Borja Hermoso: “Hay que explosionar el periodismo y comenzar de nuevo”

1
593

El pasado martes, los directores de la sección de cultura de El País, El Mundo, ABC, COPE y Cuatro charlaron en la Casa del Lector sobre la situación del periodismo cultural, las amenazas, los errores y sus virtudes. El discurso crítico pero optimista dio un balance que hace dudar de la durabilidad de las secciones de cultura en el papel pero que tiene un horizonte al que enfocarse en la plataforma digital.

auditorio
Auditorio de La Casa del Lector.

¿Qué es la cultura? Se preguntaban los ponentes al comenzar la conferencia que se enmarca en el ciclo Periodistas y Periodismo organizado por IPECC, EFE y la FAPE. El chileno Alejandro Jodorowsky una vez definió la cultura como “lo único que queda después de que todo se derrumba”. A partir de ahí, los diferentes oradores pusieron en alto el valor de la cultura incluso en momentos de crisis como el que vivimos.

César Antonio Molinos, Director de la Casa del Lector, aseguró que en el pasado la cultura era “el prestigio, la inteligencia”. Ahora, en cambio, se “quiere hacer un cóctel de cosas”, tal como lo ilustró Mario Moros, de la sección cultural de Cuatro, donde a veces “se ponen cosas como un pato persiguiendo a un gorila”. “El entretener está muy arriba cuando se hace televisión”, se lamenta.

Ramón García, de la COPE, hizo hincapié en la importancia objetiva que tiene la cultura en España. “Más de 40.000 millones de euros mueve el negocio cultural en nuestro país”. Sin embargo, esta cifra llevó a concluir a Moros que “la intelectualidad se ha convertido en un negocio más que se rige por las leyes del mercado”.

“Querer hacer periodismo cultural en la actualidad es como ir a una carrera de caballos con un caballo de cartón… y creer que vas a ganar”, sentenciaba Moros entre las risas de los presentes. Jesús García Calero, jefe de la sección de Cultura del ABC, se mostró también pesimista: “no podemos combatir cuerpo a cuerpo con secciones como Política”. También agregó que ahora “ya no importa el criterio cultural solamente, sino también la audiencia y el éxito que el artículo pueda tener en la web y en las redes sociales”.

Borja Hermoso
Borja Hermoso.

Borja Hermoso, del diario El País, hizo una crítica más general a la profesión. “En nuestros días se hace más mal periodismo que buen periodismo. Los periodistas hemos perdido prestigio. Ahora el periodismo de investigación, por ejemplo, se ha quedado en el hecho de que alguien te llama y te da unos papeles”, afirmó duramente. “A mí en el Ministerio de Cultura hace unos años me decían que todos (periodistas y artistas) estábamos en el mismo barco. Pues no, yo le dije que siempre que escribiera, lo haría con perspectiva”. Sin matiz alguno, Hermoso opinó que “hay que explosionar el periodismo y comenzar de nuevo”.

La visión de futuro del periodismo cultural pasa por adaptarse a los nuevos medios y a las nuevas necesidades de la audiencia. Mario Moros aseguró que “no hay que renunciar a la altura de los temas, sino adaptar el lenguaje”. En la misma línea, Manuel Llorente, del diario El Mundo, defendió la idea de que “no hay que dar más noticias, sino ir más lejos, profundizar”

García Calero afirmaría que “la información interesa y circula como nunca antes”, pero esto no está siendo aprovechado por los medios, todo lo contrario. Los cuatro expertos del periodismo cultural admitieron que en los últimos años ha habido una fuerte pérdida de credibilidad y calidad. “Es como si estuviéramos tratando de salir de una cueva sin luz y lo único que se nos ocurre es prender fuego a los mapas”, concluyó Mario Moros.

Fotografía: Alejandro Borjas

1 Comentario

  1. Jajaja, el cinismo de Borja Hermoso. Pedro Almodovar dijo de el que tenía un estilo macarra y es cierto. Este el periodismo de investigación no lo ha visto en su vida…Al final, le han echado por esa praxis suya tan”extraña” y poco profesional. Y mucho han tardado. Sería bueno que contaran por qué publicaba unas cosas, por muy falsas que fueran, y no otras. Y ya puestos, por qué son tan amigos Boyero y él, que eso ya lo dice todo

Dejar respuesta