que tiene…

    se me olvidaba! lo que más me gustó fue cuando mandó callar a la gente que empezó a dar palmas…

Dejar respuesta