Bebe: “Quería hacer algo que no había hecho antes, eso no significa que haya transgredido nada”

0
163

Bebe

Bebe acaba de publicar su tercer trabajo discográfico, Un pokito de rocanrol, con once nuevas canciones grabadas el pasado año en los Studios Ferber de París, Francia, y producidas por Renaud Letang. El resultado final supone un cambio radical en su música, una exploración por campos sonoros que hasta ahora no eran habituales en su carrera musical, algo que ha sorprendido a propios y extraños, creando una expectación inusual a su alrededor.

La cantante extremeña se encuentra muy orgullosa y muy feliz con su nuevo disco, presume de ello y no lo oculta en ningún momento. Ahora más que nunca, reafirma sus valores como ser humano y como artista, desdeña cualquier atisbo de polémica creada a su alrededor y se centra ya en la preparación de su nueva gira, que comenzará en Sevilla el próximo viernes 10 de febrero.

Acaba de presentar su tercer disco, Un pokito de rocanrol. ¿Ha llegado el momento de evolucionar en su sonido hasta llegar a este punto?
Para mí sí, por eso lo he hecho así. Quería hacer algo que no había hecho antes, eso no significa que haya transgredido nada, no me lo planteo siquiera, simplemente he intentado hacer algo que me apetecía muchísimo y que no sonara igual que lo anterior. La vida va cambiando y uno va creciendo, las circunstancias que uno va viviendo es lo que te hacen que esas cosas cambien. Evidentemente, ahora leo las cosas de otra manera, y mis prioridades han cambiado desde que soy madre, pero para mí sólo ha cambiado la lectura, el humor negro mucho más afilado, y eso se refleja también en la música.

“K.I.E.R.E.M.E.” es su carta de presentación, con una actitud rebelde, inesperada y un poco punk. Muchos lo han catalogado como un tema arriesgado y muy distante de su elegante pop rock de raíces. ¿Cómo lo definiría su propia creadora?
Yo la definiría como una pataleta de una niña chica pidiendo que la quieran, que la mimen. Me encanta “K.I.E.R.E.M.E.”, de hecho me apetecía que fuera la primera canción porque me parecía súper alegre, y dice cosas bastante más profundas de lo que parece, lo que pasa es que está dicho con palabras muy sencillas, con una lectura muy diferente. Antes, la lectura en todas las cosas que hacía era mucho más melancólica, y aquí lo que hay es mucho humor, otra manera de pedir o decir las cosas.

Bebe - "Un pokito de rocanrol"

Para este trabajo ha cambiado su constante en la producción, de Carlos Jean ha pasado a trabajar con el francés Renaud Letang. ¿Cómo surgió esta elección de productor?, ¿en qué aspectos artísticos se fijó para trabajar con él?  
En nada, quería trabajar con alguien que no supiera nada de mí ni yo de él, porque así evitaba ideas preconcebidas, prefería ir a la aventura. Hay un cambio muy radical, con Carlos aprendí a trabajar mucho con programaciones, y con Renaud todo ha sido más orgánico, que era lo que yo quería en este momento, que todo fuera tocado y la energía fuera de otra manera. En este disco llegué con las canciones palmeadas en la grabadora, cambiando los ritmos o las estrofas para hacerlo de guía, después Renaud, los músicos y yo hablábamos, yo les decía por aquí y ellos proponían, después nos metíamos a grabar directamente la primera parte y ya sobre eso currábamos. Eso ha sido súper chulo, ha sido una manera de aprender a mantener la concentración muy clara pero sin ningún estrés. Y luego el maravilloso mundo de las teclas que en los anteriores discos no las había utilizado apenas, y aquí Renaud es muy bueno. Por eso el teclado y la batería son los grandes protagonistas para mí en este disco.

Phil Manzanera, el que fuera guitarrista de Roxy Music, fue una de las primeras opciones para producir su nuevo disco. ¿Qué ocurrió al final para que se descartara su producción?
Empecé a enredar un poquito con Phil, que es maravilloso, y me ayudó un poco a engranar la maquinaria otra vez, a ponerme a currar porque había salido del embarazo y tenía que empezar. Me fui allí con él un par de semanitas y enredamos un poco, pero él y yo estuvimos hablando y no llegábamos a ningún lugar. No tuvimos ningún mal rollo ni nada, pero me vino muy bien todo lo que es ponerme a trabajar ya, irme a Londres y empezar a ponerme en marcha.

Después se fue a París para grabar en los Studios Ferber, sin más equipaje y compañía que su voz y sus composiciones. Hay que reconocer que le echó valor y coraje… 
Pero no hubo soledad, en París éramos cinco personas trabajando todo el rato en el estudio. Curraba sola antes de irme para Francia, y luego me fui en tandas de una semana o diez días. Antes de irme yo llevaba cinco temas ya preparados, pero no llevaba apenas nada grabado, sólo la melodía y la música en la cabeza. Como en la primera semana fluyó muy bien todo ya fui con ritmo y con energía, ni siquiera tenía que irme a ningún lado, aprovechaba las noches que mi hija dormía (risas) y curraba, luego me volvía a París y seguíamos trabajando. La verdad es que ha sido muy chulo, cuando tienes que aprovechar el tiempo al máximo es otra manera de trabajar y te das cuenta de que puedes organizarte y aprovecharlo, pero tienes que estar concentrada.

