Blue Jasmine: Woody Allen, el drama y la ambición

0
114
  • blueTítulo original: Blue Jasmine
  • Estreno en España: 15/11/2013
  • Dirección y guión: Woody Allen
  • Fotografía: Javier Aguirresarobe
  • Reparto: Cate Blanchett, Alec Baldwin, Sally Hawkins, Bobby Cannavale, Peter Sarsgaard
  • Género: comedia dramática

Pocos cineastas hay que puedan repartir su talento entre dos géneros tan dispares como son comedia y tragedia y que aún así ofrezcan una producción de la talla del maestro neoyorquino. Allen marca con esta cinta su regreso al drama, género que abandonó tras Cassandra’s Dream.

La historia es la de Jasmine, una mujer de alta clase caída en desgracia tras una relación no correspondida con un magnate de las finanzas. Más que lamentarse de su nueva posición en lo más bajo de la cadena alimenticia, se dispone a remover cielo y tierra para recuperar su perdido estatus social, y guiada por una ambición tan egoísta como en ocasiones desquiciada, trata de remontar el vuelo sin ser consciente de que en realidad nunca ha tenido alas.

Tras hablar sobre las relaciones de pareja con sus últimas producciones y reflexionar sobre la nostalgia y el sentido de la realidad con Medianoche en París, Allen regresa su mirada a lo que en el fondo ha sido siempre el foco de su cine: el ser humano, aquél gran idiota. La psique de Jasmine inicia un descenso hacia la autodestrucción, mezclando un alegre pasado construido sobre una casa de naipes con un presente donde ella no es nadie y sólo puede servir y aspirar a ser. Blanchett interpreta con corrección a una mujer despreciable pero humana, que tropieza y no aprende, y ejerce de símbolo para una historia sobre cómo el egoísmo y las falsas ilusiones no llevan sino a la caída. Dice el sabio que no es rico aquél que más tiene, sino el que menos necesita, y Allen se toma a pecho esta lección a la hora de rodear a su protagonista de unos personajes contentos en su mediocridad. Ya lo decía en Conocerás al hombre de tus sueños o Si la cosa funciona: los humildes heredarán la Tierra.

Si bien puede antojarse plana y lineal como conjunto, y no hay una evolución propiamente dicha en ninguno de sus personajes, son los hechos y los baches que sufre el cuerpo de este drama más que correcto, que si bien no alcanza la amargura, la tensión o la calidad de su etapa londinense, hace que abandonemos la sala comprendiendo  que a veces, en la vida, es bueno conformarse.

Cartel: Sony Pictures / Gravier Productions / Perdido Productions

Dejar respuesta