Breve historia de una alpaca

0
330

AlpacaRecuerdo que ayer pastaba
sobre un jardín de metáforas,
soy de costumbres anáforas,
pastaba siempre y miraba.
Lo extenso, lo que me daba
la tierra en versos y flores.
Ayer, cuando unos señores
me abrazaron con violencia,
comprendí que la existencia
trasunta los sinsabores. 

Dentro de un saco me vi,
dentro de un saco lloré,
dentro de un saco (no sé),
mi vida rural perdí.
Taparon mi voz, sentí
sus manos torpes de pronto.
Dijeron un precio, un «monto»,
que mi lana era muy fina,
que mi carne se cocina,
que soy un animal tonto.

Un golpe seco en el ojo
me llevó al suelo en segundos,
lo que veía del mundo
era un futuro de rojo.
Que «avanza», que «animal flojo»,
que «descanse en el corral»
sin ver la luna total
ni a sus huestes estrelladas
(eran mis horas contadas
para vivir el final).

El resto será ya historia,
no quiero caer pesado;
moralejas se han contado
con tristeza y con euforia.
Solo tengo en la memoria
que metáforas comía,
que por caminos del día
le arañaba al tiempo risas,
que los trigos van sin prisa
en los campos de utopías.

Fuente de la imagen: Google Images

Dejar respuesta