La reciente crisis económica ha provocado una tendencia en las empresas a despedir a parte de su plantilla y contratar a becarios en su lugar. Esto ha repercutido en una reducción de los costes laborales de las entidades y en una situación de precariedad para los alumnos que realizan prácticas extracurriculares en las mismas.

Mediante una recogida de datos verídicos y un análisis de la realidad que sufren muchos jóvenes en la actualidad, este reportaje pretende ilustrar, a partir de una historia ficticia, estas circunstancias.

caso

Adela Luján, la última vez que fue vista se dirigía a realizar sus prácticas universitarias. Terceras personas aseguran que trabaja más horas de las que debería.

Pero… ¿Cómo llegó a esta situación?

Tras enterarse de la desaparición de Adela, Eduardo Robaina, compañero de prácticas, denuncia su desaparición y las condiciones en las que se encuentran los becarios. Eduardo busca más apoyos a través de su iniciativa #GratisNoTrabajo en change.org.

 

Con la denuncia de Eduardo Robaina se consigue dar más visibilidad a este problema y salen a la luz más casos como los de Adela Luján, que demuestran que no es un hecho aislado sino un fenómeno frecuente.

Se crean una serie de encuestas para buscar un denominador común y un perfil de víctima. A raíz de éstas se confirma que ocurre en toda España y en todas las ramas universitarias.

En las declaraciones tomadas a las víctimas se señala como culpables a diferentes instituciones, sin embargo, éstas niegan su responsabilidad atribuyéndosela a otros.

apm

Las víctimas, como Adela, no deben olvidar que hay unos decretos que regulan estas prácticas. Las instituciones se rigen por diferentes políticas que han ido surgiendo, y lejos de mejorar la situación la han empeorado.

politicas

Nuevos actores acuden a Comisaría con sus propuestas para resolver el caso… En la última campaña para las elecciones del 20 de diciembre, los principales partidos políticos de España han incluido en sus programas electorales medidas orientadas a dar una solución a esta problemática.

 

Nos hubiera gustado resolver el caso de Adela, pero la solución no está a nuestro alcance. Esta situación es la que viven cada día miles de becarios en nuestro país llegando a superar, en muchas ocasiones, la realidad a la ficción.

Dejar respuesta