Brasil perdona la deuda millonaria a los países africanos

0
157

Desde Brasilia han anunciado la condonación de $900 millones de deuda como parte de su estrategia de reforzar los lazos con el continente Africano. Entre los 12 países endeudaos se encuentra la república del Congo ($352m), seguida por Tanzania ($237m) y Zambia ($113m).

Foto cedida por Roberto Stuckert Filho/PRLa presidenta brasileña, Dilma Rousseff, hizo este anuncio, junto con el de la nueva agenda de desarrollo, el 24 de mayo aprovechando su visita a Addis Ababa con motivo del 50 aniversario de la Unión Africana (UA). Rousseff espera con estas medidas fomentar el comercio con dichos países, ricos en recursos naturales como petróleo, minerales o gas natural.

Las relaciones comerciales entre Brasil y África han incrementado de $5bn en el año 2000 a $26.5bn en 2012. Esta relación entre países es un ejemplo de lo que los economistas han denominado como Cooperación Sur-Sur (CSS) o America del Sur-África (ASA). Esta tendencia hacia la regionalización consiste en incrementar el comercio entre economías emergentes mediante inversiones conjuntas en energía y petróleo, e incluso un banco común.

Según los economistas, la crisis en países ricos ha acelerado el proceso de cooperación y comercio entre las economías del sur global. Los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sud África), acrónimo acuñado por los expertos para referirse a las cinco prometedoras potencias económicas de la actualidad, se han convertido en los principales inversores en África. Las relaciones diplomáticas van en incremento, con la apertura de nuevas embajadas en más de una quincena de países en África, convirtiéndose así en el país latinoamericano con más embajadas en el continente. Los otros países beneficiarios de esta iniciativa brasileña son Ghana, Guinea Bissau, Gabón, Costa de Marfil, la república de Sudan, Mauritania, Santo Tomé y Príncipe y la república democrática del Congo.

 Acorde a la ley brasileña, Brasil no podrá ofrecer nuevos préstamos ni asistencia financiera a países con una deuda fuera de lo normal. Brasil ofrece en la actualidad infraestructura y ayuda con programas agrícola y sociales. Un gran numero de empresas constructoras y de extracción ya están trabajando en la zona y están compitiendo con las firmas chinas que también han puesto el ojo en los abundantes recursos de la región. La ONG Human Rights Watch ha denunciado la decisión de la empresa brasileña minera de forzar el desplazamiento de más de 1,000 familias en Mozambique. En enero de 2013 un grupo de mozambiqueños bloqueó la entrada a la mina en señal de protesta por haber sido forzados a desplazarse. El precio de vivir ha incrementado debido a los costes adicionales que supone, para estos realojados, desplazarse hasta la capital provincial que antes tan cerca quedaba. Otros problemas como suelos menos fértil y escasez de agua agravan la situación.

Dejar respuesta