Boko Haram impone su ley radical en uno de los campamentos de refugiados de Chad

0
105

El grupo islamista nigeriano Boko Haram, en proceso de instauración de la insurgencia más brutal en África, ha vuelto a aterrorizar al continente con un ataque contra un campamento de refugiados nigerianos en Chad, en la localidad de Ngouboua.

La banda yihadista Boko Haram asaltó la noche del pasado 12 febrero el poblado de Ngouboua, situado en la costa del lago de Chad. Una treintena de yihadistas a bordo de piraguas con motor cruzaron el lago Chad hasta llegar al pueblo, causando una vez allí un número indeterminado de heridos y al menos cuatro muertos. En la localidad de Ngouboua se encontraban alrededor de 3.000 nigerianos refugiados que habían huido de los ataques radicales que estaban acometiendo los terroristas islámicos en la mayoría de las poblaciones al norte de Nigeria. La situación en el norte de Camerún es de máxima tensión, También en el sureste de Níger, en concreto en la zona de la ciudad fronteriza de Diffa, que ha sido objeto de cuatro incursiones de la secta en estas semanas.

El paso de la banda radical por la población ha dejado una imagen parcialmente destruida, ya que además del ataque en el campamento de refugiados en Ngouboua, los yihadistas asaltaron un campamento militar cercano. Aunque el ejercito chadiano contestó con rapidez al ataque y pudieron destruir las embarcaciones, no se puede confirmar que existan bajas entre los yihadistas que realizaron dicho ataque.

Boko Haram ha reivindicado el ataque como una amenaza por parte de la organización terrorista, ya que Chad es el país que más ha cooperado en el combate contra esta organización ilícita. El líder de la secta islamista radical, Abubaker Shekau, aseguró en uno de sus últimos videos que impondría más violencia si seguía la fuerza militar conjunta integrada por Chad, Níger, Nigeria, Bennin y Camerún, que se creó con el fin de terminar con este grupo terrorista.

Un califato de 20.000km cuadrados

El grupo islamista de Boko Haram, busca como objetivo instaurar un Estado Islámico en el noroeste de Nigeria. Pero no se han detenido en un área geográfica delimitada, sino que avanzan invadiendo campamentos de refugiados, algunos con más de 7.000 desplazados que han huido de Nigeria. Ha multiplicado el número de operaciones mortales que comenzaron hace seis años, entre ellos los atentados suicidas en lugares masificados como el de esté domingo en Potiskum, uno de los mercados de la capital económica del estado de Yobe. Cabe recordar que para reproducir esos ataques suicidas la banda de Boko Haram mantiene a centenares de niñas secuestradas con el fin de usarlas como armas por la lucha de la imposición de un Estado Islámico.

La banda terrorista había tenido la comodidad para campar a sus anchas en el noroeste de Nigeria debido a la porosidad de las fronteras y de la inexperiencia del Ejército nigeriano. Sus ataques son cada vez más devastadores ya que desde principios de enero consiguieron controlar una quincena de localidades abarcando un territorio de unos 20.000 kilómetros cuadrados en el que la banda yihadista ha proclamado su califato. Un motivo más que suficiente para la creación de una fuerza militar unificada con un total de 8.700 efectivos de la Unión Africana (UA).

Desde comienzos del año 2009, la banda terrorista de Boko Haram ha terminado con la vida de 13.000 personas y ha provocado más de 1,5 millones de refugiados. El terror ha ido en aumento en Nigeria, donde se han concentrado los atentados de diversa índole perpetrados por el grupo de insurgentes islamistas. Después de que el gobierno nigeriano declarase en el año 2011 el estado de emergencia en cuatro estados del norte del país (Plateau, Niger, Yobe y Borno), la banda yihadista nigeriana de Boko Haram extendió por primera vez su ataque al país vecino de la República de Chad. Con esté ataque Chad se convierte en el tercer país que ha sufrido los ataques por parte del grupo terrorista además de Nigeria.

 

Dejar respuesta