Borussia Dortmund, arrollando desde Westfalia

0
223

Tras la disputa de la 19ª jornada, ya se ha cumplido el paso del ecuador de la Bundesliga. El Borussia de Dortmund continúa al frente de la clasificación superando por 11 puntos al Bayer Leverkusen, el segundo clasificado, y 14 puntos por encima del máximo favorito, el Bayern de Münich. La distancia actual y sobre todo el buen juego del equipo de la región de Renania del Norte-Westfalia, hacen pensar que el título tiene un claro candidato.

El Borussia Dortmund es un club con mucha historia; fundado en 1909 ya celebró su centenario la temporada pasada. En su historia más reciente destaca la consecución del título de campeón de Europa en la temporada 1996/97 al vencer a la Juventus de Turín en la final por 3 a 1. Además consiguieron el triunfo en la Copa Intercontinental, la misma temporada, al imponerse por 2 a 0 al Cruzeiro de Brasil en la final. El triunfo europeo fue la revancha de la Copa de la UEFA que el equipo alemán perdió ante la Juventus cuatro campañas antes. En el 2002, ya dentro de la década recordada por todos, también perdió la final de la UEFA ante el Feyenoord de Rotterdam por 2 a 3. Aquel equipo contaba con jugadores de primer nivel de la talla de: Rosicky, Koller, Dedé, Amoroso, Lehmann o Ricken. Una final que tildó la temporada de agridulce ya que el triunfo europeo hubiera supuesto un doblete soñado junto al título en la Bundesliga 01-02.

Desde entonces, el equipo entró en problemas económicos y el fútbol se convirtió en algo secundario. En 2005 el equipo tocó fondo y se pensó en declarar al club en bancarrota ya que su endeudamiento alcanzó los 200 millones de euros. Eso se vio reflejado en la bolsa, la acción pasó de valer 11 euros en su entrada en bolsa en el 2000 a reducirse a 0’84 euros.

La temporada pasada el Dortmund terminó en el quinto puesto, clasificándose para la Europa League. Alcanzó los 57 puntos en la clasificación demostrando un estilo de juego en construcción que han llevado al máximo nivel esta temporada. Basta con decir que llevan ya 47 puntos en 19 jornadas, es decir, solo 10 puntos menos en la mitad de jornadas.

Este año el equipo se está mostrando intratable en la competición local. Tan solo ha perdido dos partidos y ha cedido dos empates y comanda la clasificación con un colchón de cuatro partidos. Todo esto sorprende, nadie pensaba que tras la venta de tantos jugadores importantes iban a ser las jóvenes promesas y los jugadores procedentes del equipo filial los que iban a sacar el equipo adelante a este nivel.

Es de destacar el trabajo realizado por su entrenador Jürgen Klopp, en su tercera campaña en el club, el ex jugador y entrenador del Mainz no había realizado en sus nueve años de trayectoria una temporada tan destacada; aunque hay que decir a su favor que desde su toma del club se han visto maneras. El estilo de juego del Dortmund resulta muy atractivo para el espectador. El equipo apuesta por un orden defensivo que sabe cuándo presionar y cómo apretar al rival. En ataque no les quema el balón en los pies, mantienen la posesión del balón mientras van creando y apareciendo constantes líneas de pases y asociaciones que sus movimientos crean.

La línea defensiva del conjunto de Westfalia es envidiable; Hummels y Subotic son dos centrales que alcanzan el 1’90 en estatura, muy seguros por arriba y eficaces a la hora de sacar el balón jugado. Los laterales Schmelzer y Piszczek tienen mucho recorrido y suponen una amenaza doblando la espalda de los extremos para sacar centros desde la línea de fondo.

En el centro del campo está la clave del funcionamiento de esta máquina amarilla. Por fin Sahin está al nivel que todo el mundo esperaba de él y junto a él Bender. Sahin es la clave de este equipo; él es el que maneja los tiempos del partido y lleva con maestría la manija de su equipo. Reparte juego, roba balones, inicia contraataques, llega desde la segunda línea y es el encargado de lanzar las jugadas a balón parado. Su socio es Bender, el socio perfecto, constantemente dibuja líneas de pase para que no se estanque el juego de su equipo. Además tiene un rigor y un orden táctico envidiable para su edad. En la media punta está tal vez, la mayor promesa de este equipo, Mario Götze de tan solo 18 años y ya internacional con la absoluta. Su constante movilidad le convierte en un jugador muy difícil de defender, juega muy bien al primer toque, es muy hábil en el contraataque y busca muy bien las paredes entre líneas rivales. Técnicamente es exquisito, posee un gran centro, muy buen control de balón y es muy preciso con sus pases. Algunos lo comparan con Özil por su visión de juego y su precisión en el juego. Con la edad que tiene está muy claro que será importante en el combinado nacional.

En la delantera está la magia, el paraguayo Lucas Barrios es el único ‘9’ claro del equipo. Muy bueno prolongando balones y fijando a los centrales, además de un fuerte disparo con ambas piernas. Por la izquierda entra Grosskreutz, que es un segunda punta desde la banda, es un caza goles y un luchador. Dos polacos, además del lateral derecho Pisczcek, destacan; por un lado Lewandowski que tiene facilidad para marcar y que suele entrar desde el banquillo y también Blaszczykowski (Kuba en la camiseta) que desde el extremo derecho desborda gracias a su tremenda velocidad. Finalmente está Kagawa que es el segundo punta, el jugador japonés está rindiendo a tal nivel que se ha hablado de interés por parte del Real Madrid y de los grandes de Europa. El nipón destaca por su astucia y su lectura del juego, siempre está bien colocado y cuando su equipo roba balón su verticalidad es un peligro. Además es muy técnico, define como un goleador y asiste como un mediapunta.

En la última convocatoria de la Selección alemana, cuatro eran los jugadores que procedían del Borussia Dortmund: el lateral zurdo Schmelzer, el central Hummels, Götze y Grosskreutz. Joachim Low, seleccionador alemán, sabe que es importante para el futuro de la Mannschaft que estos jugadores sigan desarrollándose en su club actual y ya les ha demostrado su apoyo a través de la internacionalidad.

En definitiva, este es un equipo para enamorar, para los amantes del buen fútbol y para los que apuestan por la cantera como fábrica de jugadores para el primer equipo. Además su espectáculo tiene lugar en uno de los mejores campos de Europa: el Signal Iduna Park (más conocido como Westfalenstadion), con capacidad para 83.000 aficionados que siempre cuelgan el cartel de ‘no hay billetes a la venta’. En media vuelta el Dortmund  ha sido el equipo que más goles ha marcado y el que menos ha encajado. Aún queda mucha tela por cortar y muchos puntos por sumar, pero si ellos siguen jugando fieles a su estilo este equipo alcanzará su techo, espero verlos en le próxima Liga de Campeones. Tal vez ese sea el momento para que muchos aficionados disfruten y admiren a este equipo formado a partir de la filosofía de cantera y por la apuesta de jóvenes valores, tanto alemanes como internacionales.

Fuentes del Texto: L’Equipe, AFP, Web Ofcial del Borussia Dortmund

Imágenes:

football-int.blogspot.com

trequartistaclasico.wordpress.com

Dejar respuesta