Allí grabó con el propio Renaud Letang y con músicos de su equipo. ¿Qué le aportaron ellos a su música además de un sonido más percutido?
Muchísimo, la energía tocada que es más fuerte. Se nota muchísimo porque Renaud tiene un equipo de varios músicos que trabajan juntos desde hace muchos años, y ellos fueron los que hicieron el disco conmigo. Son unos tipos maravillosos y rápidos, gente que está muy acostumbrada y muy centrada, por eso son muy rápidos y muy frescos a la hora de coger las cosas, incluso ellos proponen. Tienen mucho que ver en este disco, además me divierto mucho con ellos. Tenía muchas ganas de trabajar con gente totalmente diferente.

Bebe

Con la perspectiva del paso del tiempo, ¿está contenta con el resultado final?
¡Contentísima!, me encanta. Me hubiera quedado un año entero allí viéndolos trabajar sentada en un sofá maravilloso que hay allí echo polvo.

El pasado 29 de noviembre presentaba su nuevo trabajo discográfico ante la prensa y después llegó la controversia, que finalizó con un “hijos de puta” o “que os follen bien a todos”. ¿Por qué ese comportamiento tan agresivo contra la prensa?
No, por lo visto aquello sólo se lo dije a un periodista, pero tal vez se lo tenía que haber dicho, es el único que se ha ofendido, es el que tenía ganas de gresca porque yo no se lo dije insultando a nadie. Es una jerga que utilizo muchísimas veces en los conciertos, y a mí no se me ocurre decirle a nadie “hijo de puta” sino tengo por qué, y menos en la presentación del disco, tonta tampoco soy, no voy buscando camorra, es algo ridículo.

El próximo 10 de febrero comienza su gira de presentación en Sevilla, ¿cómo está preparando los temas de su nuevo disco para trasladarlos al directo?,
Estamos ensayando mucho. Las canciones quiero que suenen lo más fiel al disco, porque me apetece mucho y es un currazo, pero mola. Lo bueno que tiene el directo es que a lo largo de la gira las canciones se vuelven mucho más libres y ya puedes darles la vuelta como ha pasado en los otros discos. Pero en estos primeros conciertos quiero que suenen lo más fiel posible, para coger seguridad y ritmo con ellos, y luego irlos mezclando de forma más alocada con las otras canciones.

¿Eliminará de su repertorio en directo sus temas más antiguos?
No, para nada, todo lo contrario, ahora ya tengo más canciones y es mucho más divertido. Ahora puedo utilizar en un concierto unas canciones o si me apetece otras, eso es lo bueno, que hay más variedad. Y también ha pasado más tiempo del primer disco, y de repente se rescatarán más de las antiguas que hace tiempo que no se tocan. Algunas se adaptarán y otras no, pero según salgan.

+ Info Bebe:
Página web oficial.
Facebook.
Twitter.

+ Info gira Un pokito de rocanrol:
10 de febrero – Sala Custom – Sevilla.
11 de febrero – Sala Paris 15 – Málaga.
17 de febrero – Festival Mil-Lenni – Barcelona.
24 de febrero – Sala Oasis – Zaragoza.
25 de febrero – Sala Jimmy Jazz – Vitoria.
01 de marzo – Sala Joy Eslava – Madrid.
28 de marzo – Sala Crocus City Hall – Moscú.
29 de marzo – Sala Kosmonavt Club – San Petersburgo.
13 de abril – Valladolid.
14 de abril – Sala Oh! – León.
20 de abril – Teatro López de Ayala – Badajoz.
21 de abril – Sala Metrópolis – Córdoba.
27 de abril – Escenario Santander – Santander.
28 de abril – Sala Casino Acapulco – Gijón.

Bebe – “K.I.E.R.E.M.E.”
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=v7ebLeAI3Pg&list=UUjasHcRaBVXt9RmBXW3brjw&index=1&feature=plcp[/youtube]

Fotografías: Carmen García Pintado.

Compartir
Artículo anteriorCientíficos del CSIC viajan a Marruecos para estudiar el río Qued Moulouya
Artículo siguienteIntermón Oxfam vuelve con una nueva edición de la Trailwalker
Óliver Yuste es licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Su experiencia profesional como periodista se ha desarrollado en diversas publicaciones periódicas como las revistas culturales Experpento o Paisajes Eléctricos Magazine, las revistas universitarias La Huella Digital, Punto de Encuentro Complutense y mÁs UNED, o la colaboración como escritor en la revista literaria chilena Cinosargo, además de mantener sus propios blogs, como la bitácora personal donde se ahogan los gritos de mi mitad. En estas publicaciones en soporte papel y digital se divulgan algunos de sus artículos periodísticos de opinión, críticas y entrevistas musicales, además de artículos literarios como relatos cortos, cuentos y poesías. También está dedicado a la creación literaria como escritor de novelas y poesía, una faceta en la que cuenta con el libro de cuentos Azoteas, en proceso de edición, y la publicación del cuento "La Libertad de Ser Feliz" en el libro Cuentos Selectos III, publicado en 2002 por la Editorial Jamais. Además de ser galardonado en algunos certámenes literarios: Primer Premio de Poesía Ramiro de Maeztu 1997, Premio Accésit del IV Concurso de Redacción "El Teatro Clásico en Escena 1997" o Finalista en el Concurso de Relatos Cortos "Premios Jamais 1999".

Dejar respuesta