Bayern de Múnich, ¿la próxima hegemonía del fútbol mundial?

1
222

El dominio del equipo bávaro es evidente, ya que son los actuales campeones de Europa, esto podría tener su continuidad en los próximos años. De momento son líderes indiscutibles de la Bundesliga, han pasado como primeros de grupo en Champions y espera rival en Octavos, además de estar en cuartos de final de la copa alemana. Estos datos de momento no hacen más que confirmar la posible hegemonía. 

Exterior del Allianz Arena, estadio donde el Bayern de Múnich disputa sus partidos como local. Foto: Richard Bartz (Makro Freak)
Exterior del Allianz Arena, estadio donde el Bayern de Múnich disputa sus partidos como local. Foto: Richard Bartz (Makro Freak)

Mucho se hablaba sobre si este equipo tendría margen de mejora con la llegada de Pep Guardiola este verano pasado, ya que todos habían visto al equipo de Jupp Heynckes ganar de forma brillante la Copa de Europa con una semifinal histórica en cuanto a resultado y juego ante el Barça.

Es indiscutible es que Guardiola llegó a un equipo ganador, también lo es que a ese equipo se le prevé un futuro asombroso. Su camino en el club alemán empezó con derrota tras perder la Supercopa alemana ante su máximo rival actual, el Borussia de Dortmund; pero posteriormente, gracias a buenos resultados y buen fútbol, ha ido convenciendo al público alemán. Resultados que hicieron conseguir títulos como la Supercopa de Europa ante el Chelsea o triunfos abultados en Bundesliga como el pasado 0-7 en Bremen o la victoria 1-3 en casa del Manchester City en Champions League que no han hecho más que ir depositando más confianza al ex entrenador culé.

Los jugadores que conforman este Bayern son muchos y muy buenos, Pep sabía que tenía que hacer pocos cambios en el actual campeón europeo, y así lo ha hecho. Cambios como la presión y el adelantamiento de la defensa unos metros, jugadores como Dante y Boateng han tenido que aprender rápidamente este concepto tan arraigado en su filosofía, tal y como lo demostró en Can Barça en su etapa anterior. Otro de ellos fue el cambio de rol de Phillipp Lahm. Un lateral reconvertido a mediocentro que deslumbró en los partidos ante el City o el liguero ante el Schalke. Seguramente no disponga de ese último pase tan característico de un medio, pero dispone una cualidad innata para cortar contragolpes o iniciar cualquier jugada de peligro. Otra modificación muy evidente también ha sido la mayor subida y movilidad de los laterales, tanto Rafinha como Alaba han ganado mucho, sobre todo este último, ya que gracias a esta nueva posición ha podido encontrarse en varias ocasiones con el gol.

Junto a estos cambios, poco tenemos que comentar que no se sepa ya sobre su triplete atacante: Arjen Robben, Franck Ribéry y Mario Mandzukic. Los dos primeros suman de momento este año 19 goles en todas las competiciones y fueron artífices destacados de los éxitos del Bayern del año pasado. Gracias a esto, Ribéry peleará en Zúrich junto a Cristiano Ronaldo y Messi por el FIFA Balón de Oro 2013. En cuanto al killer croata es el máximo goleador del equipo, cuenta con 9 goles en la Bundesliga y es el encargado de finalizar todas las jugadas del conjunto alemán. Además de todos ellos la incorporación del jovencísimo Mario Gotze sumado a la veteranía de Bastian Schweinsteiger dan un equilibrio magnifico a la medular.

Todo esto no son más que alicientes para pensar, más viendo como terminó la temporada pasada (con tres títulos: Champions, Bundesliga y Copa Alemana), que a este Bayern de Múnich le queda mucha cuerda y que su dominio mundial solo acaba de comenzar.  El último partido jugado, y ganado, por 3-1 ante el Hamburgo en casa le sirvió para afianzarse en el liderato de la Bundesliga. La próxima cita liguera será el 25 de enero ante el Borussia de M´Gladbach, tras la vuelta del parón de Navidad. 

1 Comentario

Dejar respuesta