“Blancanieves (mirror, mirror)”, una perspectiva más realista y actual del clásico de los hermanos Grimm

0
199

Cartel de la película

El próximo viernes tendrá lugar el estreno de Blancanieves (mirror, mirror), una innovadora visión en carne y hueso del cuento clásico de los hermanos Grimm. Comedia, acción, intriga y romanticismo son los cuatro ingredientes imprescindibles de este filme que, junto con la viveza en la interpretación de Julia Roberts como madrastra y la elocuencia de la joven actriz Lilly Collins como la princesa desheredada, hacen de este largometraje una obra de arte para disfrutar con toda la familia.

El argumento se centra en las artimañas de la avariciosa madrastra para desterrar a la hermosa princesa Blancanieves cuando ésta se queda huérfana. El fin no es otro que el de establecerse como dueña y señora de todo el reino, pero cuál será su sorpresa cuando se da cuenta de que la resuelta muchacha, lejos de resignarse, logra ganarse la ayuda de los siete enanitos guerreros que la ayudarán a enfrentarse a la malvada reina.

La lucha por la supervivencia y el amor verdadero mantiene la esencia de los cuentos de hadas infantiles, sin olvidar la moraleja sobre los celos, la codicia y la traición.

Una diferencia esencial respecto al cuento es que la película retoma la imagen de la madrastra desde el punto de vista del poder, y no de la vanidad. Es decir, lo importante no consiste en dilucidar quién es la más bella del reino, sino conseguir la posición social de reina a través de la personalidad carismática de la madrastra.

Julia Roberts y Lilly Collins

Otro personaje vital de la película es el Príncipe Azul, interpretado por Armie Hammer. El pretendiente se bate entre el hechizo de la madrastra y el amor por la protagonista, mientras que se suceden situaciones inverosímiles en las que el humor juega un rol protagonista. En definitiva, el príncipe es la unión de un miembro de la realeza, con la dignidad que ésto confiere, y un bufón.  

Asimismo, la película también reinventa a los siete enanitos, convirtiéndoles en una banda de malhechores que recurren al crimen después de haber sido ultrajados y desterrados del pueblo, todo por no poseer un físico bonito y una estatura normal. 

Gracias a estos siete personajes se produce  el gran cambio de Blancanieves, que empieza siendo una inocente muchacha encerrada en una jaula de oro para convertirse en una mujer independiente y resuelta que sabe cuidarse lejos de las murallas de palacio. Esta transición personal tiene mucho que ver con la ayuda que recibe de los enanitos, pues serán quienes le enseñen a sortear las dificultades, luchar con espadas, hacer trampas y aprender a confiar en sí misma.

Este nuevo giro argumental ha sido posible gracias al trabajo del director Tarsem Singh, conocido también por la dirección de la película de acción Inmortals. Singh consigue dar a sus planos una luz y un color con los que enmarca muy bien los estados de acción de la película, aportándoles una gran riqueza y fuerza visual.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=mjFSAAPwtpQ[/youtube]

Imágenes: Tripictures

Dejar respuesta