Brian Wilson y la inesperada historia de Pet Sounds

0
268

La editorial Libros de Ruido publica Wouldn’t it be nice: Brian Wilson y la creación de Pet Sounds, la historia de uno de los mayores discos del pop internacional y su brillante creador.

libros1Hay veces que la historia ha jugado malas pasadas y la justicia ha sido ciega; por desgracia no han sido pocas. Y esto ha pasado en todo tipo de sucesos, desde nuestro día a día a la historia de la música. Pet Sounds es buen ejemplo de ello. Un disco de tal calidad, que me atrevería a considerarlo una obra de arte contemporánea, y su artífice, Brian Wilson, un jovencísimo Brian Wilson por aquel 1966, un auténtico iluminado de su tiempo y que, sin embargo, pasó tan desapercibido y fue tan rechazado que hoy día, tras la recuperación de su merecido reconocimiento, cuesta creerlo.

Brian Wilson, a pesar de las circunstancias que le rodeaban, que hasta podríamos decir que la vida le había maltratado, buscaba crear el álbum pop definitivo, de forma casi enfermiza, y eso no era cosa fácil. Tuvo contemporáneos como The Beatles que ejercían de implacable competencia creativa. Su obsesión era la canción, la melodía perfecta, el sentimiento y las armonías vocales llevadas a un nivel donde no hubiese rival (¿quién había capaz de igualar el nivel vocal de The Beach Boys?); y no hay más que escuchar cualquiera de las trece canciones que conforman Pet Sounds para darse cuenta que lo consiguió. Aunque en su momento no recibió el reconocimiento que se merecía, con el paso del tiempo se ha ido convirtiendo en una pieza fundamental de discografía de todo melómano, e incluso artistas y bandas de nuestra escena musical nacional reverencian la calidad del mismo; por poner un ejemplo, Guille Milkyway de La Casa Azul siempre ha confesado admirar la figura de Brian Wilson, al igual que Marc Ros (Sidonie) en múltiples entrevistas ha revelado su predilección por la melancólica Caroline, no que cierra el disco.

Wouldn’t it be nice: Brian Wilson y la creación de Pet Sounds es todo un regalo para todos aquellos que se han visto fascinados por la magia de los 36 minutos que dura el LP de The Beach Boys. Escrito de tal manera que lo devoras con urgencia, quieres saber más y conocer todo lo que pasó antes, durante y después de la grabación de Pet Sounds. Un repaso pormenorizado donde Charles L. Granata desvela secretos y detalles para muchos desconocidos o que sirven para complementar la leyenda del gran disco de aquellos chicos con voces prodigiosas. Quizá en algunos momentos se requiere del lector que sea conocedor del disco; Granata se adentra dentro de todos los detalles, tanto en aspectos contextuales como más estrictamente musicales, por lo que al menos les recomendamos que lo vayan escuchando mientras lleva a cabo su lectura para ir descubriendo y profundizando en él llevados de la mano del autor. La editorial Libros de Ruido ha lanzado este maravilloso libro tras publicar meses atrás Postales Negras de Dean Wareham y continúa con su valiente, admirable y necesaria tarea de traernos a nuestro idioma los mejores tratados sobre música pop hasta la fecha escritos. ¡Viva Libros de Ruido!

Imagen: Brian Wilson (The Guardian)

Dejar respuesta